fbpx
Palau de les Arts

Lifestyle

Runner’s High

En Sin miedo, Juan, Lifestyle 21 April, 2014

Juan Solbes

Juan Solbes

PERFIL

Una sensación tan increíble que parece no ser de este mundo y que vale la pena sentir. Algo al alcance de todos aquellos que salen a correr y saborean su magia.

Se trata de un subproducto de la fábrica corporal que se genera cuando consumimos running en altas dosis y que nos proporciona una sensación de bienestar espectacular, una evidente euforia y hasta una experiencia espiritual profunda.

Tras más de 20 años de salir a correr de forma habitual, estoy seguro de que la mejor recomendación que puedo hacer a mis congéneres es que salgáis a correr. Sin duda alguna, los beneficios que reporta esta práctica superan con creces cualquier otra actividad deportiva de las que he podido probar.

Salir a correr no solo asegura una disminución del estrés, al que todos estamos sometidos diariamente, sino que previene frente a la ansiedad y la depresión. Salir a correr eleva los niveles de bienestar corporal, relaja y nos provee de una tranquilidad mental absoluta. Rejuvenece. Nos administra una dosis de autoconfianza y autoestima que nos permite sentir la capacidad para desarrollar cualquier actividad que se nos ocurra. Salir a correr nos pone al alcance de la mano un autocontrol emocional básico para mejorar nuestras relaciones personales. Salir a correr aumenta las expectativas de autoeficacia y nos permite funcionar mucho mejor en nuestros puestos de trabajo. Salir a correr…

La lista se haría larguísima pero no quiero pasar por alto dos conceptos de nivel. El primero es que la relación coste-beneficio para producir este alarde de ventajas corporales y emocionales es la más baja del mercado de la salud, camiseta, pantalón, zapatillas y a correr… que para estos tiempos de crisis no está nada mal. El segundo es que el running, salvo a nivel profesional, es no competitivo. Sólo corres contra ti mismo aunque puedas correr con los grandes de este deporte a nivel mundial. Esto es algo que no se da en otras disciplinas donde no puedes jugar contra Nadal, con Mesi o Fernando Alonso.

Pero como todo no podía ser fantástico y maravilloso, el running tiene el inconveniente de que es adictivo. Cuanto más corres más quieres correr y cuando no corres lo echas mucho de menos. Y es esa misma adicción la que te lleva a saborear el Runner´s High. Algo que sólo sienten aquellos que juegan en la primera división del running, aquellos que saborean lo que es la magia de un maratón, un iron man o los 101 Km. de Ronda. Una sensación tan increíble que parece no sea de este mundo y que ¡vale la pena sentir!

Compartir:

runningcorrerRunner´s Highsensacionsin estrés

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!