fbpx

El mejor pop electrónico de masas de la historia

En Música 30 January, 2022

Carlos Pérez de Ziriza

Carlos Pérez de Ziriza

PERFIL

El pop electrónico. Un relato que en el caso de New Order, Depeche Mode y Pet Shop Boys, lo tiene todo para seducir: albores, progresión, auge, éxito mundial, caída, redención y renacimiento creativo. Ambiciones y adicciones. Amores y traiciones. Y todo a través de un puñado de enormes canciones que marcan una saga de más de cuarenta años.

Ninguno de los tres lo inventaron, por supuesto. Ahí estaban Kraftwerk como padres supremos. Pero sí fueron quienes lo pulieron, lo perfeccionaron y lo acercaron con más determinación a las masas, compitiendo en popularidad con los grupos de pop y de rock que primaban tradicionalmente las guitarras. En mayor o menor medida, ellos también venían de aquella cultura. Y todos acabaron por tocar en los mismos estadios, pabellones deportivos, plazas de toros. También los únicos que han mantenido hasta ahora una carrera constante en el tiempo y con menos altibajos. Que también los tienen. Pero a ver quién puede presumir de tener cerca de una treintena de canciones (cada uno de ellos) que serían imprescindibles en cualquier recopilatorio.

Hubo un tiempo, tan lejano que a las generaciones más jóvenes les sonará a chino mandarín, en el que apenas había textos en castellano sobre ellos. Ni sobre ellos ni sobre las principales figuras del pop y el rock internacional, por señeras que fueran. Apenas las biografías en castellano que editaban primero Júcar y luego La Máscara. Lo de wikipedia era ciencia ficción, claro, y aquella era la única forma en la que un fan podía saber de la vida y milagros de sus músicos favoritos sin tener que recurrir a libros comprados en viajes al extranjero.

Pablo Ferrer

El periodista Pablo Ferrer (València, 1978), autor del libro La santísima trinidad: el sonido del pop electrónico de masas. 4 décadas de Depeche Mode, New Order y Pet Shop Boys (Nomenklatura Ediciones, 2022), es perfectamente consciente de que las cosas en 2022 son completamente distintas a como eran cuando las tres bandas vivían su mejor momento. De que no tiene mucho sentido abordar la historia de cualquiera de ellas cuando ya hay precedentes y miles de webs, videos, memorabilia y páginas de fans en internet. De que, por muy brillantes que queramos ser, nunca tendremos un acceso tan directo a las fuentes como la prensa anglosajona, ni tampoco la familiaridad que confiere que periodistas y músicos compartan el mismo idioma de cuna. Siempre habrá matices que se pierdan. Lost in translation, forever. Nos guste o no.

Seguramente esa sea la razón por la que ha afrontado esta epopeya triple como una comparativa entre los tres grupos. Una secuencia plagada de dichosas coincidencias y también más de una sonora divergencia entre tres bandas británicas más parecidas entre sí de lo que en un principio pudieran aparentar: baste escuchar “This Time Of Night”, “Two Divided By Zero” y “New Dress”, como bien dice el autor, para confirmarlo. Unos más épicos, otros más frívolos, otros más melancólicos. Según el momento. Pero con suficientes tangentes como para explicar un trayecto común. Basildon, Mánchester, Newcastle y Blackpool, sus ciudades de origen, no quedaban tan lejos: les unía su condición periférica respecto a la gran capital británica. De ahí provino siempre gran parte de su orgullo.

pop electrónico

El libro recuerda, en cierto modo, al también relativamente reciente BeatleStones. Un duelo, un vencedor (Milenio, 2021), de Yves Delmas y Charles Gancel, por la comparativa que traza. Por ese valor añadido. Y como no basta con ser un seguidor acérrimo de las tres bandas y tener una mediana soltura con la pluma, que para eso ya hay miles de entusiastas de todo pelaje y webs, webzines, fanzines, grupos de facebook y foros de todo tipo al alcance de un segundo y un solo click, se nota que Pablo Ferrer se ha dejado casi hasta el hígado en un peculiar ejercicio periodístico que es la razón de ser de este jugoso tocho.

pop electrónico

Una compleja pirueta que hace de sus limitaciones su mejor virtud. Porque acaba siendo un volumen tan completo que se debate entre la historia oral fiada (declaraciones recogidas de cualquier medio de comunicación imaginable, eso sí), la detalladísima biografía artística y el ensayo, por lo que tiene de valoración crítica (que no falta y es mesurada, resulta casi imposible disentir) y de trazado de líneas paralelas entre Dave Gahan, Martin Gore y los suyos, Bernard Sumner, Peter Hook y compañía y la eterna dupla que forman Neil Tennant y Chris Lowe. Hay muchísimos datos pero también mucha reflexión y un acertado relieve del contexto musical, social e histórico en estas más de 600 páginas. Y su exhaustivo formato híbrido, dentro de lo que es el panorama editorial musical en castellano en la actualidad, justifica su lectura. Sin duda.

La santísima trinidad: el sonido del pop electrónico de masas. 4 décadas de Depeche Mode, New Order y Pet Shop Boys es un libro que ayuda a entender por qué Depeche Mode tuvieron siempre dificultades para ser reconocidos en su propio país al tiempo que lo petaban en Alemania, media Europa o EE.UU., por qué New Order triunfaron en el mercado norteamericano de forma extemporánea o por qué también fue aquel un ámbito en el que Pet Shop Boys, a partir de mitad de los noventa, apenas pudieron prosperar, mientras en Gran Bretaña eran toda una institución cultural.

pop electrónico

Examina las conexiones compartidas entre los tres proyectos (productores, diseñadores, remezclas), repasa su prosperidad comercial con el detalle del puesto en las listas de cada una de sus entregas y localiza sus relaciones de amistad, evidentes en el caso de Neil Tennant y Bernard Sumner, aunque más laxas cuando Depeche Mode entran en liza.

Un relato cruzado a tres bandas que cuenta con su propia playlist, y del que solo trasciende un momento compartido: el concierto de Depeche Mode con Electronic (el proyecto de Bernard Sumner con Johnny Marr, ya ex guitarrista de The Smiths) oficiando de teloneros un 4 de agosto de 1990 en el Dodger Stadium de Los Angeles, durante el que Pet Shop Boys comparecieron en calidad de colaboradores de los de Mánchester. En síntesis, una magnética historia que, tal y como conocemos la música pop hoy en día, difícilmente se repita.

Compartir:

PopPet Shop BoysDepeche ModeKraftwerkNew OrderBernard SumnerPeter HookNeil TennantCharles GancelPablo FerrerYves DelmasDave GahanMartin GoreChris LoweLa santísima trinidad: el sonido del pop electrónico de masas. 4 décadas de Depeche ModeNew Order y Pet Shop Boys

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tú la primera persona!