Los cinco referentes de La La Land
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Cine y TV

Los 5 referentes de “La La Land”

Los 5 referentes de “La La Land”

Tras arrasar en la pasada edición de los Globos de Oro y con la mirada puesta en la próxima ceremonia de los premios Oscar, La ciudad de las estrellas, aka La La Land, llega a los cines españoles con ganas de revitalizar el amor por los musicales de espíritu clásico. La nueva película de Damien

Tras arrasar en la pasada edición de los Globos de Oro y con la mirada puesta en la próxima ceremonia de los premios Oscar, La ciudad de las estrellas, aka La La Land, llega a los cines españoles con ganas de revitalizar el amor por los musicales de espíritu clásico.

La nueva película de Damien Chazelle recupera el género de forma respetuosa, sobre todo en la forma, y plantea un musical agridulce sobre las relaciones de pareja y el mundo del show business. El director de Whiplash  trufa el filme de citas y homenajes a diversos clásicos. A continuación, repasamos cinco referencias que ayudan a entender mejor el universo que presenta La La Land.

#1 Un americano en París (1951)

El principal referente de La La Land es la serie de musicales que durante dos décadas (de 1940 a 1960) puso en marcha Arthur Freed y su equipo de técnicos, conocido como The Freed Unit. Freed, como productor e ideólogo, dio todo su apoyo a una serie de directores que dieron forma a la era dorada del género elevando las cotas de invención y originalidad hasta el infinito.

Una de sus manos derechas fue Vincente Minelli, que bajo la batuta de Freed firmó varias obras maestras. Una de ellas fue Un americano en París. El encantador número musical en el que Ryan Gosling y Emma Stone tontean al inicio del filme es un homenaje directo a uno similar protagonizado por Gene Kelly y Leslie Caron.

#2 Cantando bajo la lluvia (1952)

Seguimos con la Freed Unit, pero pasamos de Vincente Minelli a otros dos monstruos del musical, Stanley Donen y Gene Kelly. Ambos dirigieron Cantando bajo la lluvia, quizás el musical más famoso de la historia, una absoluta obra maestra y, claro está, piedra de toque de La La Land. Sobre todo en la primera mitad del filme, cuando todo es alegría y flirteo. El personaje de Emma Stone bien podría ser un trasunto de la pizpireta aspirante actriz a la que ponía cara la recientemente fallecida Debbie Reynolds. Chazelle se inspira, directamente, en diversas secuencias de la película de Donen y Kelly, y en la manera en que el dúo planificaba los números musicales: el uso de grúas, la inventiva a la hora de plantear las coreografías, y ese dominio brutal del espacio cinematográfico.

#3 Corazonada (1981)

La película que acabó por arruinar de forma completa a Francis Ford Coppola también es uno de los musicales agridulces más logrados de la historia del cine. Corazonada reinventaba el género al transformar en un musical colorista e imaginativo, dominado por las luces de neón, una crisis de pareja entre un mecánico y una agente de viajes (inolvidables Frederic Forrest y Teri Garr).

Apoyado en una espléndida banda sonora compuesta por Tom Waits y en un uso magistral de la escenografía, Coppola mostraba una ciudad de Las Vegas de fantasía capaz de reflejar el estado de ánimo de sus protagonistas. Por cierto, no hagan caso de la nota que tiene en IMDB y Metacritic, Corazonada es una auténtica obra maestra.

#4 Dinero caído del cielo (1981)

Estrenada el mismo año que Corazonada, la película de Herbert Ross estableció las reglas de los musicales con trasfondo dramático que vinieron después. Sin ir más lejos Lars Von Trier se la copió entera en Bailar en la oscuridad.

Dinero caído del cielo se vale del musical para mostrar una radiografía sin concesiones de los Estados Unidos de la Gran Depresión. La banda sonora está formada por canciones clásicas de la época, y, entre otras cosas, contiene un memorable número donde Christopher Walken se destapaba como un gran bailarín. Como Corazonada, se trata de una obra maestra incomprendida.

#5 Café Society (2016)

El imaginario de La La Land no solo se alimenta de musicales. De hecho, uno de sus referentes más claros es el cine de Woody Allen y la visión a veces amarga que tiene el neoyorquino de las relaciones de pareja. A eso hay que sumarle la cinefilia que respira la obra de Allen, algo presente también en la nueva película de Chazelle.

Siguiendo con los parecidos razonables, La La Land funciona como un espejo, moderno y en clave musical, de Café Society. De hecho, la pareja que forman Jesse Eisenberg y Kristen Stewart, y su historia de amor truncada, es similar, en todos los aspectos, a la de Emma Stone y Ryan Gosling.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores