Naturaleza y camino, un gran binomio - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Lifestyle

Naturaleza y camino, un gran binomio

Naturaleza y camino, un gran binomio

Estos días, he estado en Asturias y he aprovechado para recorrer a pie algunos de los lugares donde la naturaleza nos muestra su mejor cara y nos enamora por sus formas, maneras, colores y texturas. A pesar de las dificultades de algunos recorridos, la satisfacción, el estado de ánimo y el buen humor, las risas

Estos días, he estado en Asturias y he aprovechado para recorrer a pie algunos de los lugares donde la naturaleza nos muestra su mejor cara y nos enamora por sus formas, maneras, colores y texturas. A pesar de las dificultades de algunos recorridos, la satisfacción, el estado de ánimo y el buen humor, las risas y hasta la creatividad se habían disparado de forma ilusionante.

No es de extrañar que la vuelta a la normalidad después de unas buenas vacaciones nos cree un síndrome post-vacacional, ese malestar generalizado con síntomas tanto psíquicos como físicos.

De hecho, en tan solo unos cuantos días somos capaces de olvidar hasta el nombre del jefe o de los compañeros y abstraernos en actividades que nos reportan una satisfacción tal que, posteriormente, salvo casos excepcionales, no encontramos en el transcurso del año laboral.

Estoy convencido que el contacto con la naturaleza nos aporta unos beneficios que podríamos aprovechar para mejorar cualquier área de la vida diaria.

Trekking

Uno de los síntomas que más me llama la atención cuando bajo del coche y me adentro en la naturaleza es que tengo que hacer una gran respiración, mis pulmones inspiran profundamente y mi cuerpo se abre a esta nueva realidad. Al poco de estar en contacto con ese entorno, mi mente se deja de tonterías y comienza a darme información de esa que vale la pena, de buenas ideas para vivir mejor, para trabajar de otra manera, para mejorar esa relación determinada, etc.

El otro día leía en el blog de un caminante, que dos psicólogos habían podido determinar que cuatro días perdidos en la naturaleza, lejos de la tecnología, habían mejorado en más de un 50% la puntuación en un test donde se medía el potencial creativo de las personas. Si esto realmente es así, valdría la pena dedicar unos días para estar en contacto con la naturaleza, paseando, andando, corriendo o simplemente disfrutando de la belleza y que nuestra creatividad se viera incrementada, para ayudarnos a resolver esos problemas que, en ocasiones, se nos atragantan.

De los beneficios de andar ya hemos hablado en otros post en EL HYPE, pero, qué duda cabe, que aprovechar un día a la semana para salir a andar por la montaña, sentir la respiración dispararse cuando las cuestas se empinan, ser consciente de cómo entra ese aire puro en los pulmones, sonreír y disfrutar de nuestro estado de ánimo calmado y satisfecho, puede reportarnos únicamente beneficios para nosotros. Si además, lo podemos compartir con amigos, la felicidad puede ser absoluta.

Y no olvidemos que sentirnos bien con nosotros mismos aumenta la autoestima y nos permite rejuvenecer de manera importante.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Wonderful Beirut – IVAM

LO + VISTO

Últimos artículos del autor




Nuestros autores