Mujeres de 10, trabajadoras de cine - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Cine y TV

Mujeres de 10, trabajadoras de cine

Mujeres de 10, trabajadoras de cine

Celebramos el Día Internacional de la Mujer repasando diversos roles de mujeres trabajadoras en el cine. Podrían ser otras diez, pero las que aparecen en esta lista ejemplifican de alguna manera una lucha por la igualdad de derechos que, tristemente, todavía no está ganada. La revolución será feminista o no será. #1 Rosalind Russell en

Celebramos el Día Internacional de la Mujer repasando diversos roles de mujeres trabajadoras en el cine. Podrían ser otras diez, pero las que aparecen en esta lista ejemplifican de alguna manera una lucha por la igualdad de derechos que, tristemente, todavía no está ganada. La revolución será feminista o no será.

#1 Rosalind Russell en Luna nueva (1940)

Cima absoluta de la screwball comedy en la que Russell se ponía en la piel de Hidy, una periodista llena de vida y workaholic, que decide abandonar la profesión por amor. Su director en el periódico, y también ex marido Walter (Cary Grant), se inventará una serie de enredos y tareas para que esta, en pleno lío, se cuestione su decisión. De una chispa y nervio prodigiosos, Luna nueva dinamitaba todos los estereotipos de género a base de diálogos ácidos y anarquícos. Y aún resulta moderna.

 #2 Giulietta Masina en Las noches de Cabiria (1957)

Se han hecho muchas películas sobre esas heroínas anónimas que son las prostitutas, pero pocas tan conmovedoras y emocionantes como esta obra maestra de Federico Fellini protagonizada por su pareja, Giulietta Masina. Masina encarna con candidez e inocencia a Cabiria, una mujer de la noche compasiva y enamoradiza que se topará con una serie de hombres egoístas y mezquinos.

 #3 Angie Dickinson en Corredor hacia China (1957)

Uno de los roles femeninos más potentes del cine americano de los años cincuenta. Descrito y retratado de forma espléndida por la cámara de Samuel Fuller. Dickinson pone cara a una mujer euroasiática, con el tarantiniano nombre de Lucky Legs, que ejerce como contrabandista en Indochina y que, por su condición de mestiza, es constantemente humillada por los hombres que la rodean. Ahora bien, se trata del personaje más noble y valiente de la película, un ejemplo que dejará a la altura de betún a sus partenaires masculinos.

 #4 Jane Fonda, Lily Tomlin y Dolly Parton en Cómo eliminar a su jefe (1980)

Divertidísima comedia, que roza la sátira, protagonizada por tres secretarias hartas de su despótico y machista jefe y todo el plan que urden para librarse de él. En su momento pionera a la hora de plantear este tipo de historias en el cine, el trío formado por Fonda, Tomlin y Parton ejemplificaba a la perfección a todas esas mujeres que en los ochenta reclamaban un trato digno e igualitario en su entorno laboral.

#5 Carmen Maura en ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984)

Las amas de casa también trabajan, y quizás sea la profesión menos agradecida porque aún no tiene un reconocimiento legal. Algo que tarde o temprano tendría que llegar. En su quinta película como director, Pedro Almodóvar rendía tributo a todas las amas de casa del extrarradio que hacen todo lo posible para tirar adelante con sus familias. Heroínas cotidianas personificadas aquí en una genial Carmen Maura.

#6 Melanie Griffith en Armas de mujer (1988)

Chica y Chica hace unos años adaptaron libremente al español la canción de Carly Simon “Let The River Run” y decían algo así: Armas de mujer para luchar contra los monos, lucha por tu identidad, y tira pa’delante…  Y desde luego sirve para describir lo que le pasa aquí al personaje de Melanie Griffith: una secretaria aspirante a mujer de negocios que urdirá un plan perfecto para impedir que sus ideas sean robadas.

 #7 Pam Grier en Jackie Brown (1997)

Si no es la mejor azafata de vuelo que hemos visto en el cine poco le falta, astuta y sexy como pocas. Quentin Tarantino planteó Jackie Brown como un homenaje a Pam Grier (ese travelling inicial vale su peso en oro), dando una pequeña vuelta de tuerca a las heroínas blaxploitation que la actriz afroamericana interpretó en los setenta. El resultado es un thriller feminista con una historia de amor maravillosa y sutil.

#8 Helen Mirren en Hitchcock (2012)

Película que más allá de su factura artesanal y su aplicado relato de cómo fue la gestación de Psicosis, tiene un valor añadido importantísimo: reivindicar la figura de Alma Reville. Reville fue la esposa de Hitchcock, y tuvo una importancia crucial en la mayoría de sus filmes. Y no solo porque firmara algunos guiones. Reville aconsejaba de forma constante a Hitchcock, un director que sin ella hubiera estado perdido en muchas ocasiones.

#9 Marion Cotillard en Dos días, una noche (2014)

La Cotillard se unió a los hermanos Dardenne (artífices del cine social más certero y menos maniqueo) para firmar una pequeña fábula moral sobre la falta de solidaridad laboral que bien podría ser una versión 2.0 del cine neorrealista de los años cincuenta. Aquí la famosa actriz francesa pone cara a una trabajadora de una fábrica que intentará convencer a sus compañeros que renuncien a su paga extra para que ella pueda seguir en la empresa.

#10 Isabelle Huppert en el El porvenir (2016)

El 2016 fue el año de Huppert con dos películas que representaban, de diversas formas, a dos mujeres trabajadoras que tenían que lidiar con un entorno de crisis. En la estupenda película que nos ocupa de Mia Hansen Love, Huppert lo borda como una profesora de filosofía en un impase vital (crisis de pareja, la muerte de su madre, el hecho de envejecer) enamorada de su trabajo: dar armas a sus alumnos para que piensen por ellos mismos.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores