Shhh… dating - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Sin miedo, Juan

Shhh… dating

Shhh… dating

Si para conquistar solo bastan las miradas, este tipo de encuentros de networking relacional quizá ahorre millones de palabras y sanas mentiras de conquista. Un bar y unas birras, un mismo número de hombres y de mujeres, unas velas y música en plan tranquilo. Encuentros planeados one to one, de 90 segundos, para contar la más bella historia de

Si para conquistar solo bastan las miradas, este tipo de encuentros de networking relacional quizá ahorre millones de palabras y sanas mentiras de conquista.

Un bar y unas birras, un mismo número de hombres y de mujeres, unas velas y música en plan tranquilo. Encuentros planeados one to one, de 90 segundos, para contar la más bella historia de conquista sin pronunciar ni una sola palabra.

Como siempre voy retrasado leyendo algunas noticias, ayer me pude desayunar con un tipo de networking que me llamó espectacularmente la atención, porque a mí me gustan todas esas prácticas entre personas con una cojera de sentidos. Me encantan esas cenas en las que no hay luz para poder ver ni la comida ni a los comensales y también me transporta a otro mundo correr con los ojos cerrados, por ejemplo, y en estos encuentros silenciosos ¡no está permitido hablar!

Si la idea de Adam Taffler, creador de encuentros silenciosos, era dejar claro que con las palabras disimulamos nuestra personalidad, introducimos memes de nosotros mismos copiados de otros y magnificamos historias en exceso, lo ha conseguido, porque ha jugado con la frase internacionalmente conocida los ojos no mienten y yo añadiría que no se ve bien sino con la mano.

Me recuerda a los famosos speed networking talent (SPNT) o a algún otro tipo de encuentros basados en conversaciones privadas profesionales, para conseguir diferentes objetivos que, en muchas ocasiones, se han convertido en verdaderas citas románticas.

No teníamos suficientes canales para encontrar una relación con los chats, Facebook, Instagram, Tweeter, apalabrados, e-darling, badoo y un larguísimo etcétera, que ahora necesitamos hacerlo únicamente a través de la respiración, la sonrisa o el tacto. Algo está cambiando y para mucho mejor.

Farr's School of dating

Lo cierto es que me ha parecido una gran idea, noble y sincera, que no permite impresionar con grandilocuentes palabras ni frases rimbombantes sino que lo que hay es lo que se ve, una bonita sonrisa o una mueca de desaprobación, un enorme cabeceo de alegría, cuando la química funciona, o un fruncir el ceño, cuando de los 90 segundos te sobran 84.

Suspiros, miradas, admiración, deseo, belleza, atracción, juego, expectación, proximidad, gestos… ¡complicidad! Shhh dating en la escuela de danza Farr’s, un bar situado en Dalston, uno de los barrios de moda en el norte de Londres.

Después de varios encuentros de noventa segundos, por lo menos, tienes la posibilidad de dejar tu nombre y el de las parejas que te han agradado y que tienes la intención de volver a ver.

Ya era hora que el mundo empresarial aportara algo interesante a nuestras vidas.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores