Vuelve a verla esta Navidad - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Vuelve a verla esta Navidad

Vuelve a verla esta Navidad

La Navidad ya se palpa, se huele y… se compra. Se ve a corta distancia y repercute tambén, a medida que se acerca, en los sentimientos de la Humanidad. Si procuramos ser mejores personas de lo que ya somos, hacemos las compras con una ilusión multiplicada por mil, adornamos el árbol, sintiéndonos como los niños

La Navidad ya se palpa, se huele y… se compra. Se ve a corta distancia y repercute tambén, a medida que se acerca, en los sentimientos de la Humanidad. Si procuramos ser mejores personas de lo que ya somos, hacemos las compras con una ilusión multiplicada por mil, adornamos el árbol, sintiéndonos como los niños pequeños que fuimos y que, en realidad, nunca hemos dejado de ser… es porque adoramos la Navidad.

Para ser rabiosamente tradicionales, innovemos con los turrones, pero no olvidemos nunca la filmografía más vista y revista en estas fechas.

¿Y acaso no hay mejor forma de pasar una tarde de vacaciones con una buena película de Navidad? Los que creemos en los efectos terapéuticos del cine respondemos afirmativamente a esta pregunta. Así que aquí os ofrecemos una serie de clásicos navideños para disfrutar con adultos y/o peques y eso sí,  con el cubo de palomitas lleno de polvorones.

Feliz Navidad  (Christian Carion, 2005)

Empezamos esta lista poniéndonos un poco serios. Dirigida por Christian Carion, Feliz Navidad está basada en uno de los acontecimientos más enternecedores de la Historia: la tregua de Navidad. En plena I Guerra Mundial, en tierra de nadie, los soldados escoceses, franceses y alemanes deciden abandonar sus diferencias, salir de las trincheras y celebrar juntos la Navidad.

El director de El caso Farewell nos invita a volver a creer en la Humanidad. Retrata tan bien la naturaleza humana, que es imposible no sentirse conmovido por las historias que nos ofrece. Prueba de su apuesta por la fraternidad es su rodaje en tres idiomas: alemán, inglés y francés. Una película para ver el día anterior a Nochebuena y ponerse a tono para activar el espíritu navideño.

Solo en casa (Chris Columbus, 1990) y Solo en casa 2 (Chris Columbus, 1992)

Antes de llevar dos veces al cine a Harry Potter, de hacernos reír con Señora Doubtfire y de faltarnos al respeto con Pixels, Chris Columbus dirigió estos dos clasicazos del cine familiar. Las han puesto tanto en la televisión que han acabado resultando todo un cliché de Navidad, pero no dejan de ser divertidísimas.

Las aventuras de un niño perteneciente a una insoportable y negligente familia (Macaulay Culkin), contra los cacos mojados (Joe Pesci y Daniel Stern) son puro espectáculo de entretenimiento. Las risas que provocan las creativas trampas de Kevin a los infortunados ladrones acaban en unas carcajadas que rebajan los quilos de las comilonas. Ideales para ver en maratón tras la comida de Navidad.

¡Qué bello es vivir! (Frank Capra, 1946)

Esta joya de Capra es el clásico por excelencia del cine familiar navideño. Si existe un criterio para determinar la popularidad de una película es la cantidad de remakes y filmes inspirados en ella. Este film es uno de ellos. El tema de cómo sería el mundo si no hubieras nacido es uno de los más recurrentes de la historia del cine.

¿Tiene mensaje? Naturalmente. Si Feliz Navidad habla del espíritu fraternal de estas fiestas, ésta muestra otro elemento inherentemente navideño: la generosidad. La película critica la faceta materialista de la Navidad y resalta el valor de la familia y los seres queridos.

Es una película sensiblera sí, pero cargada también de mensaje. Hay que entenderla en el contexto en el que se realizó y valorarla por cómo inspiró a otros directores, además es preciso deleitarse con los clásicos de vez en cuando.

Mickey Mouse: una Navidad con Mickey (Burny Mattinson, 1983) y Los teleñecos en el Cuento de Navidad (Brian Henson, 1992).

Existen miles de adaptaciones a la pequeña y gran pantalla del clásico de Dickens, pero hay que pensar en los niños. Los que nos criamos con las películas de Disney y también con los Teleñecos tenemos estos filmes en el corazón. Ambas son parte de nuestra infancia, una con la magia de la compañía del ratón más famoso del mundo y la otra con el gran Michael Caine. Lo que tienen de especial ambas películas es su exquisita adaptación de la historia a sus personajes más emblemáticos.

Son conmovedoras, divertidas e ideales para que los niños las puedan ver tras la cena de Nochebuena, disuadiéndolos de pasarse con los dulces.

Los amigos de Peter (Kenneth Branagh, 1992)

Maravillosa película muy apta para ver en Navidad, especialmente en compañía de amigos; pues de eso va la película, de la amistad y el valor del tiempo, enseñándonos a valorar la vida que se nos ha dado. Nos alienta a ser capaces de descargar sobre los demás todo el amor del que dispongamos y más. Anima a procurar desembarazarnos de aquellas cosas que nos hacen infelices. En otras palabras, enseña el valor de la amistad y del empeño en conservarla y expandirla.

Dirigida y protagonizada por Kenneth Branagh en sus buenos momentos y protagonizada por grandes figuras de la interpretación británica como Emma Thompson, Hugh Laurie o Imelda Stauton entre otros, la película presenta unos personajes tan realistas, que los llegamos a sentir emocionalmente próximos.

Aníbal Moltó
CONTRIBUTOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

ART Bancaja

LO + VISTO

Por los pelos – Teatro Talia

Últimos artículos del autor







Nuestros autores