"La enfermedad del domingo", catártica Bárbara Lennie - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

“La enfermedad del domingo”, catártica Bárbara Lennie

“La enfermedad del domingo”, catártica Bárbara Lennie

El domingo por la tarde puede significarlo todo o nada. El día en que uno puede ser como realmente es. Es el único día que puede aprovecharse como a uno le venga en gana. Hay quien exprime la jornada al máximo intentando demorar el lunes, otros prefieren organizar la semana siguiente y otros… esperan frente a

El domingo por la tarde puede significarlo todo o nada. El día en que uno puede ser como realmente es. Es el único día que puede aprovecharse como a uno le venga en gana. Hay quien exprime la jornada al máximo intentando demorar el lunes, otros prefieren organizar la semana siguiente y otros… esperan frente a la ventana. Es el caso de Chiara (Barbara Lennie), en La enfermedad del domingo, el nuevo film de Ramón Salazar estrenado en la Berlinale.

Chiara fue abandonada una tarde de domingo, cuanto tenía ocho años, por su madre Anabel (Susi Sánchez). Treinta y cinco años después, Chiara aparece en la vida de su madre y la invita a pasar diez días juntas, no obstante tiene un propósito oculto que hará que madre e hija se muevan entre el desconcierto y la curiosidad.

Aparentemente, la trama del filme no tiene nada de excepcional –centrada en la carencia de afecto entre una mujer y su madre, que la abandonó cuando era pequeña. Sin embargo, con La enfermedad del domingo Salazar presenta un relato catártico que mantiene la tensión en todo momento hasta asfixiar. Una obra aplastante, elegante y sensible donde las estructuras narrativas y el uso de la cámara es distinto a lo visto en Piedras o 10.000 noches en ninguna parte.

Como en todo reencuentro forzado, la trama está cargada de rencor, miedo, incertidumbre e ira. Salazar presenta un texto intrigante y a ratos perturbador, más interesante en lo que sugiere que en lo explícito; un drama intimista contenido en un terror psicológico a lo Ingmar Bergman.

La relación madre e hija es tóxica y demoledora, ahí es donde reside la clave del film. Dos mujeres muy opuestas, Anabel, llena de ambición y Chiara, a quien la sensación del domingo lleva desgárrandole el alma durante toda su vida. A su vez, el vestuario y los decorados hablan por ambas. El entorno de Anabel es estiloso, elegante y novedoso; en cambio el de la hija es nostálgico, evoca a los recuerdos, resistiéndose al paso del tiempo.

Las dos mujeres evolucionan de un modo casi destructivo. Susi Sánchez, que repite con Salazar después de 10.000 noches en ninguna parte, deja la soberbia a un lado y avanza hacia la ternura que nunca sintió por su hija. Por su parte, Bárbara Lennie firma una interpretación que evidencia que lo suyo son las personalidades atormentadamente complejas.

la-enfermedad-del-domingo-cine-elhype

La enfermedad del domingo. | Caramel films

El tándem femenino se completa con la actuación del argentino Miguel Ángel Solá, que encarna al marido actual del personaje de Susi Sánchez, quien igual que ellas, también tiene aquello que callar. Todo envuelto en escenarios catalano-franceses, presentados a través de una fotografía elegante y pulcra.

Una historia completada por el corto del mismo autor El domingo, que es la precuela de la historia que narra este puñetazo en el estómago que supone el largometraje.

El director volvió al certamen internacional de Berlín, dieciséis años después de participar en la Sección Oficial con su ópera prima Piedras, film que le valió también una nominación al Goya a la Mejor Dirección Novel.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

A contratiempo – IVAM

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Qué pasó con Michael Jackson

Nuestros autores