El optimismo se puede aprender - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Sin miedo, Juan

El optimismo se puede aprender

El optimismo se puede aprender

Me estoy dando cuenta lo difícil que es vivir en esta sociedad siendo optimista. No está de moda tener una inclinación a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable. Parece que, en los tiempos que corren, aquellos que tenemos una visión positiva de la vida y reconocemos las oportunidades que se abren,

Me estoy dando cuenta lo difícil que es vivir en esta sociedad siendo optimista. No está de moda tener una inclinación a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable.

Parece que, en los tiempos que corren, aquellos que tenemos una visión positiva de la vida y reconocemos las oportunidades que se abren, para todos los que deseamos conseguir los objetivos que nos proponemos, debemos ser enviados a la hoguera por brujos, por volar en escobas de irracionalidad o haber hecho un pacto endiablado con la maléfica crisis que nos acosa sin parar.

Pues si. He leído a Seligman y su maravilloso libro Aprenda Optimismo. Fue ya hace unos años, como unos diez y me resonó una frase que invitaba a hacer de la vida una experiencia maravillosa. Muchos pueden pensar que es un libro de autoayuda, nada más lejos de esta afirmación, hasta que lo tienen entre sus manos y aprecian la espectacular teoría de Martin acerca de nuestra manera de pensar para generar comportamientos saludables.

Estoy de acuerdo en que el buenismo social o un tipo de optimismo ingenuo no nos conduce a nada. También sé que un mundo sólo de optimistas iría a la ruina más absoluta y que una manera lógica de funcionar social, personal y empresarialmente está en buscar un equilibrio entre pesimismo y optimismo. Es decir, que un optimismo inteligente nos daría una capacidad para movernos en un mundo real independientemente de las circunstancias de cada momento.

Otro artífice de comportamientos positivos en nuestra sociedad como Daniel Goleman, padre de la inteligencia emocional, defiende sin fisuras el optimismo como una de las principales fuentes de automotivación para la consecución con éxito de los objetivos planteados.

Daniel Goleman, autor de "Inteligencia emocional"

Los trabajos de Seligman demostraron, según cuenta Goleman, que el optimismo tiene un efecto importantísimo sobre la productividad en las ventas de una empresa de seguros. Un vendedor optimista vendía un 29% más que sus compañeros pesimistas el primer año y hasta un 130% más en un segundo año. Seamos optimistas y pensemos que las derrotas son únicamente un contratiempo pasajero y que cualquier problema puede convertirse en un maravilloso reto que superar. Cualquier pesimista puede aprender a ser optimista equilibrado y disfrutar de una vida maravillosa, a pesar de que, en ocasiones, los resultados no sean los esperados.

La tasa de mortalidad es uno por persona. Sin embargo, la esperanza de vida es de 85 años. A pesar de que existe un final, todos los que estamos leyendo esto viviremos cerca o más de 100 años. Encontrar las claves para tener una vida maravillosa puede ser uno de los retos más importantes que podemos plantearnos a partir de ahora. Sólo ahora, después de leer este pequeño artículo que únicamente pretender compartir una pequeña dosis de optimismo con cada uno de vosotros.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores