"Broad City", la comedia neoyorquina que no se corta un pelo - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Pérdida de series

“Broad City”, la comedia neoyorquina que no se corta un pelo

“Broad City”, la comedia neoyorquina que no se corta un pelo

Broad City, otra comedia de chicas jóvenes en Nueva York. Pero Broad City es otra cosa, Broad City es la pera. Sí, ya sé que en los últimos años hemos tenido series de TV neoyorquinas del género a puñados, pero también es cierto que ha habido incontables batacazos y decepciones que no han estado a la altura de la metrópolis norteamericana. En

Broad City, otra comedia de chicas jóvenes en Nueva York. Pero Broad City es otra cosa, Broad City es la pera.

Sí, ya sé que en los últimos años hemos tenido series de TV neoyorquinas del género a puñados, pero también es cierto que ha habido incontables batacazos y decepciones que no han estado a la altura de la metrópolis norteamericana. En el imaginario reciente, ya sea con todavía camino por delante, de retiro por desgaste o eliminadas del calendario por destitución, tenemos series como 2 chicas sin blanca (CBS, la network abuela), Don’t trust the B—– in apartment 23 (ABC, la network de Disney) o incluso Gossip Girl (The CW, la network joven). Cada una de su propio estilo y emitidas en cadenas muy diferentes.

Pero Broad City es otra cosa, Broad City es la pera. Sus protagonistas, Ilana (Ilana Glazer) y Abbi (Abbi Jacobson), son dos despreocupadas jovenzuelas -puede que el término “jovenzuelas”, entendido en su terminología desenfadada más coloquial, nunca se haya aplicado de forma más adecuada- que disfrutan de un estilo de vida disparatado y alejado de cualquier convención social. Porque créanme, Broad City no tiene reparos en soltar el mayor número de obscenidades por episodio y la naturalidad con la que Ilana y Abbi gritan sus salvajadas -desde su olor corporal hasta las preferencias sexuales anales de su último ligue- hace el recorrido si cabe más hilarante.

Broad City

Porque ante todo, de lo que puede presumir Broad City es de tener un ritmo tan endiablado como regular. El hecho de no guardarse ningún tabú le permite saciar sus ambiciones cómicas, mientras que las inagotables aventuras de Abba e Ilana por Nueva York aportan las dosis de narración suficientes como para mantener al espectador enganchado.

Hasta el momento, Broad City también se ha permitido incluso algún sketch musical con un temazo como “Started from the bottom” de Drake o empezar a tirar de metalenguaje para referirse a sí misma en los últimos capítulos. Y esto es algo que irá a más en temporadas venideras, al menos si la serie sabe aguantar el nivel que ha mantenido hasta ahora. Seguidores tiene, así que no padezcan los fans por ahora.

Aunque quizá lo mejor de todo es que Broad City viene de YouTube. Amy Poehler (Parks & Recreation) ayudó a Jacobson y a Glazer a sacar Broad City de la pantalla del ordenador y así brindarles su primera oportunidad en televisión. ¡Y en Comedy Central, nada menos! Ahora, con apenas dos temporadas en marcha, la serie sigue confirmando su valía y prueba, de nuevo, que hay grandes comedias de calidad escondidas en la Red. Broad City es el mejor ejemplo y las networks, y no las cadenas de cable como Comedy Central, deberían empezar a prestar atención. Por el momento, sólo una conclusión a la que debéis hacer caso: en serio, Broad City es la pera.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores