Los nombres de las discotecas de la ruta #1 - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Tracks, clues & dancefloors

Los nombres de las discotecas de la ruta #1

Los nombres de las discotecas de la ruta #1

Mucho se ha hablado de la “ruta del bakalao”, su ascenso, su descenso a los infiernos, sus djs, su música… Pero poco se ha hablado del origen de los nombres que las discotecas utilizaron como seña de identidad. Poner el nombre a una discoteca o a un negocio es casi como ponerle el nombre a

Mucho se ha hablado de la “ruta del bakalao”, su ascenso, su descenso a los infiernos, sus djs, su música… Pero poco se ha hablado del origen de los nombres que las discotecas utilizaron como seña de identidad.

Poner el nombre a una discoteca o a un negocio es casi como ponerle el nombre a un hijo tuyo. A veces es una selección fácil, muchos padres utilizan su propio nombre para bautizar a su retoño, o difícil porque su propio nombre está desfasado. En el terreno de las discotecas hay un poco de todo. El nombre de la primera discoteca con que inicio este recorrido de la ruta es el ejemplo de lo fácil. Con Barraca, sus responsables no tuvieron que calentarse mucho la cabeza. Antes de ser una sala de baile fue una tienda típica de pueblo, y en 1965 se inaugura como lugar donde escuchar y bailar los primeros discos pop y ye-ye. Su nombre como es obvio, proviene de su arquitectura, esta alojada en la típica construcción valenciana de la huerta. Aunque durante sus casi 50 años de vida ha ido ampliando su capacidad, construyendo el circo, el hall y la terraza.

Interior de Chocolate

El caso de Chocolate es bien distinto. Aunque al final de su carrera fue la más oscura y gótica de la ruta, en un principio su estética estaba influenciada por las corrientes arquitectónicas ibicencas. Nacho Moscardó fue el encargado del diseño interior y exterior, antes había parido Dreams y La Cabaña. Nos cuenta que antes de ser una discoteca había sido un almacén de arroz y, en su nueva etapa, trasladó el espíritu ibicenco al almacén. En consonancia a esa estética, la música que Juan Santamaría ponía tenía una raíces de black music y funk. Su nombre en un principio fue Chocolate Cream, aunque con los años y con la entrada de Toni Vidal “el gitano” se quedó sólo con Chocolate. Su nombre, deriva de la estética exterior que Nacho Moscardó diseñó, una gigantesca tarta de chocolate que se podía ver desde Barraca, estaban a escasos 200 metros una de la otra.

Entrada a la discoteca Chocolate

Y más curioso todavía es el caso de Spook Factory. En el año 84 cuando se inaugura la discoteca de Pinedo, los dueños no tenían muy claro qué nombre poner. La moda anglófila no había llegado a España. De hecho, los nombres de las dos primeras discotecas de la ruta eran muy castizos. Sin embargo, la dirección de la sala buscaba un toque más cosmopolita, más internacional. Por un lado, estaban los que querían ponerle el nombre de The Factory, haciendo referencia a la Factoría de Warhol y el club de Manchester del mismo nombre. Por otro lado, una parte de los socios de la discoteca quería hacer una referencia al símbolo de la ciudad, el murciélago, por el carácter nocturno y fantasmagórico. Así que la decisión que se tomo fue muy salomónica. Se unieron los dos conceptos, el concepto fantasmal del murciélago con la palabra “spook” y “factory” por su carácter industrial y contemporáneo.

Spook Factory

H4L 9000
AUTHOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores