Rosana Antolí, la repetición como auto-entendimiento - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Slow Movement

Rosana Antolí, la repetición como auto-entendimiento

Rosana Antolí, la repetición como auto-entendimiento

Si observamos de cerca los actos repetitivos y automáticos que conforman nuestra cotidianidad, estos acabarán adquiriendo una dimensión absurda. Eso es algo que obsesiona a la artista Rosana Antolí (Alcoi, 1981), y el motivo de su exposición en la galería Espai Tactel, de Valencia, cuyo título: Rock it, hace alusión al videoclip de Herbie Hancock (1983),

Si observamos de cerca los actos repetitivos y automáticos que conforman nuestra cotidianidad, estos acabarán adquiriendo una dimensión absurda. Eso es algo que obsesiona a la artista Rosana Antolí (Alcoi, 1981), y el motivo de su exposición en la galería Espai Tactel, de Valencia, cuyo título: Rock it, hace alusión al videoclip de Herbie Hancock (1983), donde se representa ese interés por descontextualizar aquellos movimientos cotidianos que repetimos día sí, día también.

Esta referencia le sirve a la artista alcoyana como punto de partida para sus obras. Unas obras que, a modo de pequeñas piezas de resistencia frente al automatismo de la rutina diaria, nos devuelven, una y otra vez, al mismo punto de partida: que olvidamos con frecuencia el verdadero propósito de nuestra existencia.

Aprovechamos para hablar con la autora de la exposición, seleccionada por el jurado de los premios Generación 2017 entre los diez jóvenes artistas españoles de mayor proyección en la actualidad, en la galería de arte contemporáneo, sobre estas y otras muchas cuestiones.

ALEX SERRANO ¿Cómo nace tu interés por el arte?

ROSANA ANTOLÍ. Tuve un primer interés tanto en arte como en matemáticas, incluso empecé una carrera de ciencias, pero acabé en Bellas Artes. Supongo que hay una parte de pensamiento abstracto que me motiva mucho. Desde la universidad tuve claro a qué quería dedicarme a largo plazo, y soy muy cabezota. Cuando acabé de formarme académicamente en Valencia, me fui con una beca de producción a Berlín con la Fundación Konrad Adenauer y ahí empezó todo hasta hoy. He vivido en diferentes países, hace unos años volví al mundo académico para hacer un Master en el Royal College of Art en Londres, y continúo en movimiento siempre en coherencia con el proyecto en el que esté trabajando.

Tu punto de partida, en la exposición, es el videoclip de Rock It, donde se representa el absurdo de la vida cotidiana, por la repetición de los movimientos de unos robots con mucho de humano. ¿Hasta qué punto ves como un problema contemporáneo lo que planteas en tu obra?

No sé si problema es el sustantivo que utilizaría. Pero obviamente como artista trabajo en relación a mi contexto y en respuesta al mismo, por lo tanto es una situación contemporánea pero no nueva que revisito con herramientas actuales.

¿Qué te inspiró esta idea?

Yo ya llevo tiempo trabajando con los cuerpos, sonido y movimiento. El hecho de coger el videoclip de H. Hancock funciona como excusa para la exposición. Parece lógico el trabajar con un videoclip que fue icónico por las innovaciones musicales y de imagen. Los actos y acciones que aparecen repetidos hasta el absurdo podrían haber sido una coreografía dirigida por mi.

Si ningún movimiento es igual al anterior, ¿es la repetición una forma de libertad, un resquicio en el sistema? ¿No somos tan máquinas y autómatas como nos gusta pensarnos en una sociedad donde el tiempo se ha convertido en nuestro enemigo?

Es imposible que seamos máquinas, porque tenemos un límite y una resistencia. Y eso es lo bonito de nuestras gestas, el darnos cuenta que no podemos repetir de una forma exacta porque somos cuerpos orgánicos. La repetición podría funcionar entonces como un entendimiento de nosotros mismos.

Tu obra afirma la necesidad de la oposición y la resistencia. ¿Crees que vivimos en una época donde estos términos se han devaluado?

Para nada. De hecho creo que están más que nunca presentes. ¿Tu ves lejanas la palabra oposición y resistencia? Yo leo un periódico, y no tardan más de cinco minutos en aparecer en mi cabeza.

Rosana Antoli. Video Instructions to kiss. Buenos Aires. 2016

¿Qué es lo que consideras más importante a la hora de analizar una obra? ¿Y tu propia obra?

A la hora de analizar tengo que tener en cuenta su contexto y tiempo. Luego, que me transmita emoción mental y corporal. Lo mismo que para la mía. Si no me inquieta o me presiona el estómago, no me dice nada.

¿Qué ha aprendido Rosana Antolí de los artistas de tu generación?

No hablaría en pasado, porque es un aprendizaje y desaprendizaje continuo. Hay mucha comunicación, y solo con el tiempo podremos ver que estamos generando.

Eres una artista que se ha movido internacionalmente, pero sin desprenderse del lugar en el que creciste, todo lo contrario a la actitud de muchos artistas, que no piensan volver más. ¿Por qué volver?

Porque me considero orgullosa de donde vengo, y si me apoyan fuera también quiero hacer camino en casa.

¿Cómo le explicarías el arte contemporáneo a un público cada vez más escéptico?

Mi papel no es explicarlo. Mi papel es comunicarlo lo mejor posible. Pero para que haya un mayor entendimiento, se necesita un gran empuje a la educación cultural haciendo y acercando el arte contemporáneo.

Rosana Antolí

¿Qué nos puedes contar de tu relación con la galería Táctel? ¿Qué lleváis entre manos?

Pues ahora mismo acabo de tener con ellos la primera individual Rock It, y en cuanto acabe la exposición nos iremos a la Feria de Arte Arco, en la que participaremos en la sección de Opening. Con muchas ganas.

Para terminar, ¿cuáles son tus proyectos y exposiciones presentes y futuros? ¿Hacia dónde se dirige Rosana Antolí?

El 13 de enero inauguré exposición individual en la Galería Espai Tactel: Rock It, con texto de David Armengol. El día 26 de enero en la Fundació Joan Miró en Barcelona, presenté un libro que he sacado a raíz de la exposición que hice en el Espai 13 este verano comisariada por Martí Manen, y las respuestas performativas que allí se dieron.

Ahora en febrero tengo el premio Generaciones en La Casa Encendida en Madrid y la feria de arte Arco con Espai Tactel también.

A lo largo del año tengo algunas propuestas para presentar Virtual Choreography en diferentes países, y una individual en junio en Londres en la galería Ryder. Así como la presentación del video Piri Reis: la continuación de un mito que hice gracias al premio de videoarte del BBVA.

¿Hacia dónde se dirige Rosana Antolí?

¿Mi dirección? Continuar.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

El sermón del bufón

LO + VISTO

Últimos artículos del autor




Nuestros autores