"Paulina": El laberinto moral - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Cine y TV

“Paulina”: El laberinto moral

“Paulina”: El laberinto moral

Después de El estudiante, Santiago Mitre no ha abandonado el cine político. Adaptación de una película de los años sesenta, Paulina, el último filme del director argentino, posee también una carga política. De hecho, comienza con una larga secuencia, en la que una joven mujer (la Paulina del título, interpretada por Dolores Fonzi) discute con

Después de El estudiante, Santiago Mitre no ha abandonado el cine político. Adaptación de una película de los años sesenta, Paulina, el último filme del director argentino, posee también una carga política. De hecho, comienza con una larga secuencia, en la que una joven mujer (la Paulina del título, interpretada por Dolores Fonzi) discute con su padre. La escena sirve tanto para presentar al personaje como para establecer el tono: esta es una película teórica, que pretende ahondar de forma quirúrgica en las connotaciones legales y morales del conflicto en el que se ve inmerso el personaje principal.

En la discusión que mantienen padre e hija, esta le anuncia que dejará su prometedora carrera como abogada para ir a trabajar a una escuela rural, en un entorno social marginal. A partir de aquí, Mitre plantea un trabajo sobre el punto de vista. Así, es a través de su estructura que Paulina comienza a adquirir su poso reflexivo, su discurso político y, sobre todo, su condición de artilugio eminentemente teórico. La forma de Paulina parece corresponderse tanto al cine de Mitre (se pega al personaje como lo hacía en El estudiante) como al universo de Mariano Llinás, que consta aquí como guionista.

paulina-santiago-mitre-cine-elhype-2

Todo esto se traslada al argumento, a la trama. La trágica escena central de Paulina, y quizá una de las que puede levantar más polémica, y a partir de la cual se desata la duda moral: la de la mujer, que se muestra extrañamente impasible; la del juez y padre de la chica, en pleno debate legal y tremendamente enrabietado. De fondo resuena todo lo dispuesto anteriormente: la emancipación de la hija respecto al padre, su relación de pareja y el entorno social en el que se ha sumergido. Todo confluye, a raíz de una estructura tan compleja como perfecta, que hace que la película posea un tono quirúrgico que se corresponde con la frialdad que por momentos transmite su protagonista.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores