fbpx
Palau de les Arts

El Estilo internacional: las casas

En Cultura 25 September, 2018

Rosario Ibáñez Sanz

Rosario Ibáñez Sanz

PERFIL

El Estilo internacional fue un estilo arquitectónico que se desarrolló en todo el mundo entre 1925 y 1965, aproximadamente. Suele ser considerado como la principal tendencia arquitectónica de la primera mitad del siglo XX. Acuña su nombre en 1932, en la exposición International Style: Architecture since 1922. (MOMA), fue utilizado por primera vez por Henry-Russell Hitchcock y Philip Johnson en el ensayo que sirvió como catálogo para dicha exposición.

En cuanto a sus principios formales, técnicos y estéticos, el estilo se considera la continuación del Movimiento Moderno y corresponde al exilio de los grandes personajes de la vanguardia arquitectónica europea (alemana y francesa): Gropius, Mies van der Rohe, Marcer Breuer, Moholy Nagy y otros profesores de la Bauhaus y Le Corbusier.

Ludwig Mies van der Rohe, arquitecto (1886-1969).

Ludwig Mies van der Rohe, arquitecto (1886-1969).

El carácter de superpotencia de Estados Unidos, tras la Segunda Guerra Mundial, al amparo del New Deal, y con financiación gubernamental, se reflejó en una arquitectura que simbolizara su poder, cuya principal  plasmación fueron los rascacielos, proyectados en un nuevo estilo. Este se extendería también al diseño de interiores, cuyo principal exponente fue la cocina americana, así como al mobiliario, de contribución prioritariamente europea.

Estilo Internacional fue y sigue siendo sinónimo de “buen diseño” y sus principales representantes fueron  Mies van der Rohe, Walter Gropius, Johannes Pieter Oud, Johnson, Alfred H. Barr Jr., Charles Eames, Ray Eames. El movimiento Moderno transformado en Estilo internacional entra crisis en la década de los 60, surgiendo dos tendencias claras a partir de los 70: la Tardomodernidad y la Posmodernidad.

Charles y Ray Eames.

Charles y Ray Eames.

La arquitectura internacional se caracteriza por el establecimiento de principios de validez universal aplicables a cualquier lugar del mundo y por la creencia de que la arquitectura mejorará el mundo. Busca la obra de arte total con el uso de nuevas tecnologías, producción en serie y prefabricación (hormigón armado, acero laminado y vidrio plano de grandes dimensiones). 
Las plantas y alzados son ortogonales (geométricos y funcionales, en ocasiones asimétricos).

Este movimiento realiza una arquitectura de piel y huesos (pilotes sustentantes que permiten muro cortina exterior y muro mampara interior, no sustentantes), con una continuación e interrelación entre interior y exterior, planta libre y decoración clara y reducida a la mínima expresión.

Mies van der Rohe es la figura más emblemática en la década de 1950, por sus fundamentales aportes a la arquitectura, con los que no muere definitivamente el espíritu Bauhaus. Sus proyectos inciden en el postulado de piel y huesos, creando edificaciones de volúmenes puros, superficies planas, de orden axial y muro cortina. Con Mies van der Rohe se alcanza la esencia de la arquitectura moderna convirtiendo el rascacielos en símbolo del Estilo Internacional.

Mies hizo realidad su lema less is more (menos es más) en los principales proyectos de la década: el Seagram Building (1954-1958) y la Casa Farnsworth (1946-1950).

Mies van der Rohe

Mies van der Rohe, Edificio Seagram(1954-1958). Nueva York.

El edificio Seagram, encargo de Samuel Bronfman, filántropo y hombre de negocios canadiense de origen ruso, es todo un símbolo de la arquitectura siglo XX. Los 38 pisos de altura, de bronce mate y vidrio gris, sin decoración, albergan oficinas en un espacio que no ocupa todo el solar. Fue diseñado sobre la plaza de 27 metros que separa el edificio de la calle. El edificio es una torre prismática sostenida sobre pilotes y la plaza le sirve de soporte y plataforma conductora hacia interior. En los extremos de la parcela se encuentran dos estanques y un muro.

El interiorismo del rascacielos estuvo a cargo de Philip Johnson y Mies van der Rohe, reafirmando el  concepto de función y espacios abiertos. Ambos diseñaron lámparas, ascensores, tabiques divisorios, iluminación, herrajes, tipografía… Las columnas vistas sustentan la estructura hasta el segundo piso, donde se adentran en edificio. El vestíbulo de vidrio de la entrada funciona como continuación de la plaza, dando más luz y aligerando la sensación de pesadez, gracias también a las ventanas continuas de suelo a techo.

El Seagram tiene una entrada lateral con dosel para acceder a uno de los restaurantes más emblemáticos, el Four Seasons. Los muebles fueron diseñados por Mies van der Rohe, y la decoración del edificio se fabricaría posteriormente en serie y sería empleada para decorar despachos de todo el país.

Mies van der Rohe

Mies van der Rohe, Casa Farnsworth (1946-1950). Illinois.

Mies construye la casa de la doctora Farnsworth, un icono de la arquitectura doméstica del siglo XX. 
Abandona el sistema de modulaje desplazado que ensaya en el Pabellón Barcelona en una casa transparente, con claridad constructiva y sobriedad de soluciones.

La vivienda está levantada sobre vigas “I” formando dos niveles escalonados partiendo de un porche que ocupa un tercio de la vivienda, mientras ocho puntales de acero pintados blanco soportan la plataforma del techo y suelo y elevan la casa, que está precedida de la plataforma desplazada lateralmente que comunica niveles con escalones. 
La elevación sobre puntales de acero se debió a que el terreno es propenso a inundaciones.

Mies van der Rohe

Mies van der Rohe, Casa Farnsworth (1946-1950). Illinois.

El interior está separado del exterior por planchas de cristal de arriba abajo. y está dividido solo por un núcleo de maderas nobles que contiene la cocina y servicios higiénicos. Un armario separa dormitorio de sala de estar y una caja de vidrio encierra a su vez otra caja de madera, donde se concentran servicios de vivienda. La casa Farnsworth tiene dos baños, espacio para almacén y estanterías para música por un lado. Por otro lado, la cocina tiene despensa abierta a la fachada posterior (también transparente) y el contenedor de madera interior descentra el core y organiza la distribución interior sobre la planta libre o abierta.

La cocina americana fue un sueño inalcanzable para las familias españolas durante los años cincuenta, en que las películas producidas en Estados Unidos mostraban unas superficies de trabajo ultralimpias, despejadas, funcionales, con electrodomésticos futuristas, alta integración de los elementos, en las que el espacio se aprovechaba muy bien.

Catharine Beecher.

Catharine Beecher.

En Norteamérica, el diseño de las cocinas ya contaba con experiencia previa a la llegada de los europeos. La assembled kitchen fue planteada por Catharine Beecher, cuyo popular A Treatise on Domestic Economy for the Use of Young Ladies at Home and at School (1841), fue casi un manual para estandarizar las costumbres del hogar, reforzando la creencia de que la casa era el el lugar  para la mujer. En 1869, publica un libro donde recoge la idea de la cocina ideal. Beecher puso el énfasis en el ambiente y amueblamento, teniendo cuenta la reducción del personal de servicio y aprovechamiento del espacio, unificando planos de trabajo bajos y altos.

La cocina americana consta de elementos modulares, apilables, horno, fregadero, lavaplatos y nevera. A partir de 1930 se estudia la unificación de electrodomésticos al concebir la cocina como producto industrial. Por ejemplo, en 1935, la General Electric Company convoca el concurso The House for Modern Living. La mecanización de la cocina será un fenómeno americano y europeo, Europa aporta el concepto espacial de arquitectura y amueblamiento y América, el diseño industrial.

Grette Schütte-Lihotzky

Cocina Frankfurt, diseñada por Grette Schütte-Lihotzky.

La racionalización del trabajo en la cocina y la potente influencia del taylorismo fueron la base de un proyecto de cocina modulada que sería seminal: la conocida como Frankfurt, que en 1924 proyectaría la arquitecta austríaca Grette Schütte-Lihotzky para un complejo de viviendas sociales en la ciudad alemana, cuya principal innovación fue cambiar el uso de la cocina como espacio principal y polivalente para las familias obreras. Por primera vez, se separaban los espacios de estar, comer, reunirse y de cocinar.

La planta de la nueva cocina tenía forma de U, unificaba los planos horizontales, dejando los de abajo como apoyo, destinados a almacenamiento o conservación alimentos y dejando los altos a la misma altura, destinados a vajilla, cristal y mantelería. Se construyeron en serie en elementos modulares (4000-5000 unidades al año) y anticiparía también la idea que se consolidó 15 años después en Estados Unidos.

Compartir:

Mies van der RoheArne JacobsenCharles EamesRay EamesEero SaarinenHarry BertoiaHerman Miller Furniture Companycasa FarnsworthSeagram building

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!