Los niquis de la discordia - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Lifestyle

Los niquis de la discordia

Los niquis de la discordia

¿Por qué surge la polémica ante un diseño casualmente desafortunado y nadie se indigna cuando las colecciones de moda infantil están repletas de tópicos sexistas? Me parece una cagada -y de las gordas. Dicho está. Aunque sea evidente su inspiración en el far west, el aspecto de la dichosa camiseta que don Amancio ha tenido

¿Por qué surge la polémica ante un diseño casualmente desafortunado y nadie se indigna cuando las colecciones de moda infantil están repletas de tópicos sexistas?

Me parece una cagada -y de las gordas. Dicho está. Aunque sea evidente su inspiración en el far west, el aspecto de la dichosa camiseta que don Amancio ha tenido que retirar de sus tiendas era demasiado parecido a lo que no debía.

Lo alucinante es que nadie en todo el entramado del gigante de Arteixo -diseñadores, product managers, sales managers, responsables de control de calidad, equipo de comunicación, estilistas, fotógrafos, etc- se percatara de una evidencia que cuatro tuiteros tardaron medio segundo en detectar. No pongo en duda el acervo cultural de quien en la empresa toma determinadas decisiones. Mi duda es otra: ¿de verdad, no hay ni un sólo jefe con raíces judías en toda la plantilla?

Al margen de la polémica, que no tiene mayor trascendencia por más cabezas que hayan rodado en el seno de la firma, quisiera aprovechar el entuerto para poner el acento sobre una realidad del sector que suele pasar desapercibida y que me parece más preocupante que este desliz: la prevalencia de un buen puñado de tópicos sexistas en la mayoría de propuestas de moda infantil.

Echando un ojo al catálogo online de la marca que empieza por Z -no la pienso mencionar mientras no me colmen de regalos en especie como a cualquier egoblogger-, detecto un hecho anacrónico, común también en otras firmas: el rosa sigue siendo el color estrella de las prendas para niña, pero no hay rastro de él en las camisetas de niño. De hecho, si uno intenta filtrar los diseños por colores, la categoría “rosa” está disponible sólo en los modelos para ellas.

Por si acaso lo que sucede es que este tono no se lleva esta temporada para vestir a los chicos, me fijo en otros elementos que jalonan las creaciones de esta multinacional para apoyar -o desmentir- mi teoría. Y fíjate, no me decepcionan. La camisetas para nenes están estampadas con los siguientes motivos: motos, skylines de ciudades, calaveras, banderas, letras y números de aires universitarios, héroes de cómic y frases del tipo “Just be rock’n’roll!“.

En cambio, parece que a las nenas don Amancio no les consienta ser urbanas, malotas ni rockeras porque en sus niquis lo que hay dibujado son mariposas y libélulas, corazones y flores y lemas del rollo “Princess” o “You are beautiful“.

Dos camisetas cuyos diseños no despiertan suspicacias...

Dos camisetas cuyos diseños no despiertan suspicacias…

Así las cosas, me planteo qué es más hiriente como diseño: ¿una estrella inoportunamente colocada sobre una camiseta a rayas o unas lindas muñequitas que pasean cachorrillos sobre fondo rosa? Sin llegar al extremo de vestir a nuestros hijos con looks artificiosamente unisex o rayanos en lo andrógino, deberíamos recordar que la moda es un soporte más a través del que educar en igualdad, superar roles arcaicos e inculcar valores a nuestra prole. Por otra parte, el asunto es sencillo de resolver: si no estás de acuerdo con un diseño, no lo compres. La moda, no lo olvidemos, son trapitos al fin y al cabo.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.