Luke Cage: De Curtis Mayfield a A Tribe Called Quest - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Luke Cage: De Curtis Mayfield a A Tribe Called Quest

Luke Cage: De Curtis Mayfield a A Tribe Called Quest

En junio de 1972 salía a la la calle el primer número de la serie Luke Cage: Hero for Hire. El protagonista, un antihéroe de color que ponía sus puños al servicio de quien pudiese pagarlos, y que era acompañado frecuentemente por Puño de Hierro, un maestro místico de las artes marciales. No era habitual

En junio de 1972 salía a la la calle el primer número de la serie Luke Cage: Hero for Hire. El protagonista, un antihéroe de color que ponía sus puños al servicio de quien pudiese pagarlos, y que era acompañado frecuentemente por Puño de Hierro, un maestro místico de las artes marciales. No era habitual (y sigue sin serlo) la presencia de un protagonista negro en los cómics de superhéroes.

Sin embargo, Marvel se sumergió en los años setenta en un afán por apropiarse del zeitgeist y, a rebufo del éxito de las películas de género blaxploitation, el guionista Archie Goodwin y los dibujantes John Romita Sr. y George Tuska crearían a este personaje de durísima piel y fuerza sobrehumana, un justiciero urbano con pasado como pandillero en Harlem,  destinado a bregar con el Nueva York macarra y peligroso de los años setenta. Poco después, la Casa de las Ideas repetiría la jugada creando toda una serie de personajes, como Sang Chi o los Hijos del Tigre, que buscarían capitalizar la fiebre por Bruce Lee y las artes marciales que surgió en la época e incluso llegaría a crear a Dazzler, heroína mutante con trasfondo disco, a inicios de la década de los ochenta.

El Luke Cage de estos primeros años setenta convive con Isaac Hayes, Curtis Mayfield, James Brown o Bobby Womack. No es difícil encontrar en las páginas de estos primeros números de la serie el sabor de películas como Shaft, Hit Man, Superfly o Slaughter, convenientemente aderezados de toques marvelianos que, generalmente, consistían en la inclusión de supervillanos algo chiflados.

La serie regular de Cage, con su uniforme de machucho y el sobrenombre de Powerman, aguantaría a duras penas su cita mensual en los kioskos hasta mediados de los ochenta, compartiendo protagonismo con su inseparable Puño de Hierro, tiempo durante el cual le da tiempo a enfrentarse al Doctor Muerte, formar parte de los Vengadores y trasladarse a Chicago.

Luke Cage

Marvel se dedicó a estirar el chicle de la blaxploitation todo lo que pudo y perdió la oportunidad de asociar a Luke Cage con la efervescencia del Bronx que llevó al nacimiento del hip hop o al house de Chicago de los primeros ochenta. En lugar de eso, se dedicó a dar bandazos a un personaje que no volvió a tener su oportunidad hasta la llegada de los noventa.

En 1992, el héroe de alquiler vuelve a la palestra con una nueva serie en la que deja atrás su estética de chulopiscinas setentero en favor de un aire más cercano al de los raperos de la época (pelo rapado, chaqueta de cuero). La nueva moda de los superhéroes macarras y ultraviolentos volvía a dar chance a un Powerman que, aunque sin grandes alardes, ha conseguido hacerse un hueco en el universo Marvel, ya sea con título propio, junto a Puño de Hierro en Héroes de alquiler, formando parte de los Vengadores o como secundario de lujo en Alias, la serie de tono “adulto” que dio protagonismo y voz a la Jessica Jones que ahora muchos han conocido a través de la serie homónima de Netflix.

Los pelotazos que han supuesto Daredevil y Jessica Jones han abierto las compuertas de Netflix a nuevas series encabezadas por personajes Marvel. Desde el 30 de septiembre está disponible en la plataforma de streaming la primera temporada de Luke Cage, protagonizada por Mike Colter y cuyo teaser trailer ha sido recibido con gran expectación. La serie, por lo pronto, salda la deuda de Powerman con el hip hop. Su banda sonora correrá a cargo de Ali Shaheed Muhammad, ex miembro de los legendarios A tribe called quest, y cada episodio tomará su título de una canción de Gang Starr, cerrando un círculo de cuatro décadas de música negra.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

La Cabina 2017

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Lulú – Teatre Talia

Nuestros autores