Jazz Panorama 2019 – Header

Sombra: Los paraguas asesinos de Zhang Yimou

En Cine y TV 14 May, 2019

Javi Cózar

Javi Cózar

PERFIL

Casualidad o no, la verdad es que el estreno en salas de cine españolas de la película de Zhang Yimou,  Sombra, va a coincidir en el tiempo con la emisión de la última temporada de Juego de tronos. Será una estupenda oportunidad para poder comprobar hasta qué punto ha influido en la popular serie televisiva una de las múltiples fuentes de inspiración que maneja, la del género wuxia.

No es que se parezcan mucho la serie y la película. Si de algo ha hecho gala el show televisivo a lo largo de sus ocho temporadas es de una aparatosa bulimia genérica en la que confluyen desde el gore hasta la soap opera pasando por la fantasía y el cine de espada y brujería.

Sombra (Zhang Yimou, 2018)

Sombra es una cinta en cambio muy apegada al cine de época chino y al wuxia, recogiendo del primero la inspiración verídica de los hechos que narra y la ambientación en la antigua China, mientras que del segundo abraza todo lo relativo a las batallas y peleas que acontecen en la segunda hora de proyección.

Podríamos decir que Zhang Yimou no se despeina en exceso y que no arriesga demasiado en el planteamiento general de la película, seguramente por eso tampoco causó una especial sensación en la pasada Mostra de Venezia. Sombra ofrece más o menos lo que el espectador espera de una película de este director chino y de este género en concreto. No resulta ni novedosa ni sorprendente, y sin embargo reconforta que se mueva dentro de unos márgenes conocidos, es como entrar en un lugar en el que hemos estado ya varias veces y al que nos gusta regresar.

Sombra (Zhang Yimou, 2018)

Porque novedoso no es precisamente el estilizado tratamiento visual de Zhang Yimou y en particular su uso expresivo del color. Aquí más bien su ausencia: la película destaca por una paleta de grises y blancos que enmarca perfectamente tanto el drama del protagonista, condenado a llevar una vida en secreto, como las escenas de batalla de la segunda mitad del film.

Sombra no será muy sorprendente, pero eso sí, despliega suficientes alicientes como para que sea una experiencia que pueda sobresalir de entre el maremoto de estrenos que cada viernes inunda la cartelera cinematográfica. Pocas veces se puede contemplar una película tan bellamente fotografiada, en la que los diferentes elementos de puesta en escena están dispuestos en una armonía alejada de estridencias narrativas. Actores, vestuario, decorados, movimientos de cámara, todo está aquí observado en relación mutua en un más que brillante juego visual de hipnótico visionado.

Sombra (Zhang Yimou, 2018)

Zhang Yimou desarrolla el tema principal de la película, el dualismo del yin y el yang, tanto a un nivel conceptual como visual. La dualidad es evidente en el protagonismo de dos personajes, Ziyu y su “sombra” Jingzhou, dos hombres que son uno mismo, complementos que interconectados esculpen el dibujo de una sola persona.

Los opuestos que forman parte de una misma entidad tienen también su traslación a un nivel puramente visual, que es donde Zhang Yimou se explaya a placer. Abundan, pues, planos cenitales que muestran el símbolo del yin y el yang de diversas maneras, ya sea en un tablero de mesa o en ominosos grabados en el suelo. También se puede rastrear este concepto en ideas de puesta en escena más sutiles como el vestido del rey Peiliang: la primera vez que se nos muestra, de espaldas, podemos ver unos trazos dibujados en forma de espejo, con dos partes idénticas encaradas una a la otra.

Sombra (Zhang Yimou, 2018)

El plato fuerte que depara la película, eso sí, llega en la segunda mitad de proyección, cuando se desencadena la batalla final. Zhang Yimou despliega en esos momentos un discurso visual con momentos de desbordante fantasía, como el plano de la calle invadida por un ejército de soldados envueltos en unos paraguas metálicos, elementos que son usados aquí de manera bastante alucinante como mortíferas armas de guerra.

Son esas sugerentes apuestas de estilo las que hacen de Sombra una agradable experiencia que, si bien no escribe una página memorable ni en la filmografía de Zhang Yimou ni en el género que aborda, por lo menos sí es capaz de elevar el interés respecto a la película previa del director, la bastante más mediocre La gran muralla.

Sombra (Zhang Yimou, 2018)

Compartir:

cine chinoJuego de tronoswuxiaZhang Yimou75 Mostra de VeneziaChinabatallasyin y yang

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!