fbpx
MyFrenchFilmFestival-Top

Cultura

“Lobster Soup” y Lacaton & Vassal: Transformar para habitar

En Abandonen el edificio, Cultura 28 November, 2022

Sandra Jiménez

Sandra Jiménez

PERFIL

Cuando paseamos por ciudades, solemos encontrar edificios industriales abandonados, antiguas escuelas obsoletas porque no se han adaptado a la nueva normativa, viviendas que ya no ofrecen condiciones técnicas o de confort óptimas, y que, sin embargo, nos impresionan por su implantación o su composición volumétrica. Estas construcciones se abandonaron por considerarlas anticuadas e inservibles, como si no pudieran transformarse o tener una segunda vida. En la mayoría de los casos, la solución más cómoda y fácil es la demolición, porque crear o imaginar algo a partir de algo ya construido requiere un esfuerzo. Desde el punto de vista sostenible supone un desperdicio de materiales, energía y dinero, pero, desde el emocional, con el derribo perdemos parte de nuestra historia y nuestras tradiciones.

Café Bryggjan, Lobster Soup, Rafael Molés, Pepe Andreu

Lobster Soup (Rafael Molés y Pepe Andreu, 2020).

En este artículo, gracias al estudio de arquitectura francés de Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal, ganadores del Premio Pritzker 2021, comprobaremos que existe vida más allá de la demolición y que, en determinadas ocasiones, partir de edificios existentes resulta más económico y sostenible, así como muy enriquecedor social y profesionalmente.

Lacaton y Vassal

Anne Lacaton y Jean Vassal, Arquitectos. Premio Pritzker arquitectura en 2021.

El trabajo de estos arquitectos gira alrededor de tres conceptos fundamentales que siempre están presentes en su trabajo. El primero es el espacio libre, concebido en términos máximos: generosidad de espacio, eficiencia y confort. El segundo, la transformación: nunca demoler, eliminar o sustituir, siempre añadir, transformar, ampliar. El tercero, habitar, entendiendo como tal, la libertad de ocupar un espacio más allá de lo funcional, pero sin perder la esencia.

Lacaton y Vassal Lobster Soup

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.

Revisando la obra de Lacaton y Vassal, mi favorita es la remodelación y transformación que realizaron en el edificio FRAC (Fonds Régionaux d’Art Contemporain) ubicado en el puerto de Dunkerque de la Region Nord Pas-de-Calais. La pude ver en la exposición que organizó este año el Museo ICO y que recogía su extensa carrera. Justamente, al contemplar la maqueta y las fotografías, enseguida me acordé del café Bryggjan situado en un pueblo remoto de Islandia, que aparecía en el fantástico documental Lobster Soup dirigido por Pepe Andreu y Rafa Molés del año 2020.

Lacaton y Vassal, FRAC Dunkerque, Transformar, Habitar, Lobster Soup

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.

Este documental narra la historia de dos hermanos tejedores de redes de pesca, Alli y Krilli, que en 1974 decidieron transformar, remodelar y reutilizar su viejo almacén pesquero. La inversión no fue costosa, pues mantuvieron y respetaron el uso de la primera planta como un espacio para la reparación y confección de redes de pesca mientras que convirtieron la planta baja en un lugar de encuentro y reunión para la gente del lugar, el café Bryggjan.

Café Bryggjan, Lobster Soup, Rafa Molés, Pepe Andreu

Lobster Soup (Rafael Molés y Pepe Andreu, 2020).

El éxito de la intervención fue tal que, sin darse cuenta, se convirtió en un local de parada obligatoria para el turista que visita Islandia, un país que ha crecido en popularidad y se ha convertido en uno de los destinos preferidos de los viajeros, por la singularidad de su paisaje.

Café Bryggjan, Lobster Soup, Rafael Molés, Pepe Andreu

Lobster Soup (Rafael Molés y Pepe Andreu, 2020).

En el documental, también se hace referencia a la importancia del turismo responsable, para evitar que se pierda la historia de estos locales auténticos repartidos por el país y que mantienen el sabor de la tradición.

Iglesia negra Búdakirkja, arquitectura, Islandia, Turismo responsable

Iglesia negra en Búdakirkja en Islandia. © Fotografía: Sergio García.

En la intervención en el edificio del FRAC de Dunkerque, un antiguo astillero (nave AP2) fundado en 1983 —el único que permanece en pie y que formaba parte de un conjunto de astilleros que se desmantelaron y cerraron en 1988—, Lacaton y Vassal aplicaron un planteamiento similar. Se centraron en la búsqueda de los detalles que hacían interesante el edificio y en la identificación de los puntos de conexión del mismo con el lugar y su entorno. A partir de esos datos, confeccionaron un inventario detallado sobre el terreno, que determinara lo que podía reutilizarse y lo que no, y planificaron la metodología que seguirían en la intervención. Su objetivo fue que transformación del volumen ya edificado no le hiciera perder su bagaje emocional ni su historia. Para ello, proyectaron y construyeron un nuevo volumen del mismo tamaño y lo adosaron a la nave AP2 justo en el lado orientado al mar, que acogió el programa del FRAC.

Lacaton y Vassal, FRAC Dunkerque, Transformar, Habitar, Lobster Soup

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.

Los FRAC son espacios creados para albergar las colecciones públicas de arte contemporáneo pertenecientes a las diferentes regiones de Francia. Estas colecciones se conservan, se catalogan y se muestran al público, a través de exposiciones propias o de préstamos de otras galerías o museos.

Krilli y Alli, sin ser conscientes de ello, utilizaron mismos los principios de Lacaton y Vassal para transformar y reutilizar su viejo almacén sin que perdiera su propia esencia. Así nació el café Bryggjan, un lugar de reunión y encuentro donde los auténticos protagonistas no eran obras de arte (como en el caso de FRAC) sino la gente del lugar: los vecinos, los viejos pescadores, el último boxeador de la isla y el traductor de El Quijote al islandés. Allí se reunía un variopinto grupo de personas cuya mayor diversión era tomar café, beber, disfrutar de la exquisita sopa de langosta que preparaba la mujer de Krilli e intentar solucionar los grandes problemas del mundo. En el local también se programaban conciertos, a cargo de músicos locos por el jazz, recitales de poesía y lecturas y, una vez al mes, los vecinos se reunían para recordar y pronunciar los nombres de los difuntos de Grindavík.

Café Bryggjan, Lobster Siup, Rafael Molés, Pepe Andreu

Lobster Soup (Rafael Molés y Pepe Andreu, 2020).

Al contemplar ambos edificios, el almacén pesquero y el antiguo astillero del FRAC, advertimos muchas similitudes. La primera de ellas es que ambos están situados en el puerto: el primero de ellos, frente al de Grindavík, un municipio pesquero situado en la península de Reykjanes, en la costa oeste de Islandia; el segundo, en el de Dunkerque.

Las dos edificaciones, tanto la del almacén pesquero como la del astillero, están aferradas al suelo del muelle y resisten las inclemencias del tiempo, sobre todo el de Islandia, porque sus 1.600 metros cuadrados son los únicos edificables del puerto y sirven como refugio a sus vecinos y a los numerosos turistas que lo visitan diariamente.

Lacaton y Vassal, FRAC Dunkerque, Transformar, Habitar, Lobster Soup

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.

Ambos edificios mantienen y respetan la tradición de la cultura popular del lugar donde están implantados. Pero en el caso de la nave AP2, la duplicación es la respuesta respetuosa hacia la identidad de la nave, que va un paso más allá, porque esta transformación del espacio sirve para dar cabida a nuevas propuestas culturales como conciertos y otras actividades que aumentan el interés de la visita. El nuevo edificio, yuxtapuesto delicadamente a su lado sin rivalizar con el existente, convierte al conjunto en un espacio singular y emblemático.

Lacaton y Vassal, Lobster Soup

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.

La estructura interior del nuevo edificio está realizada con elementos prefabricados que permiten liberar las plantas, flexibles y evolutivas, con pocas limitaciones, y que se ajustan a las necesidades del programa. La transparencia de su piel, compuesta por una envolvente prefabricada ligera y bioclimática, permite ver en segundo plano el volumen opaco que aloja las reservas de las obras de arte y las salas de exposiciones que la nave existente dispone en la primera planta. Ambos edificios están unidos por una pasarela pública que recorre longitudinalmente la fachada del edificio y se convierte en una calle cubierta para entrar en la nave.

Lacaton y Vassal, FRAC Dunkerque, Transformar, Habitar, Lobster Soup

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.

La nave AP2 permanece como un espacio disponible e intacto, en la cual se instala un puente grúa para aprovechar al máximo todas las posibilidades que ofrece, siendo un espacio que puede funcionar tanto con el FRAC o público ambicioso, con una capacidad flexible que permite diversos usos: desde exposiciones temporales, la creación de obras a gran escala o en forma independiente para acoger actos públicos (conciertos, ferias, espectáculos, circo, deporte) hasta eventos artísticos de gran envergadura, tanto regionales como europeos e internacionales, que consolidan la reconversión del puerto de Dunkerque y enriquecen las posibilidades de la zona. Ambos edificios pueden funcionar tanto de manera conjunta como por separado.

Lacaton y Vassal, FRAC Dunkerque, Transformar, Habitar, Lobster Soup

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.

La riqueza de estos espacios, mucho más grandes de lo establecido o lo programado, reside en que, sin quererlo, permite multiplicar los usos, los ambientes y las posibilidades, al tiempo que crean espacios intermedios que permiten interferencias y conexiones entre el espacio privado y lo colectivo o público que, a su vez, generan lugares de unión y fomenta las relaciones. Los nuevos espacios grandes, unidos a los existentes, brindan un sentido vital de libertad que favorecen nuevas maneras de vivir.

Lacaton y vassal, FRAC Dunkerque, Transformar, Habitar, Lobster Soup

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.

Pero desgraciadamente no siempre es posible realizar estas intervenciones, ni aplicar la filosofía de Lacaton y Vassal en determinadas edificaciones porque las modas, la especulación y las inversiones muchas veces acaban por destruir la esencia de los locales.

 Lobster Soup

Lobster Soup (Rafael Molés y Pepe Andreu, 2020).

El café Bryggjan es ejemplo de la enorme transformación que ha sufrido Islandia en los últimos años por el turismo. Su proximidad al balneario Blue Lagoon de Islandia, que está abierto todo el año, la gran atracción de la isla, situada el otro lado de la montaña, los volcanes, el hielo, las auroras boreales y el éxito de la sopa de langosta, hizo que el café se pusiera de moda y cada vez son más numerosos los autocares cargados de turistas que se acercan conocer el lugar.

Lobster soup

Casas con techo verde en Islandia. © Fotografía: Sergio García.

Como cuentan Krilli y Alli en el documental, el éxito del local fue tal que despertó el interés de un grupo de inversores holandeses que vieron una oportunidad de oro para comprar, ampliar y transformar el edificio en un hotel, con un restaurante temático y sacarle un mayor rendimiento.

FRAC Nord-Pas de Calais, Dunkerque. Arquitectos Lacaton & Vassal. © Fotografía: Philippe Ruault.
Lobster Soup (Rafael Molés y Pepe Andreu, 2020).

Aunque Krilli y Alli vendieron el edificio convencidos de que seguían haciendo algo bueno por su comunidad y que el café mantendría ese punto de unión entre los visitantes y la gente del pueblo, la realidad es que actualmente, aunque se ha mantenido el nombre y el aspecto del café, el piso superior es ahora un gran restaurante para recibir a cada vez más y más visitantes. Ha perdido ese encanto de lo exclusivo, de esas pequeñas joyas que uno descubre en los viajes y que no aparece en las guías y se ha convertido en un lugar turístico sin personalidad.

Café Bryggjan, Lobster Soup, Rafael Molés, Pepe Andreu

Lobster Soup (Rafael Molés y Pepe Andreu, 2020).

Como viajeros, todos queremos encontrar un sitio auténtico, con encanto, allá donde vamos y tener ese contacto directo con la gente del lugar. El problema es que cuando más hablamos de él, más lo recomendamos, más gente lo visita y, poco a poco, el lugar original se va transformando.

lobster soup

Cañón de Stuðlagil en Islandia. © Fotografía: Sergio García.

A la pregunta de cuál era la comida que más le había gustado en un viaje, formulada en una entrevista realizada para la edición extranjera de Condé Nast Traveler, la propia Sigourney Weaver contestó que la sopa de langosta de un café perdido en un pueblo de Islandia, una escapada que pudo hacer en un día durante el rodaje de Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott, 1979).

Compartir:

Dunkerquecine y arquitecturaDocumentalesRafael MolésLacaton y VassalLobster soupPepe AndreuCafé BryggjanTurismo IslandiaFRACFonds Régionaux d'Art ContemporainGrindavíkTransformarHabitarRemodelar

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tú la primera persona!