fbpx

Entrevistas

COVID-19: ¿Hay esperanza para la industria musical?

En Música, Slow Movement, Entrevistas 20 abril, 2020

Alejandro Serrano

Alejandro Serrano

PERFIL

La crisis del COVID-19 ha traspasado el ámbito sanitario y se ha colado de lleno en todos los aspectos de nuestra vida, especialmente el económico. Y como es de esperar, la música se está viendo afectada en todas sus formas, dejando a muchos de sus trabajadores sin ingresos. Nadie sabe cuándo recibirá su próximo sueldo, ni cuánto durará esto. Con solo unas semanas, todo se ha hecho pedazos. Muchos son conscientes, y ahora más que nunca, de la precariedad en la que estábamos sumidos, lo cual también nos hace pensar si no estamos ante el fin de una forma de trabajar y concebir esta cultura.

En cualquier caso, frente a una situación así, ¿lucharemos todos juntos por una escena de calidad, donde los djs y promotores locales reciban el valor que merecen, haciendo posible que cada ciudad tenga su programación en los clubs, o seguiremos alimentando al dinero negro, a los djs multimillonarios y a las grandes empresas sin escrúpulos?

En una época en la que la economía cultural se estaba convirtiendo en lo que algunos llaman “economía del bolo”, sustentada en una exigencia de aparición pública constante, este acontecimiento nos sitúa de repente en un escenario distinto, donde el riesgo de desigualdad late en cada esquina, afectando sobre todo a quienes ya tenían una situación vulnerable.

covid-19

Desde El Hype queremos arrojar un poco de luz sobre el impacto que la crisis del COVID-19 está provocando en la industria musical, imaginando nuevas fórmulas y lanzando miles de preguntas, con el fin de aproximarnos a lo que está por venir. Y es que, quién sabe, quizá esta pandemia global dé lugar a una suerte de revolución social, una revolución tan inédita como la propia pandemia, que fuese acometida sin estridencias y se viera consumada mediante reformas de gran calado…

O podríamos contemplar unas reglas de juego menos determinadas por los intereses estrictamente económicos, como ya ensayamos en #isolationarchives… En cualquiera de los casos, como afirma el periodista, dj y productor musical, Bruno Garca, el mundo, tal y como lo hemos concebido, ya nunca será igual. Y continúa: Si ya el 11S en 2001 trajo innumerables consecuencias (seguridad, transportes, conflictos bélicos), esta pandemia que estamos padeciendo pone muy en entredicho nuestro sistema e ideología de consumo capitalista. Y de globalización.

covid-19

Vanity Dust.

El dj y periodista Vanity Dust lo subraya, señalando que en un momento así, es importante ver quién está de verdad ahí y quién lo está pasando mal cuando las cosas se ponen realmente difíciles. ¿En qué medida queremos apoyar a los artistas después de todo esto? ¿Valoraremos igual a los artistas locales que a las estrellas de cachés estelares? ¿Qué artistas queremos apoyar?

Se trata de una burbuja que se ha vuelto en contra, no solo de los artistas, sino también del consumidor: Me encantaría que comenzaran a sonar más músicas experimentales, locales y desconocidas y menos lo que nos propone Youtube, Spotify y las grandes “majors”. Menos música de usar y tirar y más himnos, añade la dj y periodista Ruth García.

El dj, promotor, periodista y colaborador de este medio, H4L9000, resume este problema en dos palabras: comunidad y solidaridadSinceramente, creo que si la gente va a pasar aprietos económicos lo más normal es que muchos de los cachés que algunos artistas tenían, van a tener que rebajarlos ya que promotores, festivales y salas no van a poder asumir esas condiciones que hasta ahora se estaban produciendo y que es fundamental para seguir creciendo todos.

Estamos viviendo un punto de inflexión en nuestro sistema, y es un momento perfecto para reflexionar y valorar qué modelo tenemos y qué modelo queremos. Yo siempre quiero que exista justicia real y la máxima igualdad posible en todo lo que nos rodee. Creo que todo esto que nos está distanciando tanto ahora debe terminar por unirnos más. Y ahora me refiero igualmente al sector cultural. Tenemos que ver todo desde un prisma más flexible, sostenernos más los unos a los otros… Más que antes si cabe, añade Bruno Garca.

Por otra parte, H4L9000 entiende que la devaluación de la industria musical viene de sus raíces: Pienso que lo fundamental es que la música sea una de las asignaturas obligadas en la escuela. Se trata de una correcta divulgación democrática, que tendría que ir paralela, a su vez, a una rebaja en el IVA cultural. Algo que también suscriben el periodista y dj Thierry Marseillais: Creo en la necesidad de actuar en un frente que valore el trabajo creativo, independientemente de lo que está ocurriendo ahora; y Bruno Garca: Espero que todos los gobiernos ‘civilizados’ se den cuenta de una puñetera vez lo importantísimas que son la Sanidad, la Educación y la Cultura para sostener una sociedad estable y resistente, concluye.

covid-19

¿La transformación debería pasar por una mayor articulación política del sector cultural? Si el gobierno no respalda esta industria, dejamos de la mano de Dios a todos sus trabajadores, viviendo en una situación precaria, pendientes de un hilo finísimo, hasta el punto de que trabajar en este campo, sea como artista o promotor, por no nombrar camareros, relaciones públicas y todos los que hacen posible esta industria, se convierte en una suerte de equilibrio y fuerza constante, día tras día.

Tendría que haber más ayudas directas desde el gobierno a la industria musical o una condonación de deudas, como se hizo a los bancos, y que se entienda que es una industria que hace marca España, como hacen otros países como Francia o Canadá, propone H4L9000. ¿Por qué desde España se exporta tan poco talento nacional? ¿Quién tiene poder para ello? Los grandes festivales, pero también, las instituciones de un país. Son ellos quienes deberían exportar la cultura. Ésta enriquece aún más a un país, y no solo económicamente hablando, también hace más visible e interesante. ¿Por qué potenciamos la cultura basura sobre los otros tipos de cultura? ¿Qué queremos que nuestros hijos conozcan de nuestro pasado? creo que son cuestiones que se debería plantear un gobierno, un estado o una nación, declaraba brillantemente el productor Pedro Vian en esta entrevista de Dj Mag.

covid-19

Pedro Vian.

Una cuestión que matiza y amplía Thierry, llevándolo también al plano social: el problema es que como la gente piensa que la cultura es gratuita se cae en la justificación de la precariedad. Nos hace falta mentalidad colectiva, de crear sindicatos fuertes que protejan a los creativos, de que el Estatuto del Artista sea efectivo. Porque la cultura es trabajo, sin excepción. Da lo mismo que seas un pinchadiscos, una ilustradora o un músico. Es tu tiempo, lo hagas bien o mal, pero es tu tiempo. Y eso vale su dinero.  Si no son capaces de tejer lazos colectivos, difícilmente seremos capaces de crear escenarios de protección de derechos laborales. Ojalá nuestra unión, junto a la de plataformas sindicales como la Unión Estatal de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras, o grupos como Mondo Insonoro, a través de su ironía, consigan visibilizar y actuar sobre estos problemas.

covid-19

Estamos viviendo un momento propicio para imaginar y crear nuevos modelos de creación y consumo cultural, que necesitarán nuevas alianzas que promuevan una mayor protección de derechos laborales tras esta crisis. Lejos de que la cultura se quede en ese lugar ensombrecido de lo que no se pone suficientemente en valor, tendremos que trabajar en dignificarla, como afirma Thierry. Es vital para no caer en estos errores, es necesario denunciar, no venderse gratuitamente, no trabajar por la cara o por amor al arte. Porque así tendremos un futuro mejor, con seguridad, con derecho a paro, sin pagos en negro, cotizando en la Seguridad Social. No sé lo que ocurrirá en un futuro lejano, esto desde luego será algo temporal, pero ahora mismo es momento para la reflexión en este ámbito donde la precariedad es una constante, concluye.

Ruth García se muestra positiva con el cambio a largo plazo, y confirma que la pandemia cambiará no solo la música, sino también la sociedad: No soy partidaria de los macro festivales así que creo que en ese sentido será dentro de mucho tiempo cuando puedan celebrarse. En cambio, los eventos más íntimos y menos masificados se impondrán, por eso de la distancia social y de no tener a demasiada gente en el mismo sitio. Quizás eso sería lo que me gustaría que sucediera y, en parte, estimo que es más que probable que en el futuro se decante la industria del directo hacia lo que apunto, afirma.

covid-19

¿Cómo organizarnos para llevarlo a cabo? Porque ya no nos valen los viejos modelos. En ese sentido, el periodista Fernando Fuentes propone, por justo y necesario, tirarlo todo abajo y empezar de nuevo. Aprovechable hay poco, pero muy bueno. Y una vez que hayamos separado el polvo (mucho) de la paja (menos) vendría lo más importante, y que sería absolutamente primordial para entre todos ir logrando un panorama musical mejor: no permitir nunca más que nuestra pasión —que es la música, en este caso electrónica— caiga en manos de diez o doce desgraciados oriundos y foráneos —mercenarios de profesión conocida— que han convertido a este maravilloso mundo —al que, por supuesto, desprecian más allá de los pingues beneficios que les procuran— en un sabrosísimo negocio al que han llevado, en muchos casos, hasta niveles intolerables de prostitución. Solo así conseguiremos que los que nos dedicamos a crear, pinchar, promover o escribir sobre ello (entre otras cosas anejas al feliz asunto) seamos solo gente —y en el mejor caso, profesionales— que aman a la música electrónica, por encima de todas las cosas.

Como apuntaba Byung-Chul Han en El País, quizá el virus no venza al capitalismo, pero sí puede ser un punto de partida para orientarnos en otra dirección; más responsable, más emancipadora, más beneficiosa también para todos aquellos que trabajan en la cultura y la hacen posible. De nosotros depende nuestro porvenir y el del planeta, que nos ha dado la oportunidad para pensarlo todo de nuevo.

Compartir:

músicaDjculturaelectrónicaVanity DustByung-Chul HanH4L9000Dj MagRuth Garcíacovid 19Bruno GarcaThierry MarseillaisFernando FuentesIndustria musicalindustria cultural

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tú la primera persona!