Manos (de hijra) unidas #2 - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Un perro andaluz en Bollywood

Manos (de hijra) unidas #2

Manos (de hijra) unidas #2

La India es conocida por sus extremos. El Tribunal Supremo, que ilegalizaba (de nuevo) la homosexualidad en diciembre de 2013, también reconocía el pasado mes de abril la legalidad del tercer género y su necesidad de protección estatal por estatus de opresión. Ardhanarishvara es un dios del tercer género. Mitad hombre, mitad mujer, representa la unión total

La India es conocida por sus extremos. El Tribunal Supremo, que ilegalizaba (de nuevo) la homosexualidad en diciembre de 2013, también reconocía el pasado mes de abril la legalidad del tercer género y su necesidad de protección estatal por estatus de opresión.

Ardhanarishvara es un dios del tercer género. Mitad hombre, mitad mujer, representa la unión total de Shiva con Parvati. No es la única vez que los dioses cambian de género en la mitología hindú. Cuando Vishnu se encarna en Mohini, ni Shiva puede contener su semilla. El mismo Shiva cambia de sexo cuando le place. Aparte de para sentir el amor homoerótico con Parvati transformándose en mujer, se encarnó en Radha para “hacer el amor del revés” con Krishna.

Las transexuales, eunucos o hijras son muy comunes en India. Serían una casta si no fueran repudiados por la sociedad. Los encuentras en los semáforos, en los trenes y, sobre todo, de noche. A pesar de no penetrar en los límites de la pirámide social, son temidos por todos los estratos. (Supestamente) tienen el poder mágico para bendecir o maldecir.

Los grupos de hijras están muy bien organizados (se dice que tienen su propio lenguaje inventado a partir del Farsi) y conocen la fecha de tu boda, bautizo o funeral… Allí estarán para pedir dinero usando lenguaje obsceno y dando dos palmadas La Veneno style.

Aparte de mendigar, la otra salida laboral de una hijra es el trabajo más viejo del mundo. Si preguntas a amigos heterosexuales (después de algún Old Monk de más) te confirmarán que no hay nada de homosexualidad en requerir los servicios de una hijraA pesar de abundar en literatura, la inclusión de hijras en el cine están contadas y documentadas.

El año pasado fui a un Queer Azadi (marcha gay) en Bombay. Para una megalópolis, no hubo la participación que esperaba. La mayoría era extranjera.  No por nada, un año antes, el ministro de Sanidad calificaba la homosexualidad de enfermedad que proviene de otros países. Entre los manifestantes nativos, sobresalía el número de hijras, sin duda la sigla más valiente del LGBT en India.

Al final del vídeo una bandera arcoiris ondea delante del burdel más antiguo del barrio rojo de Bombay, el locus amoenus escogido por Jorgen Leth como el infierno en el mundo del Five Obstructions de Lars Von Trier. Allí se rodó la escena del banquete del remake de El humano perfecto (disculpen el italiano del doblaje).

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores