fbpx

Jean-Claude Carrière, el gran guionista europeo

En Cine y TV 16 February, 2021

Marc Muñoz

Marc Muñoz

PERFIL

En apenas 24 horas de diferencia el cine europeo se quedó a oscuras con el fallecimiento de dos de sus máximos referentes. Si Giuseppe Rotunno (director de fotografía de algunas de las obras inmortales de Fellini, Visconti y el All That Jazz de Bob Fosse) apagaba el interruptor de la luz europea con su muerte, el vacío que deja Jean-Claude Carrière en el sustrato del cine del viejo continente resulta igual de desconsolador e insustituible.

Jean-Claude Carrière

Icónica imagen all stars, fechada en 1972, con un Jean-Claude Carrière rodeado de pura historia del cine.

Carrière pasará a los anales de la historia del séptimo arte por haber formado tándem autoral con el gran Luis Buñuel. Pero lejos de quedar su carrera circunscrita a la suerte del director de “El ángel exterminador”, el francés se convirtió en el guionista predilecto de algunos de los cineastas más consagrados a nivel europeo y mundial. Louis Malle, Milos Forman, Carlos Saura, Berlanga, Jean-Luc Godard, Jacques Deray, Andrzej Wajda, Costa-Gavras fueron algunos de los autores que fortalecieron su mirada y redoblaron el interés en su obra en compañía de este autor y dramaturgo brillante cuya vida terminó el 8 de febrero de 2021, a los 89 años de edad en su apartamento de París.

Le brindamos nuestro particular homenaje con algunos de sus mejores trabajos.

Belle de Jour (1967)

La estrecha y productiva relación que unió a Jean-Claude Carrière con Luis Buñuel se desenvolvió entre 1964 y 1977, con un total de seis largometrajes que componen la etapa francesa del de Calanda: Diario de una doncella, Belle de jour, La vía láctea, El discreto encanto de la burguesía, El fantasma de la libertad y Ese oscuro objeto de deseo. Siendo, quizá, Belle de Jour la de mayor repercusión internacional y la que mayor número de loas acumuló. Ganadora del León de Oro, la subversiva cinta de Buñuel atiende a una joven esposa de un cirujano (interpretada por la inolvidable Catherine Deneuve) cuya curiosidad por la prostitución la empujará a llevar una doble vida.

Jean-Claude Carrière

El tambor de hojalata (1979)

La empresa que desempeñó Jean-Claude Carrière para adaptar al medio cinematográfico la aclamada novela del premio Nobel Günter Grass se vio recompensada con el Oscar a la mejor película de habla no inglesa de ese año. Volker Schlöndorff dirigía esta apuesta excéntrica alrededor de un chaval que decide dejar de crecer, y dar la espalda al mundo adulto, el día que recibe un tambor de hojalata. El ascenso del Tercer Reich sirve como telón de fondo de esta obra ganadora, también, de la Palma de Oro.

La insoportable levedad del ser (1987)

Otra adaptación de un clásico de la literatura (firmado por Milan Kundera) que tuvo que imponerse a todos los apriorismos que auguraban un traspiés. Carrière preservó la intensidad emocional que irradiaba un triángulo amoroso en el marco de la Primavera de Praga. Daniel Day-Lewis, Juliette Binoche y Lena Olin elevaron el interés de la cinta de Phillip Kaufman dando vida al apasionado trío protagonista.

Jean-Claude Carrière

Valmont (1989)

Con Milos Forman, Jean-Claude Carrière repetiría hasta en tres ocasiones, siendo la más reconocida su adaptación de la novela de Pierre Choderlos de Laclos en un drama de época cargado de lujuria, celos, traición y venganza. Aunque un nivel por debajo de la tentativa perpetrada por Stephen Frears, partiendo del mismo material, en Las amistades peligrosas Valmont conserva su interés pese al transcurso del tiempo.

Milou en mayo (1990)

Con el no menos grande Louis Malle, Jean-Claude Carrière firmó dos libretos (el otro fue ¡Viva Maria!). En Milou en mayo radiografía una familia burguesa reunida en una gran casa de campo con motivo del funeral de la matriarca, mientras Mayo del 68 acontece en un indiferente fuera de campo.

Jean-Claude Carrière

Birth (2004)

Carrière bajó la intensidad y el interés sobre su trabajo con la llegada del nuevo milenio, pero aún culminó guiones estimulantes para la suerte de Phillipe Garrel y de su hijo, Louis, e, incluso, se permitió inusuales peregrinaciones a los Estados Unidos. En este caso para respaldar el debut de Jonathan Glazer, director fogueado en el circuito de los videoclips que dio el salto al largo con esta inquietante y magnética cinta de intriga en la que una inolvidable Nicole Kidman se sumerge en el rol de una madre que cree encontrar en un niño la reencarnación de su difunto amado.

Compartir:

Luis BuñuelJean Luc GodardLouis MalleBerlangacosta-gavrasJean-Claude CarrièreJacques DerayMilos FormanguionistaCarlos SauraAndrzej Wajda

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tú la primera persona!