fbpx
El Hype – News Cabecera

55 Sitges #2: Deadstream, Halloween Ends y Project Wolf Hunting

En Cine y Series 13 October, 2022

Javi Cózar

Javi Cózar

PERFIL

No quería. En serio. Evité hablar largo y tendido de Halloween Kills cuando se proyectó el año pasado en el Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya , pero escribo estas líneas pocos minutos después de soportar en Sitges 2022 los 111 minutos de esperpento de Halloween Ends, y no puedo evitar hacer referencia ni que sea porque, supuestamente, es el episodio final de la saga. Esto nadie se lo cree, claro, pero por si acaso, hablemos de esto.

La trilogía ideada por David Gordon Green y Danny McBride se cierra con este Halloween Ends destrozando por completo el mito, la iconografía de Michael Myers. Ni siquiera en esto son novedosos: ya lo hizo antes Rob Zombie con sus dos lamentables incursiones en la saga. Ahora, a 40 años de la película original, tan sólo queda el nombre.

Porque, por supuesto, ni Gordon Green ni McBride, como tampoco Zombie en su día, han entendido que la fuerza de este icono residía en una idea muy simple: el Mal no tiene justificación, ni principio ni final. El tratamiento abstracto y ciertamente místico que John Carpenter le dio a su excelsa La noche de Halloween choca con la aproximación telúrica de esta trilogía: Michael Myers es un simple mortal con fuerza sobrehumana, un psycho killer más despojado del aura sobrenatural de la primera (y las primeras secuelas también) películas.

Ya no es únicamente que no hayan entendido nada. Es que tampoco han sabido aportar ninguna idea de valor, nada interesante a lo que agarrarse. Lejos de ello, la trilogía ha basculado desde el burdo homenaje de la primera parte hasta el cine de acción adrenalítico de la segunda, acabando con un ridículo (y abortado) intento de convertir a Michael Myers en una suerte de Yoda enseñando sus técnicas asesinas a su joven alumno Padawan.

Sitges

Halloween Ends (David Gordon Green, 2022).

Todo en Halloween Ends es sonrojante, no sólo esta absurda idea de convertir a Myers en un profesor de matar. Gordon Green no sabe lo que es componer un plano con un mínimo de gracia, como tampoco la planificación de las muertes pasa de un formulaico montaje de planos cortos enmascarados por una ausencia de luz, no sea que se note que no hay nadie al volante.

Así pues, la recta final de este Sitges no comienza demasiado bien, aunque afortunadamente no todo ha sido así estos últimos días, y algunas películas han brillado con fuerza y merecen ser destacadas. Dos, en mi opinión: Deadstream y Project Wolf Hunting.

Deadstream, incluida en la sección Panorama Fantàstic, es una película muy pequeñita que vuelve a demostrar que la falta de medios no ha de implicar necesariamente una mala película. Dirigida con pulso de acero por Joseph y Vanessa Winter, se trata de un found footage 2.0 donde el footage ya no está found, sino que es un streaming en vivo de Internet. El protagonista: un youtuber caído en desgracia que decide pasar una noche en una casa encantada para superar su miedo precisamente a las casas encantadas.

Planteada como una comedia, consigue desde el minuto cero una sorprendente efectividad sobre todo gracias a la descacharrante interpretación de Joseph Winter, que convierte toda la película en un desternillante one man show. Por supuesto, como todo el mundo puede predecir, aparecen fantasmas reales en la casa, y es entonces cuando Deadstream se convierte en un delirante tren de la bruja, un homenaje al cine de terror plagado de grandes ideas visuales (ese absurdo empeño del fantasma protagonista por meterle el dedo en la nariz al protagonista) que exprime al máximo todos los clichés del género para transformarlos en susto y comedia a la vez.

Sitges

Deadstream (Joseph Winter, Vanessa Winter, 2022).

Una película extraordinaria, sin duda, como también lo es (aunque por diferentes motivos) Project Wolf Hunting, que compite en la sección oficial de este Sitges 2022. Estamos en este caso ante una producción coreana de gran presupuesto que basa su efectividad en el collage de géneros desde el que aborda su trama. Se dan cita aquí, sin mayores contemplaciones, desde Con Air (Convictos en el aire) hasta Furia silenciosa, que era aquel peculiar (e inquietante) slasher que protagonizó a principios de los 80s nada menos que Chuck Norris. Y no acaba ahí la cosa: también hay claras influencias de Re-Animator (homenaje a la escena de la puerta derribada incluido) y de Depredador, por citar algunos ejemplos más.

Con todos estos ingredientes, Project Wolf Hunting solo tenía una posibilidad de resultar mínimamente coherente: la vía del exceso. Y ese es justamente el camino en el que se adentra la película, que muy pronto se convierte en un descontrolado festival de muertes salvajes, sangrientas hasta el paroxismo, donde las heridas de arma blanca (o no blanca: cualquier herida) provocan no sangre a borbotones sino literalmente géiseres de sangre, fuentes de hemoglobina que sale disparada manchándolo absolutamente todo.

Es imposible decidir cuál es la película más sangrienta de un festival como este, con casi 200 largometrajes proyectados en 10 días. Pero, desde luego, Project Wolf Hunting estará sin duda entre las propuestas más rabiosamente gore de esta edición.

Sitges

Project Wolf Hunting (Kim Hong-sun, 2022).

También en competición se han podido ver estos días dos cintas de origen nórdico: The Knocking (Koputus), que viene desde Finlandia, y Speak No Evil, que llega desde Dinamarca. El cine nórdico, es cierto, este año tiene una presencia destacada en Sitges, tanto en sección oficial competitiva (donde se encuadran estas dos cintas) como en otras secciones, aunque en mi opinión no termina de ofrecer una experiencia fantástica satisfactoria.

El principal problema de The Knocking es que su discurso ecológico, que tiene un desenlace ciertamente fascinante y aterrador, queda enterrado en un melodrama vulgar durante la mayor parte del metraje. La película no se atreve a lidiar con el fantástico más que en su tramo final, que es cuando ya ha perdido todo el interés. Y es una lástima porque, insisto, su moraleja final consigue una de las imágenes más perturbadoras de este Sitges 2022. De nada sirve cuando la cinta ha evitado adentrarse abiertamente en el fantástico y ha preferido dar vueltas a un (confuso, además) conflicto entre tres hermanos que heredan una casa en el bosque.

Sitges

The Knocking (Koputus) (Joonas Pajunen, Max Seeck, 2022).

Algo similar le ocurre a Speak No Evil, película que también renuncia al fantástico hasta su tercer (y lamentable) acto. En este caso, y con la obvia referencia a Funny Games de Michael Haneke, se estira una situación incómoda durante más de una hora hasta que, de manera abrupta y realmente tosca a nivel narrativo, todo se convierte en una cinta de serial killers. Tiene un grave problema esta película, y es que por más que pretenda en sus últimos compases convertirse en una cinta brutal y cruel, la sensación de estafa planea durante todo el espantoso tercio final y arruina cualquier posibilidad de epatar.

Sitges

Speak No Evil (Christian Tafdrup, 2022).

Termino con Pearl, también en Sección Oficial Competitiva y también una sonora decepción. Precuela de la muy recomendable X, y de hecho rodadas ambas de manera simultanea en Nueva Zelanda, aquí el director Ti West y su cómplice en el guion y la interpretación, Mia Goth, agotan la paciencia del espectador intentando documentar el origen de la psycho killer de la primera película, Pearl.

Sitges

Pearl (Ti West, 2022).

No acabo de entender muy bien por qué era necesario explicar la juventud de Pearl, y cómo sus instintos sádicos acaban por convertirla en una asesina. X funcionaba maravillosamente sin este añadido, y la excusa solo se aguanta por su curioso homenaje a la estética del cine clásico en Technicolor y por los dos o tres momentos truculentos que añade. Demasiado poco para justificar una película que no aporta nada (positivo) a X, esta sí un extraordinario slasher que este 2022 ha sabido reinventar el género a partir de un homenaje a La matanza de Texas y de una tenebrosa reflexión acerca de la América rural.

Compartir:

Michael MyersMia GothSitges-Festival Internacional de Cinema Fantàstic de CatalunyaHalloween KillsPearlTi WestProject Wolf HuntingDeadstreamSpeak No EvilThe Knocking (Koputus)

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tú la primera persona!