Todo tiene solución - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

La gran aventura de Pérez

Todo tiene solución

Todo tiene solución

Hay que actualizar el “quien tiene boca, se equivoca”. Porque meter la pata en las redes sociales puede ser algo más que una simple equivocación: todo es más público, más a gran escala, más visible. Pero no temas, puedes hacer cosas, o dejar de hacerlas, para que tus errores no te amarguen la vida. Como

Hay que actualizar el “quien tiene boca, se equivoca”. Porque meter la pata en las redes sociales puede ser algo más que una simple equivocación: todo es más público, más a gran escala, más visible.

Pero no temas, puedes hacer cosas, o dejar de hacerlas, para que tus errores no te amarguen la vida.

Como en la vida carnal, en las redes sociales hay posibilidades infinitas de que metas la pata. Sin embargo, así como en el día a día puedes hacer más bien poco para solucionarlas, en la vida virtual hay un abanico enorme de posibilidades para que cante menos y que parezca que no ha pasado nada.

#1 Borrar

Así, a priori, es recomendable que no entres en ninguna red social si has bebido demasiado, si estás demasiado enfadado, o demasiado triste o demasiado lo que sea pero, si lo haces, si cometes el error de entrar cuando no deberías y publicas algo de lo que te arrepientes más tarde, puedes borrarlo. Esto es maravilloso porque es algo que no podemos hacer en la vida carnal, borrar. Claro que siempre queda un rastro y, además, es posible que no seas suficientemente rápido y ya te hayan pillado y entonces quedes como un gallina, además de metepatas pero, oye, puedes borrar y no pasa nada.

#2 Modificar

A veces pasa que cuando relees te das cuenta de que, mira, igual no estabas en tu mejor momento y no has dicho exactamente lo que querías decir. O resulta que has escrito “Vamos haber” porque estabas pensando en otras cosas y escribes desde el móvil… Mira, quien tiene boca se equivoca y rectificar es de sabios y aunque todo el mundo ya te ha leído también todos se han dado cuenta de que asumes tus errores e intentas solucionarlos.

#3 Hacer la croqueta

Disimula, ahí hay alguien que se ha dado cuenta de tu c*g*d* sideral. Haz como si no fuera contigo. Muy bien, no hagas nada, no digas nada, haz como si no hubiera pasado nada. Disimula… disimula… ¡Muy bien! has conseguido pasar desapercibido, dentro de unos días borra, modifica o haz lo que quieras, pero no admitas nada. Haz como si la pifia no hubiera existido.

#4 Pedir perdón

A veces publicamos cosas sin pensar y, claro, hacemos daño a personas que se sienten un poco aludidas. Aquí puede haber conflicto: ¿se sienten aludidas con razón porque has lanzado una diatriba contra esas personas directamente o porque tienen alguna tarita y creen que todo lo que se publica en la red va sobre ellos? Si tienes clara la diferencia y eres consciente de que has herido a alguien pedir perdón no está de más. Si en público o en privado queda a tu entender. Piensa, ¿qué harías en el cara a cara?

#5 Desaparecer

Si has cometido un error de esos tan grandes que crees que nunca vas a recuperarte igual tienes que empezar a pensar en la desaparición como opción real: borra tu cuenta y empieza en otro sitio en el que nadie te conozca. Puede parecer muy de drama queen pero, créeme, si la metida de remo es gigantesca, vale la pena. Empieza de cero. Internet es la tierra de las segundas oportunidades. Y nadie te echará de menos gran cosa, eso también.

Pérez
AUTHOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores