fbpx
Palau de les Arts – Nov19

Sauvage: ternura desde el averno

En Cine y TV 15 June, 2019

Inés Calero

Inés Calero

PERFIL

La primera escena de Sauvage, la ópera prima de Camille Vidal-Naquet, parece señalar que se trata de una película de realismo social que tendrá a un joven chapero de 22 años como protagonista. Léo vive al día y rechaza cualquier atadura. Poco sabemos de él, ni tan solo su nombre se menciona a lo largo del film.  No obstante, el cineasta francés no tarda en subvertir las apariencias. Lejos de un drama al uso con un eje narrativo claro, a través de poco contexto y conversaciones propone un trabajo de delicadeza, de incomprensión, más cercano al documental que a la ficción.

Léo, encarnado por Félix Maritaud —quien se dio a conocer en 120 pulsaciones por minuto (Robin Campillo, 2017)—desvincula el sexo del amor, pero no del cariño, que anhela y persigue fervientemente. Su personaje es salvaje y complejo. No se deja tocar, va y viene, sin un lugar estable en el que tener cobijo o comida, y que a la mínima que tiene alguna comodidad, desaparece de nuevo. Comportamiento que contrasta con su tibieza, que dibuja una trama en la que intenta amar sin miedo a uno de sus colegas, mientras no teme mostrarse sensible y vulnerable.

Sauvage es cruda, sin adornos, directa. La pulcra forma de narrar el pensamiento obcecado del protagonista es tan poética e inclemente a la vez que rompe la dinámica de entendimiento entre el conocimiento y el deseo del espectador. Con pocos diálogos, mediante la palabra justa expone una amalgama de circunstancias, que con poca información obliga al público a intentar reconstruir los porqués de tales desmanes. Habla de la calle, la inmigración, la pobreza, las drogas y los excesos, agitado por el amor y la introspección de un personaje sencillo, creando un cóctel excepcional. Desagrada en algún momento la crudeza de alguna escena sexual que, no obstante, es necesaria comprender sin pudor los altibajos que suceden en la vida de Léo.

Vidal-Naquet trata con una ternura ejemplar en Sauvage el delicado tema de la prostitución homosexual en las clases más bajas de la sociedad francesa. El director novel plasma con conocimiento de causa el entorno en el que se mueve el protagonista; ya que estuvo tres años realizando un trabajo de campo, hablando con hombres que venden su cuerpo por dinero en las calles de los suburbios de París.

Como resultado, nos aproxima a una realidad invisible a los ojos de muchos y a la de otros tantos que creen que las nuevas tecnologías han erosionado estas prácticas en la calle, algo lejos de la realidad. Vidal-Naquet no idealiza la vida en los márgenes, que empieza a pasarle factura a un personaje indomable y frágil. Más bien resalta la avidez de libertad en una esfera social invisible y fuera del sistema, que se rige por unas normas propias.

Sauvage (Camille Vidal-Naquet, 2018)

Es una bajada a los infiernos, donde Vidal-Naquet no intenta posicionarnos sobre la prostitución, en este caso, masculina, ni hacernos sentir lástima. Él mismo asegura que no es quién para tener un juicio u otro sobre el tema, tan sólo pretende mostrarlo y con ello, ya considera estar haciendo un film político, asegura.

Cercano a un cine más social, el director opta por la cámara en mano, dotándolo de un carácter documental todavía mayor. Destaca por su excelente realización, en la que la belleza de las interpretaciones rompe con la suciedad social que envuelve la temática.

Distribuida por Elamedia en España, Sauvage se proyectó durante la Quincena de Realizadores de Cannes de 2018, nominada en diversas categorías y llevándose el premio al mejor actor revelación de la Fundación Louis Roederer para su protagonista. También estuvo en el festival de cine europeo de Sevilla y estuvo nominada en los premios César a la mejor ópera prima.

Sauvage es para quien adora las tramas atrevidas y los personajes ávidos de libertad, sin techo ni ley. Por ello, no es casual que en algún momento recuerde a Into the wild (Sean Penn, 2007). Es una cruda bajada a los infiernos y aporta luz allí donde todavía calan los tabús sobre masculinidad, afecto y clases.

Compartir:

Festival de CannesParíscine francésHomosexualidadSauvageCamille Vidal-NaquetFélix Maritauópera prima

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!