"Valley of Love", el duelo al sol de Depardieu y Huppert - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Cine y TV

“Valley of Love”, el duelo al sol de Depardieu y Huppert

“Valley of Love”, el duelo al sol de Depardieu y Huppert

Las interpretaciones de Isabelle Huppert y Gérard Depardieu salvan el film. Robert Guédiguian lucha por Armenia. Valley of Love, de Guillaume Nicloux, ha sido la quinta y última pelicula francesa en competición oficial de este año. Isabelle Huppert y Gerard Depardieu son convocados a Death Valley, mediante la carta de despedida de su hijo, escrita

Las interpretaciones de Isabelle Huppert y Gérard Depardieu salvan el film. Robert Guédiguian lucha por Armenia.

Valley of Love, de Guillaume Nicloux, ha sido la quinta y última pelicula francesa en competición oficial de este año. Isabelle Huppert y Gerard Depardieu son convocados a Death Valley, mediante la carta de despedida de su hijo, escrita antes de quitarse la vida. Tras decenios sin verse y con nuevas familias, ambos acuden a un hotel turístico en uno de los parajes mas cinematograficos del mundo (incluidas incursiones europeas como la de Antonioni), para cumplir el deseo de un joven con quien ninguno de los dos consiguió tener una relación de afecto familiar, atraídos por la promesa de aquél de un breve reencuentro.

Estos son los personajes, el set y la trama. Los primeros, en cuanto a sus nombres, profesiones e historia (incluso la pérdida de un hijo, Guillaume), muy identificables con sus respectivos intérpretes; el segundo, icónico y metafórico a gritos; la tercera, fantástica, pero tan arropada por lo anterior, que estimula más nuestro interés. En suma, una combinación que en otras manos lo habría tenido casi imposible para saldarse con un resultado sobre todo positivo, como es el caso.

Valley of love (2015, Guillaume Nicloux)

Recital interpretativo es una definición que se queda corta. La química entre la pareja que ya compartió escena en Les Valseuses (Bertrand Blier, 1974) y en Loulou (Maurice Pialat, 1980), no necesita pruebas y su reencuentro, 35 años después, es de por sí un espectáculo. Nicloux ha escrito sus papeles para que funcionen en la verosimilitud, encomendándose a sus dotes para superar el esquematismo y fácil juego de espejos entre la realidad y la ficción. Si él es hedonista, presto al exceso e ignora su salud, ella es austera, vegetariana y  espiritual, pero incluso en el previsible intento de seducción, tan inevitable en reencuentros de cine, la cosa funciona, como diria Woody Allen, haciendo creíble todo, pase lo que pase.

Isabelle Huppert y Gérard Depardieu en "Valley of love"

Sin embargo, si era objetivo del director de El secuestro de Michel Houellebecq llevarnos más allá del límite de lo razonable y hacernos creer en lo invisible y en las revelaciones que suceden entre los vivos y los muertos, no lo consigue, pero hacer que ello no nos importe, gracias a dos actores cuya fisicidad es tan indisoluble a su estilo interpretativo, es el auténtico milagro.

Fuera de competición y en sesión especial, hemos podido ver la última película de Robert Guédiguian, Une histoire de fou, esta vez tratando el genocidio armenio. Muchos creadores llevan a lo largo de su carrera cuestiones pendientes de afrontar a las que son muy sensibles, recordemos cuánto tardó Polanski en enfrentarse al Holocausto, y cuando llega el momento, lo resuelven con demasiadas ganas y teniendo mucho que contar o con la reflexión bien trabajada y vehiculada con puntos de vista únicos. En el caso de Une histoire de fou, nos encontramos con el Guédiguian de siempre, acompañado por Ariane Ascaride y quien fuera protagonista de Ararat (Atom Egoyan, 2002) , Simon Abkarian.

Une histoire de fou (2015, Robert Guédiguian)

El director de Las nieves del Kilimanjaro aborda una cuestión tan  sensible con un relato familiar, íntimo, prologado en blanco y negro con una introduccion histórica, y en el que una vez más en su filmografía, los valores se ponen a prueba, se revisan las creencias y, de los dilemas éticos que rompen con lo aprendido, se adquieren nuevas perspectivas, favorecidas por la predisposición al diálogo y la empatía con otros personajes, aunque en principio parezcan irreconciliables por su condición social o política.

Guédiguian exalta la lucha del pueblo armenio, haciendo equilibrios con el victimismo y cuestiona la violencia como vía de resolución de conflictos. Fruto de la consideración bien meditada, y a través de la aparente ingenuidad de trama y personajes propia del resto de su obra, Une histoire de fou apuesta por la valentía y el compromiso… como siempre.

Eva Peydró
ADMINISTRATOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores