Empire: el culebrón, si negro, dos veces bueno - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Pérdida de series

Empire: el culebrón, si negro, dos veces bueno

Empire: el culebrón, si negro, dos veces bueno

El soap afroamericano, liderado por Shonda Rimes, coge fuerza en el primetime estadounidense con series como Scandal y Cómo defender a un asesino. Lo primero, no se me escandalicen. Empire, la nueva serie de TV del canal FOX y sin duda el fenómeno más sonado de la pequeña pantalla estadounidense en lo que va de temporada (ya saben, desde

El soap afroamericano, liderado por Shonda Rimes, coge fuerza en el primetime estadounidense con series como Scandal y Cómo defender a un asesino.

Lo primero, no se me escandalicen. Empire, la nueva serie de TV del canal FOX y sin duda el fenómeno más sonado de la pequeña pantalla estadounidense en lo que va de temporada (ya saben, desde septiembre), confirma la regla: un culebrón de reparto o protagonista afroamericano es una apuesta segura. Díganselo a Shonda Rimes, quien para 2001 parecía destinada a escribir epopeyas adolescentes nivel Crossroads, con Britney Spears, o Princesa por sorpresa 2.

Rimes supo en cambio recomponerse y pasó de estado convaleciente a prestigiosa productora en apenas una semana. El nombre de su compañía, de hecho, responde perfectamente a esa coyuntura que la convertiría en una de las figuras mas egocéntricas de la industria: ShondaLand (nivel esto). Su primera serie, Anatomía de Grey, fue un éxito de audiencia. Más adelante produjo otra, Sin cita previa, y acabaría teniendo el bagaje suficiente como para que en 2012 la cadena ABC le dejara producir una serie con una afroamericana como protagonista, Kerry Washington. Esto último, entiéndanme, es pura especulación, pero apruébenlo para el bien del argumento a favor de Empire.

Scandal

Primavera de 2012. Scandal, producida por Rimes, estrena un jueves a las 10 de la noche. Compite contra El mentalista de la CBS y la ya fallecida -pero no menos genial- Awake de la NBC. Los ratings, para una premiere de ABC, no son los mejores. En otoño de 2012 estrena peor. Elementary, su nueva rival, empieza incluso más fuerte que El mentalista. Rimes no se rinde y su serie aguanta. Vaya si aguanta. Para mayo de 2013, el boca-oreja convierte a Scandal en una de las 50 series más vistas de la temporada. ¿Al año siguiente? Decimosexta en las generales y octava entre las audiencias jóvenes (18-49). Scandal, un drama de politiqueo maltrecho pasadísimo de rosca gana la primera batalla. El culebrón de los millenials, Anatomía de Grey inclusive, se consolida. Empire empieza a ver el camino.

Otoño de 2013. Cómo defender a un asesino, ayudada por Scandal, entra como el estreno más visto del año y empieza una meteórica carrera que batirá récords en montones de métricas diferentes. La serie, sobre cómo unos estudiantes de derecho y su profesora de penal (Viola Davis, afroamericana) se involucran en un asesinato, es otra telenovela de “folleteo”, rivalidades, flashbacks y lágrimas de cocodrilo. Para la promoción, la ABC ya ni se corta. Los jueves de Shonda Rimes -con Anatomía de Grey a las 8pm, Scandal a las 9pm y Cómo defender a un asesino a las 10pm- por tener tienen hasta eslogan: Thank God It’s Thursday!* (¡Gracias a Dios que es jueves!).

Shonda Rimes & friends

Pero adscribirme únicamente a la étnica de los protagonistas para justificar el éxito de las dos últimas series de Shonda Rimes sería quedarme corto de miras. Tengamos en cuenta también que ambas han descartado el proceso rutinario al que se habían acostumbrado las cadenas en la pilot season. Esto es, adaptar algo ya hecho (The Walking Dead) o partir de una idea preconcebida en otro producto (Gotham, Nikita, etc.). Pero las de Rimes son series originales -¡No me cojan todas las acepciones del adjetivo!-. Además, han convalidado su éxito ayudándose entre ellas y con un planteamiento promocional encomiable.

Y ahora nos ha llegado Empire, sobre una prestigiosa discográfica repleta de negros histéricos que se disputan, primero, la herencia del legado del paterfamilias, quien tiene que ceder su mandato en la discográfica por una enfermedad crónica; y segundo, el encontrar a la próxima gran estrella del rap/R&B/whatever.

Empire cuenta con un reparto casi enteramente afroamericano, liderado por Terrence Howard y Taraji P. Henson; parte de una trama original repleta de puñaladas traperas, flashbacks dramáticos, griterío exagerado y nombres épicos (¡Cookie!); y se ha apoyado en una campaña de promoción brutal liderada por los temas escritos en exclusiva para la serie por el cantante y compositor Timbaland. Y ha funcionado. Empire es ya líder indiscutible de audiencia en su noche, supone uno de los mayores éxitos para la cadena FOX en años de incertidumbre y confirma lo que ya casi era un hecho: el fenómeno del culebrón millenial -sí, adoro el concepto- ha venido para quedarse.

Viewers discretion is advised: estas series no son para todo el mundo.

*Genial que en el vídeo de promoción de los Thursdays de Shonda, justo después del “de los productores ejecutivos de Anatomía de Grey y Scandal” siga un “Quiero ser como ella”. Maldita Shonda.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Wonderful Beirut – IVAM

LO + VISTO

Últimos artículos del autor




Nuestros autores