Sitges 2017: tomando el pulso al cine fantástico de 2017
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Sitges 2017: tomando el pulso al fantástico

Sitges 2017: tomando el pulso al fantástico

La edición del 50 aniversario del Sitges-Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya comienza a respirar. La tradicional rueda de prensa de julio ha servido para avanzar un buen puñado de títulos y dos presencias importantes. Sitges pretende con esta rueda de prensa calentar motores para que el fan del certamen lo ponga ya en

La edición del 50 aniversario del Sitges-Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya comienza a respirar. La tradicional rueda de prensa de julio ha servido para avanzar un buen puñado de títulos y dos presencias importantes.

Sitges pretende con esta rueda de prensa calentar motores para que el fan del certamen lo ponga ya en su radar, un objetivo que es encomiable, pero que ya estaba conseguido incluso antes de que el director del festival, Ángel Sala, comenzara a hablar: dos días antes, y en solo 24 horas, se habían agotado los abonos más importantes, los del Auditori y El Retiro. Y eso ocurrió antes de saberse ni un solo título de la sección oficial, un hecho que pone de manifiesto la legión de fans entusiastas de la que goza Sitges.

Otra cosa es que este primer avance de programación sirva para hacerse una idea de lo que se podrá ver en octubre. Algo para lo que esta rueda de prensa tampoco sería estrictamente necesaria, teniendo en cuenta la política más bien conservadora del equipo liderado por Sala. Sitges, con ellos al frente, es un festival de pocos y meditados cambios, lo que aumenta la sensación cada año de volver a casa y de pertenencia, que seguramente es una de las claves de su tremendo éxito popular.

Uno de estos cambios ya asomó la cabeza el año pasado: Samsung Sitges Cocoon, sección dedicada a la producción audiovisual de realidad virtual filmada en 360 grados. Este 2017, sin embargo, la cosa ya se pone seria, puesto que se convierte en una sección competitiva con un primer jurado en el que, entre otros, estarán Jaume Balagueró y Nacho Vigalondo. La apuesta, pues, es fuerte, y de hecho será aquí donde se podrá ver uno de los títulos a priori más atractivos, la serie Campfire Creepers, que rescata el sabor de las historias de miedo contadas al calor de una hoguera. Ojo, porque produce Alexandre Aja y protagoniza Robert Englund. Palabras mayores.

Robert Englund y Alexandre Aja en realidad virtual: ¡qué miedo!

Robert Englund y Alexandre Aja en realidad virtual: ¡qué miedo!

La proyección de una película tan polémica como Okja no es en sí misma un cambio, pero desde luego debe entenderse como una seria muestra de identidad de Sitges, un puñetazo en la mesa ante políticas de programación reaccionarias y vetustas como la del Festival de Cannes. Muy acertada, pues, la apuesta de Sala y su equipo por atenerse a las cualidades de las películas (excelentes en este caso) a la hora de programar, sin importar si fueron concebidas para estrenarse en sala o en plataformas de streaming como Netflix. Entender el hecho cinematográfico como lo hace Cannes, únicamente para ser consumido en salas de cine, no es solo un atraso, es una sentencia de muerte que los galos solo podrán corregir con un giro copernicano en sus políticas de programación que tendrá que pasar, obviamente, por una nueva relación con los exhibidores de su país.

Hay más cine en este plano de Okja que en muchas películas estrenadas en sala

Hay más cine en este plano de Okja que en muchas películas estrenadas en sala.

Las dos visitas confirmadas no son precisamente menores. Por una parte, tenemos a Susan Sarandon, a la que se le concederá el Gran Premi Honorífic. No es que la actriz haya tenido una carrera muy ligada al fantástico, pero su importancia en el cine de los últimos 40 años es incuestionable. Seguramente las incursiones fantásticas de Sarandon más recordadas son El ansia, Las brujas de Eastwick, y especialmente The Rocky Horror Picture Show, de la que habrá un pase con su presencia, que promete convertirse en una de las fiestas más frikis del certamen.

Cualquier pase de esta película es una fiesta garantizada

Cualquier pase de esta película es una fiesta garantizada.

Por otra parte, también visitará Sitges Santiago Segura, un amigo del festival ya desde los 80, cuando hacía cola para ver las películas junto al mismísimo Sala, tal y como recordó en la rueda de prensa. Segura y Sarandon se unen, pues, a la visita ya anunciada hace tiempo de Guillermo del Toro, que ejercerá de padrino de este 50 aniversario.

Respecto a las películas que ya se han confirmado, nombres importantes como los de Yorgos Lanthimos, que presentará The Killing of a Sacred Deer en lo que supone su regreso a Sitges después de la antológica proyección de Canino que provocó un incesante goteo de espectadores derechitos hacia la puerta de salida del Auditori. Otra que regresa es Ana Lily Amirpour, que tras Una chica vuelve a casa sola de noche presentará The Bad Batch, película que ha causado cierta polémica en Estados Unidos, porque trata un tema como el canibalismo. Un poco alucinante que allí se escandalicen por una película, con la que les está cayendo desde que tienen a un misógino por presidente y a un extremista religioso por vicepresidente.

Canibalismo y romance, una combinación explosiva

Canibalismo y romance, una combinación explosiva.

El cine asiático estará, como es habitual, muy bien representado. Comenzando por las ya habituales películas de Takashi Miike o Sion Sono, pero este año dándolo todo con uno de los must-see del festival: The Villainess, un regreso al cine de acción violento y pasado de vuelta de la memorable The Raid.

The Villainess promete mucha, mucha acción

The Villainess promete mucha, mucha acción.

En cuanto al cine español, la nómina de confirmaciones incluye la nueva película de Jaume Balagueró, Muse, que tiene un reparto realmente espectacular: Christopher Lloyd, Franka Potente y Leonor Watling. También podrá verse la esperada adaptación del best-seller de Albert Sánchez-Piñol La pell freda, de la cual se ha encargado un conocido del público de Sitges, Xavier Gens, que aquí ya había presentado The Divide y la espeluznante Frontera(s).

Y un último apunte: entre los títulos revelados ya por la organización del festival no se encuentra el de la película inaugural, crucial en cualquier edición pero especialmente en esta tan especial del 50 aniversario de Sitges. Sala ha confirmado, eso sí, que está ya atada, pero que la distribuidora no permite desvelar el nombre hasta las primeras semanas de agosto. Teniendo en cuenta las pistas que el propio Sala ya dio al final de la edición del año pasado, y que ahora repite que será uno de los grandes acontecimientos del cine fantástico de este año... ¡hagan sus apuestas!

Una apuesta...

Una apuesta…

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

La Cabina 2017

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Lulú – Teatre Talia

Nuestros autores