Por el ojo de una aguja (II) - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Expuesto

Por el ojo de una aguja (II)

Por el ojo de una aguja (II)

Sorprender al espectador en nuestros días con una fotografía es una ardua tarea. En esta época totalmente visual  y anestesiada, los caminos de comunicación de la imagen se enfrentan a la cultura visual aprendida y a la necesidad de desmontar la armadura que todos nos construimos, para poder llegar a nuestros verdaderos sentimientos. Como comentábamos

Sorprender al espectador en nuestros días con una fotografía es una ardua tarea. En esta época totalmente visual  y anestesiada, los caminos de comunicación de la imagen se enfrentan a la cultura visual aprendida y a la necesidad de desmontar la armadura que todos nos construimos, para poder llegar a nuestros verdaderos sentimientos.

Como comentábamos anteriormente, tras la fotografía estenopeica existe todo un gran movimiento artístico y expresivo. La capacidad de permitir entrar al tiempo en la imagen aparentemente inmóvil nos facilita una herramienta con la que llegar al espectador. Aun así, nada es nuevo y, durante décadas, artistas y fotógrafos han exprimido esta técnica con afán de comunicación.

Encontramos otro valor añadido, que su sencillo concepto provoca que los artistas fabriquen sus propias cámaras para encontrar su camino de expresión particular. No quiero utilizar la palabra efecto. La palabra efecto se entiende como sinónimo de truco o artificio. Y aunque la fotografía es entre otras cosas una mentira pactada, la necesidad de comunicar y conmover entierra al efecto, siempre y cuando en el trabajo exista la verdad. Una cuidada medición y fabricación nos permite construir cámaras muy precisas. La experiencia y la dedicación hacen el resto.

© Erin Malone

© Erin Malone

Descubrir fotógrafos estenopeicos es una sorprendente y divertida tarea. La red esta repleta de portfolios de gran interés. Infinidad de propuestas interesantes y trabajos realmente cuidados e inspiradores. Leon Taylor, Ilan Wolff y Erin Malone nos presentan visiones diferentes con sus imágenes estenopeicas, y son un buen principio en nuestra búsqueda.

El trabajo preciso de Leon Taylor está altamente cuidado y transporta la fotografía de paisaje a un terreno mágico. La precisión en el tiempo empleado en la exposición y el alto conocimiento de la luz, dirigen los objetos de la composición hacia una belleza narrada por el tiempo.

Ilan Wolff empezó hace mas de 30 años a utilizar latas de diferentes tamaños para crear su corpus estenopeico. Las formas curvadas del interior de estos recipientes rellenan de expresión las rígidas líneas de nuestra realidad transportándonos a su universo onírico. Actualmente, utiliza su furgoneta e incluso habitaciones enteras para obtener imágenes en enormes formatos.

Siento una especial predilección por la obra de Erin Malone. Fotógrafa multidisciplinar, nos enseña hasta donde puede llegar esta técnica fotográfica con series como Grass studies. Suaves y cuidadas imágenes alrededor del color y el movimiento.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.