Orgasmo mental - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Orgasmo mental

Orgasmo mental

El mayor órgano sexual de nuestro cuerpo es el cerebro y de seguir con esta tendencia hacia el neurosexo llegaremos a tener una cabeza enorme y un cuerpo chiquito chiquito. A lo largo de la historia, muchos han sido los que se han manifestado como paladines de un culto explícito al falo y a la vulva; tanto

El mayor órgano sexual de nuestro cuerpo es el cerebro y de seguir con esta tendencia hacia el neurosexo llegaremos a tener una cabeza enorme y un cuerpo chiquito chiquito.

A lo largo de la historia, muchos han sido los que se han manifestado como paladines de un culto explícito al falo y a la vulva; tanto para las tradiciones árabes, egipcias, como occidentales y hasta orientales, el sexo ha tenido un rol fundamental.

Diferentes órdenes, guardadoras del conocimiento universal, han visto el sexo y elorgasmo como piedra filosofal para alterar estados de conciencia. El cabalista A.E. Waite, miembro de la Golden Dawn, nos habla de que “el máximo sacramento es el acto sexual, cuidadosamente organizado y manifestado con el máximo trance místico”. La francmasonería clamaba poseer “la llave que abre todos  los secretos masones y herméticos, la enseñanza de la magia sexual”. En la tradición mágica occidental, perseguida ferozmente por el catolicismo, “el orgasmo representa un túnel, un pasaje catalizador que nos permitirá, en caso de manejarlo con maestría, acceder a planos superiores de conciencia”.

Algo parecido podemos decir sobre la filosofía tántrica hinduista donde “la cópula no solo es una herramienta que puede motivar la preservación de la especie o detonar un enorme placer, también puede utilizarse como un portal a la expansión de la conciencia”.

En la actualidad, no son los masones, los templarios o los tántricos los que nos están abriendo un mundo nuevo hacia las prácticas sexuales, sino que son loscoach los que nos están empezando a adiestrar en conceptos como el neurosexoo el orgasmo mental.

Yang Cao, "Liminal IV"

Yang Cao, “Liminal IV”

Es el caso de Barbara Carrellas, autora del libro Ectary is Necessary: A Practical Guide que nos enseña a alcanzar el orgasmo solo con pensarlo. Bueno, utiliza también ejercicios respiratorios y movimientos pélvicos. La historia es algo así como “dejar de llamar orgasmo a algo que ocurre solo cuando estimulamos los órganos sexuales”.

Quiero entender que estamos dando la vuelta a la tortilla, antes se utilizaba el sexo para conseguir alteraciones de conciencia y ver el más allá y ahora estamos utilizando la conciencia para tener sexo. Dentro de la magia sexual es fantástico eso de “mira mamá, sin manos”. Pensar en un orgasmo y ¡voilà!

Salvo para determinadas personas con problemas de relación sexual, etc., no le veo ningún aliciente a este tipo de prácticas sexuales donde se excluye la parte física de la genitalidad. Personalmente, sentir la piel, ese órgano tan inmenso y tan aromático, cubierto de fluidos, donde poder acariciar, sentir el contacto, la pasión y la fuerza de compartir una relación multiorgásmica expansiva es la máxima expresión del placer y de la relación. Os aseguro que ya paso bastante tiempo en soledad con mi mente, con mi racionalidad, conmigo mismo, como para dedicarle ni un minuto más, salvo que sea un divertido juego con mi pareja.

Ahora ya le empiezo a dar un mayor sentido a lo que es ser un cachondo mental.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores