fbpx
Palau de les Arts

Wiener Werkstätte 1903-1932, los talleres del arte total

En Culture 2 March, 2018

Rosario Ibáñez Sanz

Rosario Ibáñez Sanz

PERFIL

Los Wiener Werkstätte o talleres vieneses fueron cooperativas dedicadas a la fabricación de bienes de consumo, que fundaron en 1903, en Viena, los diseñadores secesionistas Josef Hoffmann, Kolomon Moser y el banquero y empresario Fritz Wärndorfer.

La cooperativa estuvo constituida por diferentes talleres de carácter artesanal —no industrial— donde se elaboraron muebles, joyas, artículos de metal, libros, tejidos, ropa, cerámica, cristalería y objetos de piel, entre otros productos. También formó parte de ella un estudio de arquitectura. Los cooperativistas abrieron sucursales en Nueva York, en 1921, y en Berlín, en 1929. Las actividades de los Wiener Werkstätte se mantuvieron hasta el año 1932, en que la empresa cerró por quiebra económica.

Wiener Wekstätte

Los Wiener Werkstättese se inspiraron en el Gremio de Artesanos de C. R. Ashbee. Desde el punto de vista laboral se caracterizaron por el trato ejemplar que deparaban a sus más de cien empleados. En el taller de ebanistería, por ejemplo, los trabajadores disfrutaban de una o dos semanas de vacaciones pagadas, algo extraordinario en la época.

Wiener Wekstätte

Sillón, 1905. Estructura de madera de haya curvada y paneles de sicómoro. El respaldo es ajustable y permite diferentes grados de inclinación

En el plano estético, su marca principal fue la sencillez formal y ornamental, muy alejada de la recargada tradición decorativa vienesa. Esta simplicidad los acercaba a los objetos que elaboraba el movimiento moderno,  recurriendo a procedimientos industriales.

Wiener Wekstätte

Cubertería (1904). Josef Hoffmann.

En los Wiener Werkstätte la elaboración de los productos fue siempre artesanal y con materiales de primera calidad. Esta circunstancia encarecía considerablemente las piezas que salían de la cooperativa y dificultaba el éxito económico de la misma, por lo que la clientela no podía ser popular.

Wiener Wekstätte

Josef Hoffmann.

Josef Hoffmann (Pirnitz, Moravia, 1870-Viena, 1956) estudió arquitectura en Viena. Empezó su carrera profesional colaborando primero en el estudio de Otto Wagner —antiguo profesor suyo en la facultad— y, después, en el de Joseph Maria Olbrich. En 1898, abrió su propio despacho y se vinculó a la Sezession. En 1900 viajó a Gran Bretaña y conoció de primera mano lo que se hacía en los talleres y las escuelas británicos. Allí descubrió, además, la obra de Mackintosh.

Wiener Wekstätte

Sanatorium Purkersdorf (1903-1904) Josef Hoffmann.

Cuando Hoffmann regresó a Viena abrió unos talleres destinados a la producción de objetos: los Wiener Werkstätte (Talleres vieneses) —en los que también colaboró Kolomon Moser—, que funcionaron durante mucho tiempo gracias a la financiación del banquero Fritz Wärndorfer. Hoffmann comenzó su carrera en un momento en que el movimiento secesionista vienés estaba en pleno apogeo.

Wiener Wekstätte

Palacio Stoclet (1905-1911) en Bruselas, Josef Hoffmann.

Hoffman construyó una palacio en Bruselas, por encargo del industrial local Adolphe Stoclet, que había vivido en Viena y apreciaba la labor de Hoffmann en los Wiener Werkstätte. En el interior del palacio Stoclet, el mobiliario y los detalles ornamentales proceden de los talleres vieneses y constituyen hoy el único conjunto íntegro en el que es posible contemplar las propuestas de sus especialistas en el ámbito de la decoración de interiores.

Wiener Wekstätte

Interior palacio Stoclet.

Sobresale la decoración pictórica del salón, que realizó Gustav Klimt inspirándose en la riqueza cromática de los mosaicos bizantinos y en el arte indio y budista, al que el matrimonio Stoclet era muy aficionado.

Wiener Wekstätte

El árbol de la vida. Gustav Klimt.

De ese conjunto pictórico destaca la escena titulada El árbol de la vida o árbol de la sabiduría, símbolo de la Edad de Oro que, según la tradición griega, conoció la humanidad en un tiempo pasado. Desde el punto de vista estilístico, esta composición destaca por su riqueza cromática y por sus líneas sinuosas que, en ocasiones, se apartan de la figuración e incurren en la abstracción.

Wiener Wekstätte

Silla Fledermaus (1907), Josef Hoffmann.

A pesar de que inicialmente su estilo respondió a las características de este movimiento, con el tiempo, Hoffmann evolucionó hacia soluciones cada vez más sobrias, austeras y limpias de ornamento, próximas, en sus planteamientos estéticos, a las que representan al movimiento moderno. Así, la silla Fledermaus diseñada por Hoffmann para formar parte del mobiliario del cabaret vienés del mismo nombre, cuyas líneas destacan por su sencillez. En determinados puntos aparecen unos motivos en forma de esfera que podemos encontrar en otros diseños del arquitecto. Integraba los adornos en la estructura, no eran  añadidos superficiales. Su definición era toda una declaración de principios, llamaba a las sillas máquinas de sentarse.

Wiener Wekstätte

Sillón Kubus, 1910.

El célebre sillón Kubus posee una estructura interna, no visible, de madera, está tapizado en cuero y con  idéntico diseño existe un canapé de tres plazas. Las formas estrictamente geométricas de la pieza podrían haber sido perfectamente ideadas por un diseñador funcionalista.

Wiener Wekstätte

Servicio de té, c. 1910. Josef Hoffmann.

Este servicio de té es un perfecto ejemplo de los exquisitos productos fabricados en los talleres vieneses. Plata, ébano, amatista y otras piedras semipreciosas fueron empleadas en su diseño. Hoffmann combina en estas piezas la sobriedad de las formas geométricas con la suntuosidad de los materiales. El único motivo decorativo lo encontramos en la delgada línea horizontal de pequeñas semiesferas que el diseñador dispone en la base de cada objeto.

Wiener Wekstätte

Cristalería (1912) Josef Hoffmann.

La cristalería Bronzit Series producida por Lobmeyr en 1914, todavía está en catálogo. Cristal soplado mate decorado con líneas horizontales y verticales que fueron esmaltadas con una línea negra a mano por primera vez.

Wiener Wekstätte

Vestido, 1910.

Hoffmann diseñó este vestido para Wiener Werkstätte. Llama la atención la sencillez de la pieza, tanto en la forma, como en la elección del motivo decorativo.

Kolomon Moser (Viena, 1868-Viena, 1918) se educó en la Academia de Bellas Artes y en la escuela de Artes y Oficios de Viena. Dedicó toda su vida profesional al diseño de cerámicas, joyas, cristales, muebles, alfombras, carteles y otros productos de lo que en el pasado se denominaban artes aplicadas.

Wiener Wekstätte

Sillón (1902), Kolomon Moser. Madera lacada de blanco. La pieza fue diseñada por Moser para formar parte del mobiliario del sanatorio Purkersdorf.

Vinculado a la Sezession austriaca, colaboró con Josef Hoffmann en la creación, en 1903, de los Wiener Werkstätte. Desde ese año, y hasta 1907, realizó un importante número de diseños para esa empresa, que, finalmente, abandonó por discrepancias con sus socios. Al margen de sus trabajos para los Wiener Werkstätte, Moser colaboró en repetidas ocasiones con la revista Ver Sacrum, la publicación de carácter vanguardista más importante de cuantas se editaban en Austria en el tránsito de los siglos XIX y XX.

Wiener Wekstätte

Ver Sacrum, 1901

Diseño para Ver Sacrum, 1901. Moser recurrió en este diseño a dos motivos típicamente modernistas: la mujer y, en especial, su pelo, y las flores. Trabaja ambos motivos recurriendo, además, a la característica línea curva.

Wiener Wekstätte

Mesillas, 1904. Madera de haya pintada de blanco. Moser diseñó estas mesillas para el apartamento de la familia Wittgenstein en Berlín.

Los avatares económicos del proyecto acabaron siendo un lastre, a pesar de superar la ruina de Wärndorfer y continuar gracias a otro banquero, el mecenas moravo Otto Primavesi. La expansión de sus sedes, en Karlsbad (1909), Marienbad (1916), Zurich (1917), Nueva York (1922) y Berlín (1929) no fue el éxito esperado y con la Gran Depresión desapareció un proyecto auspiciado por artistas y burgueses acaudalados, que marcó la historia del diseño hasta nuestros días.

Compartir:

VienaWiener WerkstätteC. R. AshbeeJosef HoffmannKolomon MoserFritz WärndorferOtto WagnerJoseph Maria OlbrichMackintoshAdolphe StocletGustav Klimt

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!