fbpx

El movimiento pop

En Cultura 7 July, 2018

Rosario Ibáñez Sanz

Rosario Ibáñez Sanz

PERFIL

El movimiento artístico Pop (abreviatura de popular), surgido simultáneamente en Reino Unido y Estados Unidos, en la década de los cincuenta, se inspiró en la estética de los objetos cotidianos del momento y productos relacionados con la publicidad, las manifestaciones culturales más populares y el cine, por su poder de difusión y arraigo en el ocio de la sociedad. Las imágenes que bombardó el pop daban relevancia a una representación social, que se había denigrado frente al elitismo cultural, para individualizarlas o combinarlas con diversas técnicas artísticas.

El desarrollo del Pop abarca los últimos años cincuenta y todos los sesenta, entrando en decadencia a comienzos de la década de 1970, coincidiendo con la crisis del petróleo. Entre sus representantes más emblemáticos, podemos citar a Eduardo Paolozzi (Leith, Gran Bretaña, 1924-Londres, 2005), el más significativo del pop británico.

Pop Art. Yo fui el juguete de un hombre rico. Eduardo Paolozzi. Collage sobre papel, 1947

Yo fui el juguete de un hombre rico. Eduardo Paolozzi. Collage sobre papel, 1947

En este collage recrea una estética que reproduce, intencionadamente, los carteles de propaganda de las llamadas pulp fictions, novelas baratas de los años cincuenta, con contenido más o menos erótico, muy populares en esa década. La obra es un buen ejemplo, por tanto, de la influencia que ejerció el mundo de la publicidad sobre la estética pop.

Sopa Campbell. Andy Warhol. Acrílico sobre tela, 1968.

Sopa Campbell. Andy Warhol. Acrílico sobre tela, 1968.

Andy Warhol (Pittsburgh, 1928-Nueva York, 1987) fue, probablemente, el artista pop más conocido.Este lienzo, en el que representó con minucia hiperrealista el envase de una de las marcas de sopa más populares en EE UU, representa muy bien la influencia que el mundo del packaging tuvo en la estética pop.

Crak!. Roy Lichtenstein Óleo sobre tela, 1963

Crak!. Roy Lichtenstein Óleo sobre tela, 1963

A lo largo de 1963 y 1964, Roy Lichtenstein (Nueva York, 1923-Nueva York, 1997) pintó una serie de telas, donde queda patente la influencia del cómic, por el uso de colores puros, líneas de contorno muy marcadas, presencia de bocadillos con textos, empleo de onomatopeyas, el dibujo intencionado de la trama de puntos propia de la impresión de una página de cómic…

Marilyn. Andy Warhol. Tinta de serigrafía y pintura sintética sobre lienzo, 1964

Marilyn. Andy Warhol. Tinta de serigrafía y pintura sintética sobre lienzo, 1964

En 1962, Warhol creó una serie de obras, a partir de una foto de la actriz Marilyn Monroe, a la que pertenece la imagen. El artista empleó tinta de serigrafía y pintura sintética sobre lienzo, y recurrió a un colorido estridente, de tonos puros, sin mezclas, que, obviamente, llama la atención. Warhol retrató, igualmente, a otros artistas famosos, como Liz Taylor, Marlon Brando, Elvis Presley o Liza Minnelli.

Plátano. Andy Warhol, 1966.

Plátano. Andy Warhol, 1966.

La fuente de inspiración de los artistas y diseñadores pop está en la cultura popular y en sus elementos más llamativos, especialmente en aquellos relacionados con el consumo, como la publicidad, los embalajes, el cómic, las estrellas del cine, el rock o la televisión. El objeto banal se convierte en motivo artístico, cuando no en obra de arte. Por eso, el Pop puede entenderse como una recuperación de ciertos aspectos del Dadaísmo.

Los diseñadores pop consideraban que la estética del “buen diseño” era excesivamente seria y rigurosa y pretendieron que fuera divertido e imaginativo, porque iba dirigido a un público joven, que quería olvidar la austeridad de la posguerra y  disfrutar del crecimiento económico y consumir. La durabilidad de los objetos no fue una de sus preocupaciones, al contrario, crearon productos elaborados con materiales perecederos: sillas de cartón o de PVC, vestidos de papel… Se iniciaba la época del usar y tirar.

Richard Hamilton: “¿Qué es lo que hace que los hogares de hoy sean tan diferentes, tan atractivos?

Richard Hamilton: “¿Qué es lo que hace que los hogares de hoy sean tan diferentes, tan atractivos?«

Los colores vivos y llamativos, así como las formas inesperadas, muchas veces inspiradas en artilugios relacionados con la carrera espacial que, en esos años, desarrollaban las dos grandes potencias, EEUU y URSS. El objeto pop no es siempre necesario, algo que nunca admitiría un diseñador del Estilo Internacional. El fenómeno pop nace en una sociedad con un deseo de consumir que no responde a una  necesidad, en consecuencia, se diseña para el deseo, no para la necesidad.

La funcionalidad se sustituye por el estilo y se crean productos perfectamente prescindibles. Para mantener activo el consumo, los diseños solían ser baratos y de mala calidad. Esto no era un  inconveniente, ya que al consumidor se le incitaba a  tirar un producto prácticamente nuevo y sustituirlo por otro.

La relación del Pop con el fenómeno del consumismo quedó expresada desde el mismo instante en que nacía el movimiento en 1956. Ese año, un grupo de artistas, agrupados bajo el nombre de Independent Group, presentó en la White Chappel Art Gallery de Londres una exposición titulada This is Tomorrow. A la entrada de la galería se mostraba el cuadro de Richard Hamilton ¿Qué es lo que hace que los hogares de hoy sean tan diferentes, tan atractivos?. Este collage muestra un hombre musculoso, recortado de una revista de culturismo, y una mujer desnuda con lentejuelas en el pecho. El hombre lleva un chupa-chups  gigante con la palabra pop escrita en grandes caracteres.

Los dos personajes están rodeados de objetos de todo tipo, asociados a la vida confortable que lleva una pareja de clase media: encontramos sofás de líneas modernas, lámparas, cuadros, un televisor encendido, un tocadiscos y un aspirador que utiliza un tercer personaje femenino, apenas visible en lo alto de la escalera. A través del ventanal vemos la fachada en blanco y negro de un cine. La obra es una descripción pormenorizada del fenómeno del consumismo y de los placeres a él asociados.

Cafetera Totem.

Cafetera Totem.

Entre los diseños más significativos del Pop encontramos la cafetera Totem, forma parte de un juego de recipientes puesto a la venta por la empresa Portmeirion Potteries en 1963. En esta pieza podemos destacar los siguientes aspectos: el material elegido es el barro cocido, nada habitual por su carácter tradicional, en objetos similares vinculados al Estilo Internacional, donde se prefiere emplear el metal. Por otra parte, la forma recuerda diseños del pasado y se aleja, de manera consciente, de las tesis imperantes; además, la pieza se cubre con un color intenso introduciendo un elemento que el Estilo Internacional normalmente evita. La superficie del recipiente se cubre con motivos geométricos, inspirados en dibujos de culturas primitivas.

Copas pop para Orrefors, Gunnar Cyrén, 1967-1968.

Copas pop para Orrefors, Gunnar Cyrén, 1967-1968.

Sillón Sacco para Zanotta, Piero Gatti, Cesare Paolini y Franco Teodoro, 1968

Sillón Sacco para Zanotta, Piero Gatti, Cesare Paolini y Franco Teodoro, 1968

El sillón Sacco se ha convertido en un clásico del diseño pop, probablemente porque expresa muy bien el carácter inconformista de la época. Sus características son las siguientes: Renuncia, de manera explícita, a la forma convencional del sillón, carece de elementos rígidos, el interior está relleno de bolas de poliestireno expandido, el exterior admite diferentes acabados en imitación cuero. Además, se adapta, perfectamente, a la anatomía del usuario, por tanto, no impone su forma, sino al contrario.

Sofá Joe, 1970. Gionatan de Pas, Paolo Lomazi y Donato D´Urbino.

Sofá Joe, 1970. Gionatan de Pas, Paolo Lomazi y Donato D´Urbino.

Silla Spotty, 1963. Peter Murduch.

Silla Spotty, 1963. Peter Murduch.

Televisor Nivico 3240 GM para JVC, 1970.

Televisor Nivico 3240 GM para JVC, 1970.

Este aparato de televisión se inspira, de manera clara, en las escafandras que usaban los cosmonautas. En la imagen, la carcasa de plástico es de color blanco, pero se fabricó en otros tonos mucho más vivos, como el rojo.

Edward Craven Walker: lámpara de lava Astrobaby, 1963

Edward Craven Walker: lámpara de lava Astrobaby, 1963

Edward Craven Walker fue el inventor de las llamadas lámparas de lava, cuya función es esencialmente decorativa. Se caracterizan por la presencia de una base de metal en la que quedan ocultos un cable y una bombilla, sobre la base metálica se sitúa una cápsula de cristal, que puede adoptar cualquier forma. Esta contiene agua y cera coloreada.

Cuando la bombilla de la base metálica está encendida, calienta la cera, que se derrite y fragmenta en porciones moviéndose de manera caprichosa por el agua, recordando a la lava; de ahí el nombre que reciben este tipo de lámparas. La bombilla no sólo derrite la cera, sino que ilumina la cápsula de metal, creando un efecto psicodélico.

Hacia el final del siglo XX surgió una corriente que bien podría denominarse neo-pop o neo-dadaísta, en la que se pueden incluir artistas como Jeff Koons, Peter Halley, Barbara Kruger, Jenny Holzer, Richard Prince, Sherrie Levine, Dokoupil, Katharina Fritsch, Rosemarie Trockel, Kabakov, Bulatov… Pero, esa, es otra historia.

Compartir:

PopMarlon BrandoarteAndy WarholJeff KoonsEduardo Paolozzipulp fictionsRoy LichtensteinMarilyn MonroeLiz TaylorElvis PresleyLiza MinnelliWhite Chappel Art GalleryRichard HamiltonPortmeirion PotteriesGunnar CyrénPiero GattiCesare Paolini y Franco TeodoroGionatan de PasPaolo LomaziDonato D´UrbinoEdward Craven WalkerPeter HalleyBarbara KrugerJenny HolzerRichard PrinceSherrie LevineDokoupilKatharina FritschRosemarie TrockelKabakovBulato

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!