fbpx

Cine y TV

“Una gran mujer”: Balagov se consagra

En Director's Cut, Cine y TV 17 diciembre, 2019

Eva Peydró

Eva Peydró

PERFIL

Una gran mujer es la segunda película del director ruso Kantemir Balagov, cuyo debut hace dos años, con Demasiado cerca (Tesnota, 2017) consiguió el premio del jurado Fipresci en Un Certain Regard, revalidándolo con su nuevo filme, que merecía por otra parte haber competido en Sección Oficial de un Festival de Cannes que le concedió el merecido premio al mejor director.

En esta ocasión, el discípulo de Sokurov renueva en cierta forma su interés por el retrato de la angustia de una mujer joven, abrumada por su pasado y sus circunstancias, explorando ahora las consecuencias de la guerra en una descripción sobresaliente del estrés post-traumático, como intrahistoria a años luz de la épica guerrera.

Una gran mujer (Beanpole) (Kantemir Balagov, 2019)

Un guion minucioso, como lo es el de Una gran mujer (título español de Beanpole, en lugar del literal “larguirucha”), resultaba imprescindible para ejecutar un retrato de dos excombatientes que se debaten dolorosamente para afrontar con éxito el resto de sus vidas. Dos mujeres jóvenes, Iya (Viktoria Miroshnichenko) y Masha (Vasilisa Perelygina), en un Leningrado que despierta victorioso en 1945, entre las ruinas y la devastación que ha hecho añicos cuerpos y mentes, muestran la fortaleza de los vínculos más puros entre las personas.

Una gran mujer (Beanpole) (Kantemir Balagov, 2019)

Balagov vuelve a abordar con inusitada perspicacia las cuestiones más íntimas, más viscerales, que tras el embrutecimiento y despersonalización —por el particular rol en la contienda que han ejercido dos jóvenes amigas— afloran inconscientemente, y cuyo tratamiento consciente será premisa básica para su reconstrucción.

Balagov crea un código narrativo propio

Atribuir al director de Una gran mujer una enorme sensibilidad sería tan cierto como parcial, ya que esta imprescindible cualidad es solo la sólida base que le permite construir una obra de particular intensidad que nos hace seguir preguntándonos de dónde saca Balagov esa madurez que traslada a sus películas, cuando aun no ha cumplido los treinta.

Los personajes de Balagov son una filigrana, su consistencia y riqueza traspasan la pantalla, dejándonos una huella perturbadora que tarda en borrarse, la dramaturgia que, solo aparentemente, puede parecer desconcertante es un tejido de precisión.

Una gran mujer (Beanpole) (Kantemir Balagov, 2019)

Por otra parte, la dirección de arte envuelve y vehicula su historia con una elocuente paleta cromática en rojos y verdes que reproduce visualmente el debate de la película: la vida y la muerte, el abatimiento y la esperanza, el pasado y el futuro, en una disyuntiva irreconciliable, arriesgándose a lastrar de barroquismo una historia que por sí sola no puede albergar ya más vericuetos.

El gran logro de Una gran mujer —que comparte y sobredimensiona en relación a Tesnota— es la creación de un código narrativo propio ajustado a su discurso, que el espectador primero capta y luego asume. Lo que en un primer momento puede parecer un tono de cierta incoherencia, por el recurso a un sentido del humor muy característico, así como el ritmo desconcertante —secuencias tan congeladas como las «ausencias» que sufre Iya, la espigada que da título al filme, seguidas por duelos dialécticos contundentes —como el de Masha con su futura suegra— o giros de guion, no son más que una sintaxis a medida, de la que se sirve Balagov con un resultado irregular, pero que acaba funcionando.

Otra de las virtudes del director es el mimo por los secundarios en la red que conecta a sus protagonistas con adversarios o facilitadores, que en Una gran mujer brillan con luz propia. La solidaridad, la resignación y las diferentes formas de afrontar distintos grados de devastación impregnan la férrea relación en la pareja de amigas, que halla en la complicidad sin reservas la única arma para sobrevivir.

Compartir:

Kantemir BalagovTesnotabeanpoleUna Gran MujerViktoria MiroshnichenkoVasilisa PerelyginaAlexander Sokurov

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tú la primera persona!