In-Edit: si no estás en él, no existes - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

In-Edit: si no estás en él, no existes

  • En Música
  • 16 octubre, 2014
  • 71 visitas
In-Edit: si no estás en él, no existes

Nick Cave, Pulp, Kate Bush o Elliott Smith, entre los grandes protagonistas de la doce edición del festival de films sobre música popular, que comienza el 23 de octubre en Barcelona y amplía su programación a Madrid, Bilbao y Pamplona, desde el 30 al 2 de noviembre. Un auténtico festín para los sentidos. No es

Nick Cave, Pulp, Kate Bush o Elliott Smith, entre los grandes protagonistas de la doce edición del festival de films sobre música popular, que comienza el 23 de octubre en Barcelona y amplía su programación a Madrid, Bilbao y Pamplona, desde el 30 al 2 de noviembre. Un auténtico festín para los sentidos.

No es ningún secreto que el género documental, aplicado a la escena del rock internacional (en España su crecimiento y diversificación, lógicamente, son más lentos), está deparando desde hace años algunos de los capítulos cinematográficos más jugosos que cualquier melómano de pro puede llevarse a la boca. Los llamados rockumentales (por buscar una definición singularizada) explican el cómo y los porqués que se ocultan tras los músicos a los que admiramos. E incluso iluminan rincones por explorar en los trayectos de algunas bandas por las que, a tenor de sus discografías, apenas hubiéramos sentido la menor empatía o curiosidad. Basta con recordar casos tan celebrados como el de Anvil o incluso el de Sixto Rodríguez (protagonista del aclamado Searching For Sugarman).

El documental, tanto si incorpora exclusivamente hechos de probada veracidad como si embellece esa realidad con recursos de cara a la galería, rozando el terreno de la fantasía, evoca la epopeya de músicos que se nos muestran en su vertiente más humanizada. Gracias a ellos descubrimos no solo sus motivaciones artísticas, sino también el muchas veces tortuoso proceso que se esconde detrás de sus discos, de sus conciertos o de su propia peripecia vital.

El festival In-Edit, que se apresta a celebrar una nueva edición desde el 23 de octubre al 2 de noviembre (y con ella ya van doce), es la principal pasarela del género en nuestro país. Tiene su epicentro en Barcelona, como ya es habitual, pero este año también extiende parte de su programación a Madrid, Bilbao y Pamplona, a partir del 30 de octubre. Su implantación en el norte cobra pleno sentido tan pronto uno atiende a su programa, ya que en el apartado estatal destaca la inclusión de 160 metros: una historia del rock en Bizkaia, el documental en el que Álvaro Fierro y Joseba Gorordo glosan algunos de los hitos más importantes de la escena a ambos márgenes de la ría de Bilbao, desde la explosión del rock radical vasco en los años 80 hasta la eclosión indie de los 90, capitalizada por bandas como El Inquilino Comunista.

Aunque In-Edit será pródigo también en citas de mayor peso específico por su trascendencia internacional, ya que el grueso de sus producciones son películas que llegan de fuera. Una de ellas será, indiscutiblemente, 20.000 Days on Earth , el documental ficcionado por Iain Forsyth y Jane Pollard, que se sumerge de lleno en los quehaceres cotidianos de Nick Cave, con cierto margen para dejar volar la imaginación: ese hombre que, pese a su fiera presencia escénica y su largo historial de atribulados excesos, desarrolla su actividad compositiva con una disciplina casi marcial, propia de cualquier oficinista. Nadie lo diría tras asistir a cualquiera de su huracanados directos, como los que se presume que vuelva a ofrecer en mayo de 2015 en nuestro país.

Otro de los puntos álgidos de esta edición será, sin duda, la proyección de Pulp: A Film About Life, Death and Supermarkets, de Florian Habicht. O lo que es lo mismo, un viaje retrospectivo a través de las calles de Sheffield para analizar a una de la bandas más laureadas del pop británico de los 90, aunque las mieles del éxito tuvieran que llegarles ya a lomos de la benigna coyuntura brit pop de aquella década, tras más de diez años de sinsabores y opacidad: Pulp. El sustrato que dio pie al ácido lirismo de Jarvis Cocker, con el foco orientado a cierto costumbrismo social (no en vano, “Common People”, su mayor éxito, no deja de ser una ácida disección de clase) queda reflejado en otro film que promete, a poco uno se deje seducir por su potente tráiler.

Otra cinta a no perderse, por nada del mundo, bien puede ser The Kate Bush Story: Running Up That Hill , un documental del británico Adrian Sibley en el que retrata a la siempre elusiva y públicamente opaca figura de Kate Bush (ahora de actualidad por su vuelta a los escenarios después de 35 años) a través de los testimonios de fans tan notorios como John Lydon (Sex Pistols, P.I.L.), Neil Gaiman, Brett Anderson (Suede), Tricky, Bat For Lashes, Viv Albertine (The Slits), Peter Gabriel, Tori Amos o Annie Clark (St. Vincent). Ya que no abundan las oportunidades de descifrar su enigmática existencia, siempre alejada de las cámaras y de las grabadoras, al menos quedan los testimonios de algunos de quienes han recogido su influencia de forma reconocida. El enorme influjo de una de las divas más singulares que el pop nos ha dado, a través de un reflejo colectivo e inevitablemente poliédrico.

Aunque si alguna cita va a conjugar la pasión cinéfila con la música en directo, esa será sin duda la que protagonizará Gruff Rhys en la noche del 28 de octubre en el Aribau Club de Barcelona, ofreciendo un concierto exclusivo con motivo del estreno de American Interior , precisamente el debut tras las cámaras del músico galés (junto a Dylan Goch), en una curiosa historia en la que el cabecilla de Super Furry Animals se embarca en la búsqueda de un ancestro suyo que abandonó Gales en 1792, para acabar integrado en una tribu de indios americanos. Su plasmación en el celuloide cuenta también con un estupendo soporte sonoro: el álbum que el propio Rhys ha editado este mismo año.

Y cuando llega el turno de hablar de alguien como el añorado Elliott Smith, toca cuadrarse y ponerse firmes ante la que será la proyección del primer documental que versa sobre su vida y obra, cercenadas de cuajo un mal día de 2003. El cantautor norteamericano, dotado de una sensibilidad extrema, decidió poner fin a su propia vida aquel año, quizá también a consecuencia de su propia incapacidad para asumir los peajes de la notoriedad pública. Pero antes nos dejó un listado de álbumes absolutamente deliciosos, dotados de una capacidad melódica sin apenas parangón. De eso habla Heaven Adores You , la película de Nickolas Dylan Rossi, cuyo tráiler también es de lo más sugerente.

Y ya que con Gruff Rhys hablábamos de la asistencia de músicos en directo, tampoco podemos olvidarnos de la visita que el 27 de octubre rendirán Spandau Ballet al completo. Y no precisamente para actuar en directo y revivir sus días de gloria como chicos de oro de aquella camada de New Romantics, omnipresentes protagonistas de las listas de éxitos de la década de los 80, sino para estrenar en exclusiva Soul Boys Of the Western World, el documental que sobre ellos ha dirigido George Hencken. Cinco mozos de clase obrera de Islington cuya ascensión al estrellato fue tan fulgurante que se convirtieron en un producto de pop comercial tan bien delineado que resultaba apto para toda la familia. Tony Hadley y los suyos echan la vista atrás en el filme, y sin ira, por lo visto.

El cartel se completa con una buena nómina de películas en la que no sobra absolutamente nada. Desde Freddie Mercury: The Great Pretender , de Rhys Thomas, hasta Frank Zappa – Phase II – The Big Note , de Frank Scheffer, pasando por Dexys: Nowhere is Home (de Kieran Evans y Paul Kelly, sobre la vuelta de los Dexys Midnight Runners), Breadcrumb Trail  de Lance Bangs (sobre los primeros pasos de Slint, popes del slowcore ), My Secret World – The Story of Sarah Records , de Lucy Dawkins (sobre la trayectoria del histórico sello indie británico) o I Need A Dodge! Joe Strummer on the run , de Nick Hall, sobre la temporada en que el cabecilla de The Clash estuvo viviendo en Granada. Un menú de lo más sugestivo, que puede consultarse al completo en este enlace.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

El ciclista utópico

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores