Vivir en el Ärtico - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
UOC – Dic17 – Banner cabecera
Buscar
728 x 90

La nueva cinemática

Vivir en el Ärtico

Vivir en el Ärtico

Ärtico de Gabi Velázquez se estrena estos días en salas comerciales. Abrió el pasado Festival de Cinema Jove de Valencia y volvió con una Mención Especial en la sección Generation de la última Berlinale. Una vivencia de infancia puede originar una película en la madurez. Son muchos quienes han sentido admiración por compañeros de escuela

Ärtico de Gabi Velázquez se estrena estos días en salas comerciales. Abrió el pasado Festival de Cinema Jove de Valencia y volvió con una Mención Especial en la sección Generation de la última Berlinale.

Una vivencia de infancia puede originar una película en la madurez. Son muchos quienes han sentido admiración por compañeros de escuela repetidores, por los que no se cortaban ante la autoridad y vivían al margen de normas cívicas que un niño aún tiene a medio asimilar. Gabriel Velázquez quiso dedicar su último largometraje a los chicos que no veía en clase, a los que le robaban el balón; pero también al Torete, al Vaquilla, al Pirri y a tantos otros personajes que Eloy de la Iglesia o Jose Antonio de la Loma (re)crearon para el Cine Quinqui. Delincuentes juveniles que Gabriel preferiría tener como aliados antes que como enemigos.

Ärtico es un buen ejemplo de nueva cinemática desarrollada en la ficción. Una obra trabajada de manera particular en la puesta en escena, la fotografía, el sonido o la dirección de actores, aprovechando al máximo los recursos disponibles y poniendo a su favor los impedimentos que habitualmente surgen en los rodajes de este género. Aunque no resuelvan completamente una película, es mejor hacer de las limitaciones aliadas antes que enemigas.

artico-gabi-velazquez-cine-elhype-1

Una Red Scarlet prestada puede dar su máximo rendimiento cuando, tras un trabajo de localización exhaustivo, se aguarda a las horas de luz más tenues para rodar una Salamanca que no parezca España sino un rincón de Japón. Una idea clara sobre encuadres planos, rechaza fugas y perspectivas para contagiar al lenguaje cinematográfico del pictórico. Los cuadros estáticos se abren con generosidad más allá de sus lindes gracias un diseño sonoro trabajado y enriquecido con el folclore salmantino que Gabi Velázquez encontró en las transgresiones espirituales de Mayalde.

Desde Visconti no es ninguna novedad rodar crónicas del extrarradio o del mundo rural con no-actores y mucho menos en el Quinqui. Tampoco es una elección inédita en la filmografía de Gabriel Velázquez. Los rostros ajenos a las escuelas de actores, provenientes de las esquinas, de los prados y de las pellas, transmiten una vida que no es otra que la suya propia. La lejanía del punto de vista al que nos somete la escritura en plano general, permite disimular algunas limitaciones interpretativas que hay que pagar a cambio de frescura. En ese escamoteo pesa más la estética que la ética (o su ausencia) y no resulta fácil rematar historias crudas cuando la mirada sobre ellas es tan estilizada. Ärtico es la cuarta apuesta que su director nos deja en salas comerciales y con la que sacia nuevos retos personales en su lenguaje cinematográfico.

Hemos entrevistado a Gabi Velázquez sobre Ärtico para El cine que viene en Radio 5. Puedes escuchar la pieza que además cierra temporada pinchando aquí.

Samuel Alarcón
SUBSCRIBER
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

UOC Dic17 – Robapaginas 1

LO + VISTO

Curiosite 2017

Últimos artículos del autor







ART Bancaja

Nuestros autores




Pels Pels – Teatre Talia



UOC Dic17 – Robapaginas 2