fbpx
El Hype – News Cabecera

Cine y Series

“Intimidad”, Bilbao tradicional y cosmopolita

En Abandonen el edificio, Cine y Series 28 August, 2022

Sandra Jiménez

Sandra Jiménez

PERFIL

El cine y la televisión nos invitan a viajar, a amar la arquitectura, a disfrutar de la gastronomía y descubrir los paisajes. ¿Quién después de ver una película o serie no ha deseado visitar el lugar del rodaje? Eso es lo que ocurre con la serie española Intimidad, disponible en la plataforma Netflix, rodada en la ciudad de Bilbao, hoy en día uno de los referentes culturales más importantes a nivel europeo y el destino ideal si buscas algo de arquitectura, diferentes propuestas de ocio y una variada y amplia oferta gastronómica.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Interior del Ayuntamiento de Bilbao en la Plaza Ernesto Erkoreka, arquitecto Joaquín Rucoba. © David Herranz/ Intimidad, Netflix.

La serie Intimidad, creada por Verónica Fernández y Laura Sarmiento y compuesta por ocho capítulos, nos traslada directamente a esa ciudad, gracias a un tema de actualidad como es la denuncia y el derecho a la privacidad de las personas así como dónde establecer los límites entre lo público y lo privado. Su línea argumental sigue dos tramas paralelas que sirven de base para ilustrar qué tipo de arquitectura se asocia a los personajes y cargos públicos y la importancia de los mismos a la hora de determinar el futuro de una ciudad, frente a otra de carácter más íntimo y local, exclusiva del ciudadano de a pie.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Plaza Arruibra y Azkuna Zentroa, arquitecto Ricardo Bastida. Reformado por el diseñador francés Philippe Starck.

La primera sigue la vida, tanto pública como privada, de Miren (Itziar Ituño) una política vasca que se presenta como candidata para alcaldesa, que pocos días antes de anunciarse oficialmente su candidatura ve como su carrera política se desmorona al difundirse y hacerse viral en redes un video suyo con contenido sexual. Gracias a su historia recorreremos la parte de Bilbao más señorial y tradicional en la que distinguimos sus monumentos y zonas más reconocibles ligadas a la vida pública junto con otras más cosmopolitas, quizás no tan conocidas.

En la segunda parte conoceremos el día a día de Anne (Verónica Echegui), una trabajadora de una fábrica que, sin quererlo, es víctima de acoso y bullying en la empresa en la que trabaja por culpa de la difusión de unas imágenes suyas desnuda y de unos vídeos en los que mantiene relaciones sexuales con varios hombres. Una historia quizás con menor repercusión a nivel mediático, pero no por ello menos importante, que nos permitirá descubrir los rincones más íntimos o anónimos de esta ciudad, como son los pueblos de Vizcaya.

Para hablar de Bilbao es necesario que nos remontemos a su pasado industrial, dedicado principalmente a la industria naval y a la siderurgia, lo que le confería ese aspecto tan apagado, triste y gris. Una ciudad carente de espacios verdes y castigada por la polución y la contaminación.  El edificio que más influyó, sin quererlo y que marcó un antes y un después en la imagen urbana de Bilbao fue sin duda,  el Museo Guggenheim obra del arquitecto Frank Gehry. Su construcción dio paso a una importante transformación que la ha llevado a convertirse en una gran urbe cultural y de servicios. Su remodelación es un ejemplo perfecto de un modelo de plan estratégico llevado a cabo para solventar una grave situación de recesión generada, principalmente, por la crisis energética de los setenta.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Pasarela Pedro Arrupe sobre la ría de Bilbao, arquitecto José Antonio Fernández Ordoñez.

A día de hoy, recorrer sus calles es disfrutar de un asombroso viaje por la arquitectura contemporánea del siglo XXI, donde la creatividad y la vanguardia son claves. La nueva arquitectura de Bilbao nos descubre edificios, plazas y puentes, obras todas ellas firmadas por arquitectos de prestigio, en las que conviven innovación, estética y funcionalidad pero, sin perder su tradición y origen.

Uno de los ejes principales de su renovación fue la mejora de las infraestructuras de acceso a la ciudad, tanto en el exterior (como el Aeropuerto de Bilbao, que no aparece en la serie, obra del arquitecto Santiago Calatrava), como en el interior, donde destacan las estaciones de metro, del arquitecto Norman Foster cuyo cuidado y estilizado diseño contribuyen a minimizar el impacto ambiental, ya que se encuentran a nivel de calle, lo que favorece que sus estructuras curvas de acero y vidrio queden perfectamente integradas en el paisaje urbano de la ciudad. Son característicos los andenes con cubierta abovedada y un innovador sistema de circulación, compuesto por ligeras escaleras que acortan el camino hacia la salida suspendiéndose sobre las mismas vías del metro. Las dos primeras líneas, inauguradas en noviembre de 1995, tienen forma de “Y” y siguen los márgenes de la Ría hasta conducirnos al Museo Guggenheim.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Estación de metro de Bilbao, arquitecto Sir Norman Foster.

Volvamos a la serie, uno de los primeros edificios que aparece es el Azkuna Zentroa, anteriormente Alhóndiga Bilbao, situado en el Casco histórico. Es allí, en el interior, en una de las pantallas de su gigantesco hall donde la candidata a alcaldesa ve proyectado su video.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Azkuna Zentroa, arquitecto Ricardo Bastida. Reformado por el diseñador francés Philippe Starck.

En sus orígenes, principios del siglo XX, este edificio, era un almacén de vino diseñado por Ricardo Bastida. A día de hoy conserva rehabilitadas sus fachadas modernistas en las que su clasicismo exterior contrasta con el espacio interior urbano, singular, sobrio y original, reformado y reconvertido en centro cultural en el año 2010 por el diseñador francés Philippe Starck. Lo más característico del mismo son las originalísimas columnas que componen su atrio y que sostienen los tres edificios que alberga el centro.

Las 43 columnas de diferentes materiales y estilos son un escenario cinematográfico ideado por el escenógrafo italiano Lorenzo Baraldi que simbolizan los millones de columnas y la infinidad de culturas, arquitecturas, guerras y religiones que han atravesado al hombre a lo largo de la historia. El edificio cuenta con una mediateca, siete salas de cine, gimnasio, el restaurante Yandiola, una impresionante piscina aérea, donde nada nuestra protagonista, y un gran espacio de exposiciones.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Piscina aérea del Azkuna Zentroa, arquitecto Ricardo Bastida. Reformado por el diseñador francés Philippe Starck. © David Herranz/ Intimidad, Netflix.

Su nombre, Azkuna Zentroa, responde a un homenaje que la ciudad hizo a Iñaki Azkuna, su antiguo alcalde, un hombre que detectó las infinitas posibilidades de un edificio abandonado más de 30 años.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Azkuna Zentroa, arquitecto Ricardo Bastida. Reformado por el diseñador francés Philippe Starck.

Otro de los escenarios que aparece repetidamente en la serie es el Ayuntamiento situado en Plaza Ernesto Erkoreka, un elegante edificio del arquitecto Joaquín Rucoba, que se inauguró en 1892. En distintas secuencias se puede apreciar el exterior tanto de la tradicional casa consistorial como el de la fachada posterior de la nueva sede (San Agustín). No faltan detalles tampoco en el interior del inmueble del que aparecen imágenes del vestíbulo, de sus espectaculares escaleras y también de algunas de sus salas, como son el salón de plenos y el interior del salón Árabe, obra del artista José Soler que combina materiales nobles: madera, marfil y mármol.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Interior del Ayuntamiento de Bilbao en la Plaza Ernesto Erkoreka, arquitecto Joaquín Rucoba. © David Herranz/ Intimidad, Netflix.

Si dejamos el Ayuntamiento y cruzamos su puente, llegaremos al barrio de Abandoibarra, auténtico centro neurálgico de la ciudad y que también aparece varias veces en la serie. En diferentes momentos podemos contemplar los puentes que cruzan la ría, como son: el Puente Zubizuri, también de Santiago Calatrava, cuya silueta arqueada y esbelta pintada de blanco simboliza un barco de vela de 10 metros de altura sobre la ría. Su diseño consiste en un arco inclinado que une dos plataformas, con rampas de acceso y escaleras en ambas orillas, que a su vez sostienen una estructura peatonal con cables de acero; el Puente de la Salve, obra del ingeniero Juan Batanero, y junto al Guggenheim, un pórtico de impactante diseño, un arco de color rojo, obra del artista Daniel Buren y por último, la bonita pasarela sobre la ría de Pedro Arrupe.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Puente de La Salve, Ingeniero Juan Batanero y Pórtico rojo, obra del artista Daniel Buren.

Además de distintos detalles de calles y plazas del Bilbao más tradicional, cruzando de nuevo al otro lado de la ría, está la Universidad de Deusto, en la que destaca su maravillosa Biblioteca, obra de Rafael Moneo. Un edificio de diez plantas, cinco subterráneas y cinco en superficie, en el que destaca su fachada realizada con pavés.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Biblioteca de la Universidad de Deusto en Bilbao, arquitecto Rafael Moneo.

Y su maravilloso Paraninfo diseñado por Álvaro Siza, donde se encuentran el padre de Miren (César Sarachu) y Patricia López Arnaiz, hermana de Anne. Un edificio, en apariencia sencillo, pero con una estructura muy compleja realizada con muros de sótano con alturas superiores a los cinco metros, ejecutados con un hormigón autocompactante de altas prestaciones técnicas y elevada resistencia a la segregación, perfecto para dejarlo visto.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Paraninfo Universidad del País Vasco, arquitecto Álvaro Siza. © Fotografía UPV/EHU.

Otros que, aunque no aparecen directamente en la serie, recomiendo visitar son: la Biblioteca Foral, con su fachada de cristal decorada con 173 serigrafías escritas en lenguas de todo el mundo y la Sede de Osakidetza en la zona de Indautxu: Un hermoso edificio diseñado por Coll-Barreu arquitectos y que alberga el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco. Un edificio transparente gracias a una gigantesca fachada poliédrica de vidrio, con movimiento y funcional que genera múltiples visuales desde el interior del edificio hacia las calles que se cruzan y, desde las últimas plantas, hacia el paisaje que rodea la ciudad.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Sede Osakidetza (Dpto de Sanidad del Gobierno Vasco) en Bilbao, Coll-Barreu arquitectos.

En la serie también aparecen zonas menos turísticas de la ciudad como el céntrico barrio de San Francisco o la zona portuaria de Zorrozaurre, lugar en el que se produce una persecución que lleva a cabo el personaje de Ana Wagener, la inspectora experta en casos de ataque y violación de la intimidad. Otras localizaciones que también aparecen en la serie, pero alejadas del centro, son el cementerio municipal de Bilbao, con algunos ejemplos de arte funerario, o el inconfundible edificio de la sede del grupo IDOM (una importante ingeniería), situada en un antiguo almacén portuario de aduanas, en el borde del canal de Deusto.

Sede del grupo IDOM, ACXT arquitectos. © Fotografía Aitor Ortiz.

Un proyecto de ACXT arquitectos que cuenta con innovadoras medidas de eficiencia energética, en el que destaca la singularidad de su fachada compuesta por grandes lamas de protección solar y su cubierta, una imaginaria alfombra verde depositada sobre el edificio que se convierte en una colina de césped artificial que es utilizada como jardín y zona de descanso por los socios y empleados de la firma.

Sede del grupo IDOM, ACXT arquitectos. © Fotografía Aitor Ortiz.

Otros ejemplos de arquitectura vanguardista son: la Torre Iberdrola obra del arquitecto César Pelli.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Torre Iberdrola, arquitecto César Pelli. © Fotografía Shutterstock.

Y el Palacio Euskalduna, obra de Federico Soriano y Dolores Palacios, cuya estructura representa un buque en construcción en los antiguos astilleros Euskalduna.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Palacio Euskalduna en Bilbao, arquitectos Federico Soriano y Dolores Palacios.

Dejando a un lado la parte pública de la ciudad, y entrando en la vida privada de nuestra protagonista Miren y su marido Alfredo (Marc Martínez), no podía olvidarme del fantástico piso señorial que tiene en el centro de Bilbao. Una vivienda con un bonito distribuidor, techos altos, balcones a la calle, decorada de forma ecléctica.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Serie Intimidad en Netflix. © David Herranz.

Todos los espacios son enormes con puertas lacadas en blanco, con paredes pintadas en gris antracita, una mezcla exquisita de muebles, sofás de cuero envejecido, piezas vintage. El vestidor de su dormitorio es magnífico. Está enmarcado y delimitado por dos armarios completamente acristalados que dejan ver las prendas de su interior y es el reflejo de su vida y su relación expuesta al público.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Serie Intimidad en Netflix. © David Herranz.

He dejado para el final los entornos naturales en los que transcurre la historia que gira alrededor de Anne (Verónica Echegui): Playas, caseríos, una quesería y la fábrica donde trabaja. Es la parte menos conocida o pública, la más íntima. Toda ella se rodó en zonas rurales de distintos pueblos de Vizcaya, otro de los grandes atractivos de Bilbao y es que convive muy de cerca con el entorno rural.

Bilbao, Intimidad, Tradicional, Cosmopolita

Anne (Verónica Echegui) en la Playa de Laga en Ibarranguelua. © David Herranz/ Intimidad, Netflix.

Entre estos lugares naturales se pueden destacar dos localizaciones que sirven como ejemplo de las dos caras de la costa vizcaína. Por un lado, la montaña, que en la serie se ve bien desde el caserío donde vive el personaje de Kepa (Jaime Zatarain), situado en una zona privilegiada desde la que se ve el Monte Anboto y por el otro lado, el mar. La serie arranca desde la Playa de Laga (Ibarrangelu) y en ella también parecen imágenes del País vasco francés (Ziburu y San Juan de Luz) y de los pueblos costeros de León y Vielle-Saint-Girons.

Me voy a Bilbao: ¿Nos vemos?

Compartir:

intimidadNorman FosterPhilippe StarckÁlvaro SizaArquitectura BilbaoSantiago CalatravaMuseo Guggenheim BilbaoAzkuna ZentroaRafael Moneo

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tú la primera persona!