Un tránsito a la muerte - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Sin miedo, Juan

Un tránsito a la muerte

Un tránsito a la muerte

Cuando el cuerpo y la mente se separan, experimentas una rápida visión de la verdad pura, sutil, radiante, brillante. Vibrante, gloriosa. No temas. Esta es la radiación de tu verdadera naturaleza. Reconócelo. Por tanto, no te asustes. No te aterrorices. No tengas miedo. Pasar de las reflexiones personales a compartir aquello que otros han escrito

Cuando el cuerpo y la mente se separan, experimentas una rápida visión de la verdad pura, sutil, radiante, brillante. Vibrante, gloriosa. No temas. Esta es la radiación de tu verdadera naturaleza. Reconócelo. Por tanto, no te asustes. No te aterrorices. No tengas miedo.

Pasar de las reflexiones personales a compartir aquello que otros han escrito sobre la muerte me ha hecho sentir, esta semana, que algo se movía en lo más profundo de mí. Quizá ahora, después de algunos meses pueda estar entendiendo qué significaba lo de “sin miedo” que da título a este post.

He conocido a Elisabeth Kübler-Ross en su libro Sobre la muerte y los moribundos y también en otro maravilloso y último texto La rueda de la vida. Médico psiquiatra y escritora, Kübler-Ross es la mayor experta en tanatología por sus amplios trabajos realizados con moribundos durante más de 30 años. Explica que la muerte es una de las más grandiosas experiencias de la vida y que si vivimos bien cada día, no hay nada que temer.

“Supongo que es apropiado que, después de haber asistido a tantos moribundos, disponga de tiempo para reflexionar sobre la muerte, ahora que la que tengo delante es la mía. Hay poesía en esto, un leve drama, parecido a una pausa en una obra de teatro policíaca cuando al acusado se le da la oportunidad de confesar. Afortunadamente, no tengo nada nuevo que confesar. La muerte me llegará como un cariñoso abrazo. Como vengo diciendo desde hace mucho tiempo, la vida en el cuerpo físico es un período muy corto de la existencia total. Cuando hemos aprobado los exámenes de lo que vinimos a aprender a la Tierra, se nos permite graduarnos. Se nos permite desprendernos del cuerpo, que aprisiona nuestra alma como el capullo envuelve a la futura mariposa, y cuando llega el momento oportuno podemos abandonarlo. ” (Elisabeth Kübler-Ross)

Preguntándome sobre este proceso que se comenta en la cita sobre el abandono del cuerpo físico he podido encontrar otro tesoro en forma de libro titulado Bardo Todol o lo que se ha llamado más coloquialmente el libro tibetano de los muertos. En él se describe el proceso de tránsito y lo que sucede en los momentos siguientes a la muerte del cuerpo físico. La persona muerta no sabe si está muerta o no…. Incluso aunque él pueda ver a su familia y escucharla llorar… No hay forma de que Tú te puedas quedar aquí… Sigue adelante. Una perfecta guía para realizar de la mejor forma posible el tránsito de la muerte.

Entiendo que las creencias son personales y que cualquiera puede tener la suya. Los que han estudiado esto de la muerte, nos hablan de la vida como algo irrenunciable y que esta sigue después de la muerte del cuerpo físico. Parece, para los que creen en esto, que solo dejamos la parte física de nuestro cuerpo y que nuestra mente y emociones siguen intactas en este proceso. En la próxima entrega intentaremos explicar cómo es este proceso que describen y cuál es el aprendizaje que podemos sacar de todo ello.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores