El tiempo: ese gran desconocido - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Sin miedo, Juan

El tiempo: ese gran desconocido

El tiempo: ese gran desconocido

¡Oh!… sí, el tiempo. Ese gran desconocido de nuestra era. De él se dicen muchas y variadas frases o calificaciones. De todas, la que escucho con mayor asiduidad en mi entorno es, sin duda alguna, no tengo. ¿Será verdad que los seres humanos nos hemos quedado sin tiempo? Vivir en una sensación permanente de no

¡Oh!… sí, el tiempo. Ese gran desconocido de nuestra era. De él se dicen muchas y variadas frases o calificaciones. De todas, la que escucho con mayor asiduidad en mi entorno es, sin duda alguna, no tengo.

¿Será verdad que los seres humanos nos hemos quedado sin tiempo? Vivir en una sensación permanente de no llegar a nada por falta de tiempo tiene que ser una de las peores experiencias que no me gustaría vivir.

Me puse a reflexionar sobre este tema: el tiempo. Es cierto que, últimamente, mi percepción es que el tiempo corre más deprisa. Todavía no he empezado la semana y ¡ya estamos a jueves! Tengo la sensación de que el mundo va muy deprisa. Sin embargo, no creo haber oído en ningún telediario que se haya modificado la fuerza gravitacional del planeta y que tampoco haya cambiado su aceleración en el movimiento de traslación, por lo que Einstein sigue teniendo su teoría sobre dilatación del tiempo a buen recaudo. Por lo tanto seguimos teniendo 1.440 minutos cada 24 horas y 86.400 segundos.

El tiempo pasa y nos vamos haciendo viejos, cantaba Pablo Milanés. Y así es. Me doy cuenta de que nos preocupa mucho el tiempo y sin embargo lo perdemos con mucha frecuencia, y a pesar de que sabemos que nos vamos haciendo viejos no aprovechamos el presente del tiempo para vivir. Queremos más tiempo, alargar los días, los minutos… pero sigue siendo una trampa de la actividad acelerada de nuestra sociedad, que nos empuja a querer tener mucho más de todo. Como si el tiempo fuera como los amigos de Facebook, los mensajes de Whatsapp o el número de veces que tengo sexo a la semana, de los cuales siempre quiero más y más.

Me he encontrado con algunos ladrones del tiempo personal de cada uno. En mi caso, he visto que suelen ser hábitos, manías, rutinas y costumbres de los que no soy consciente y se quedan con una parte importante de mi pastel diario de minutos. Por ejemplo, contactos en redes sociales, no saber decir que no, querer hacerlo todo yo, acordarme de cosas por no llevar una agenda, no planificar ni programar tareas en mi vida, etc. Me dejo robar muchos de mis 86.400 segundos.

Lo cierto es que lo que realmente necesito es tiempo para salir con mis amigos, disfrutar de aquello que me gusta, ir al cine o al teatro, salir a bailar o pasar tiempo con mis hijas o mi pareja.

Reflexionando sobre el tiempo me he dado cuenta de la cantidad de cosas que hago que no me gustan y que me roban una gran cantidad, que cada nuevo día se ingresa en mi cuenta. Y así pasan los días y los años y podríamos escribir casi un libro, cada uno de nosotros, con las veces que hemos dicho no tengo tiempo y hemos perdido oportunidades espectaculares de vivir intensamente.

Así que, si de autores hablamos, Charles Chaplin decía que el tiempo es el mejor autor, porque siempre encontraba un final perfecto. Dejemos que el tiempo haga su trabajo y hagamos nosotros el nuestro de ganarlo cada día.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

El ciclista utópico

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores