Ranking Star Wars para noveles - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Ranking Star Wars para noveles

Ranking Star Wars para noveles

La que para muchos es la saga más popular de todos los tiempos, lleva más de cuarenta años enamorando a generaciones, niños, adolescentes, adultos y ancianos. Se cuentan por millones tanto sus fans, como sus ingresos. Star Wars, la idea de un director y guionista enamorado de Kurosawa y de los cómics de Flash Gordon,

La que para muchos es la saga más popular de todos los tiempos, lleva más de cuarenta años enamorando a generaciones, niños, adolescentes, adultos y ancianos. Se cuentan por millones tanto sus fans, como sus ingresos. Star Wars, la idea de un director y guionista enamorado de Kurosawa y de los cómics de Flash Gordon, George Lucas, se ha convertido en una de las mayores fuentes de beneficios de la compañía del ratón más famoso del mundo. Además, el visionado del primer tráiler de Star Wars: el despertar de la fuerza en diciembre de 2015, hizo que el hype aumentara considerablemente, haciendo que nuevos fans se unieran a la tripulación del Halcón Milenario.

No obstante, hay un elemento común a todos los incondicionales veteranos de esta saga, una característica presente en todos ellos y que los hace diferentes a los seguidores de otras sagas. Y es que nadie es tan exigente con Star Wars como un viejo fan de Star Wars, de hecho son los warsies -los auténticos warsies– los más críticos y más rigurosos. Con el estreno de cada nueva película, tienden a compararla con la saga original, criticando su canon, sus diálogos, personajes… Todo ello que hace que dirigir un nuevo episodio de Star Wars suponga una tarea extremadamente delicada.

En contraste, encontramos a los nuevos fans, los que no se criaron con la saga, más flexibles, que encuentran en las películas entretenimiento y diversión, sobre todo.  En pocas palabras, disfrutan y se distraen con las luchas de espada láser, con las batallas espaciales y con los bichos variopintos.

Con motivo  del estreno de la nueva película, aquí llega un ranking de películas para los fans noveles, desde la perspectiva de un warsie avezado. 

El imperio contraataca ( Irvin Kershner, 1980)

La que más gustó y gusta a los fans. Los personajes que se descubrieron en La guerra de las galaxias evolucionaron de una forma perfecta, tanto por sí mismos como en las relaciones que se establecieron entre ellos. Esta evolución no sólo se observaba en la relación amor-odio entre Han y Leia, sino también en Vader, más terrorífico y retorcido que nunca. Por añadidura, ofreció una de las mayores obras compuestas por John Williams: la marcha imperial, obra tarareada hasta la saciedad. Todo este popurrí, unido a una de las mayores revelaciones no sólo de la historia de la saga, sino de los anales del cine, consiguió que El imperio contraataca se convirtiera no sólo en una de las mejores películas de Star Wars, sino también en una de las mejores películas de la historia.

La guerra de las galaxias (Georges Lucas, 1977)

star wars

Con ella empezó todo, cambiando el cine para siempre. Se convertiría en un sleeper por excelencia de la historia del séptimo arte. Aparecerían novedades como la fuerza, personajes como los caballeros jedi y Darth Vader, uno de los grandes villanos de la gran pantalla. También surgieron simpáticas anécdotas como las  famosas “ensaimadas”  que lucía en el pelo la princesa Leia. Aquella modesta película llegaría al corazón de la inmensa mayoría de espectadores de todo el mundo. Este éxito sería el que propiciaría un sinfín de secuelas y millones de productos de merchandising que hicieron de oro a Lucas. En términos generales, y a pesar de tratarse de una película de bajo presupuesto, es prácticamente perfecta en todos los sentidos.

El retorno del jedi (Richard Marquand, 1983)

Cierra la saga original y, aunque no acertó en todo, la cerró dignamente. La batalla final podría haber sido 100% épica si se hubiera obviado a los ewoks. Por otro lado, la segunda estrella de la muerte mostraba signos de falta de imaginación por parte de los guionistas. No obstante, hubo revelaciones sorpresa, debates internos de Luke,  peleas espectaculares, emocionantes carreras de motos voladoras. Todo ello unido a  la evolución de ciertos personajes,  hizo que el círculo se cerrara de manera casi sublime.

Rogue One: una historia de Star Wars (Gareth Edwards, 2016)

Más que una historia, un prólogo. Primera en la saga de spin offs y una de las mejores ideas que ha tenido Disney al comprar Lucasfilm. Ambientada entre La venganza de los sith y La guerra de las galaxias, es uno de los filmes de la saga más innovadores de los últimos tiempos. Se aleja del estilo narrativo tradicional, para ofrecer al público una película bélica. Desmonta los clichés propios no sólo de la saga, sino del cine en general: todos los héroes con un lado oscuro, una alianza rebelde dividida y dubitativa, soldados imperiales sin falta de puntería, la conflictiva relación entre los protagonistas… Una película llena de dramatismo y muy madura que casi alcanza a la saga original.

Star Wars: el despertar de la fuerza (J.J. Abrams, 2015)

La primera sin intervención de George Lucas y fundadora de la saga de secuelas. Se aproxima mucho más a la saga original que las estrenadas entre 1999 y 2005. Introduce nuevos héroes que enamoran y un villano interesante por su complejidad. El humor deja de ser absurdo, como en las precuelas, para ser ocurrente y sutil, como la original. Las peleas de espadas láser pasan a estar moderadamente coreografiadas ¿Algún problema a destacar? La falta de riesgo; es comprensible, pero es necesario ponerlo de manifiesto. Su trama es demasiado parecida a la primera de la saga original. y hay que sumar a todo ello cierto abuso del fan service, lo que haría que decepcionara parcialmente.

Star Wars episodio III: la venganza de los sith ( George Lucas, 2005)

La última de la saga de precuelas. Conocida por ser la que intentó salvarla y reflotarla. Recuperó parte del dramatismo de las originales, aunque excesivo, probablemente para compensar la falta de éste en las anteriores. No obstante, sigue en su empeño de cometer errores ya cometidos a priori: Diálogos forzados e incluso cursis, debates, peleas excesivamente coreografiadas con Darth Vader achicharrado por su actitud ñoña y carente de carácter.

Star Wars episodio I: la amenaza fantasma (Georges Lucas, 1999)

Fue loable su intento de ofrecer cosas nuevas, pero Lucas fracasó estrepitosamente. Sería la película que hizo que la saga decayera considerablemente, un filme que destrozó mucha de la esencia de la saga original, pasando del cine de aventuras al drama político. No es cierto que no se debiera introducir nuevos elementos a la saga, pero había que hacerlo bien. Una trama política aburrida y nada interesante, un Anakin pequeño y pedante y un Capitán Panaka pesimista; una tecnología más avanzada que la que se ve en la saga original, cuando la historia ocurre antes. Eso sí, hay que verle el lado bueno: gracias a Jar Jar Binks, los ewoks ya nos caen bien.

Star Wars episodio II: el ataque de los clones (Georges Lucas, 2002)

Si aportó algo, fue el hecho de ser la primera película rodada íntegramente en formato digital. Por lo demás, nada, fue más bien la que demostró que su predecesora no fue un accidente. El episodio II es una historia propia de una telenovela aderezada excesivamente con un chaparrón de CGI. Jedis pasivos que solo actúan al final del filme, diálogos forzados, un Anakin pueril e irritante interpretado por un actor mediocre. Por no hablar de su título. ¿Se imagina la gente que El retorno del jedi se hubiese llamado La batalla de Endor?

Aníbal Moltó
CONTRIBUTOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

ART Bancaja

LO + VISTO

Por los pelos – Teatro Talia

Últimos artículos del autor







Nuestros autores