Los modernos también cantan nanas (en inglés) - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
728 x 90

Lifestyle

Los modernos también cantan nanas (en inglés)

Los modernos también cantan nanas (en inglés)

Si la amenaza de que venga el coco ya no surte efecto, probad a utilizar estas bonitas canciones a modo de nanas. Además de variar el repertorio para arrullar a vuestro hijo, practicaréis inglés (que buena falta os hace). Parece lógico: si le cantas a tu hijo canciones bien chulas y modernas, estás inculcándole tus

Si la amenaza de que venga el coco ya no surte efecto, probad a utilizar estas bonitas canciones a modo de nanas. Además de variar el repertorio para arrullar a vuestro hijo, practicaréis inglés (que buena falta os hace).

Parece lógico: si le cantas a tu hijo canciones bien chulas y modernas, estás inculcándole tus gustos, contribuyes a conformar su criterio musical, le creas afición… O sea que si a ti te pirra el folk, a él también le gustará. ¿Problema? Que el futuro se conjure en tu contra y tengas peor suerte como padre que Billy Ray Cyrus. Como eso es algo impredecible, no te desanimes y echa mano de estos temazos cuando sea hora de dormir a tu bebé.

MY BRIGHTEST DIAMOND – I HAVE NEVER LOVED SOMEONE

Hace unos años, Shara Worden, la fascinante soprano que se esconde tras My Brightest Diamond, tuvo una crisis existencial y se mudó de Brooklyn a Detroit (que, en términos españoles, sería como cambiar Malasaña por Ferrol), tuvo una hija y grabó su tercer disco. Precisamente este tema, dedicado a su retoña, cerraba el elepé. Estoy convencido de que la niña debe de tener los sueños más profundos y dulces de este mundo.

I will send you all my love upon the breeze…

CASS MCCOMBS FEAT. KAREN BLACK – DREAMS-COME-TRUE-GIRL

Si no tenéis un bebé al que meter en la cuna pero os pilla cerca algún granero, este tema es ideal para montar un baile “agarrao” al más puritito estilo Oklahoma. Cuidado con los gorgoritos finales de la canción, que si vuestra tesitura es más bien cazallera, os vais a acabar gastando un pastón en terapeutas para que el niño supere el trauma.

You’re noy my dream-girl, you’re not my reality-girl

CLARE AND THE REASONS – WAKE UP (YOU SLEEPYHEAD)

Aunque la canción invita a que los dormilones se despierten, su melodía adormecedora y la dollypartoniana voz de Clare consiguen el efecto contrario. No pudo esconder mi debilidad por esta banda, que transita entre el folk y la música de cámara con la misma naturalidad con la que yo me muevo por las rebajas de un H&M. Por eso, futuros hijos míos, preparaos: papá os cantará este tema a pesar de sus escasas dotes vocales.

Uuuuuh… uuuuuh…

SUFJAN STEVENS – CHICAGO (ACOUSTIC VERSION)

Os presento a Dios, al que seguro que muchos ya le profesáis una merecidísima devoción. Escuchar este tema en directo durante el cierre de su concierto en el Primavera Sound de hace un par de años fue mágico: el auditorio entero entró en comunión, nos abrazamos, saltamos, nos besamos y no tuvimos sexo sobre las butacas porque había que desalojar para el siguiente show… El caso es que la versión acústica del gran himno del Mesías de la música folk es ideal para iniciar a vuestro hijo en la secta de adoradores de Sufjan.

I made a lot of mistakes in my mind

GLEN HANSARD & MARKETA IRGLOVA – IF YOU WANT ME

¿Cómo serían los hijos de Glen y Marketa, si lo suyo hubiera funcionado? ¿Pelirrojos y narigudos? ¿Talentosos, musicalmente hablando? ¡Qué más da! Hasta que nuestro bebé tenga edad para comprender la bonita historia de la película “Once”, podemos ir cantándole la banda sonora (y que sueñe con amores imposibles, que es lo que la vida le va a deparar).

…satisfy me

CARLA BRUNI – QUELQU’UN M’A DIT

Ahora la odiamos, pero cuando aún no era la señora de Sarkozy y sacó este disco, los modernos del planeta nos rendimos ante el debut discográfico de la exmodelo y su sensibilidad como compositora e intérprete. Anuncios de café soluble aparte, este tema es idóneo para gargantas francófonas trasnochadoras como la vuestras, que no todo va a ser inglés.

Serait ce possible alors?

KAREN O – THE MOON SONG

Cuando se ponen tiernas, las malotas son las mejores… Mirad a Karen O…  El tema principal de la emocionante Her merece que desempolvéis el ukelele -ese que os comprasteis para emular a Audrey Hepburn en una escalera de incendios- y que os lancéis a pergeñar vuestra propia versión para deleitar a vuestro soñoliento hijito.

We’re a million miles away

CIBELLE – GREEN GRASS

La oscura y envolvente canción de Tom Waits se convierte, por obra y gracia de esta brasileña de hermosa voz y magnética belleza, en una preciosa balada, capaz de amansar a la más revoltosa de las fieras. Si queréis lograr el efecto contrario, o vengaros de ese amigo que os ha pedido que hagáis de canguro de su niño malcriado, podéis optar por la versión de la voluptuosa Scarlett Johansson, que es una excelente actriz y una cantante mediocre.

Lay your head where my heart used to be…

JULIE DELPY – A WALTZ FOR A NIGHT

Este pequeño vals es perfecto para cantarlo Antes del anochecer. Risas. Una vez hecho el chiste (y dormido el bebé), recomiendo encarecidamente a los padres primerizos que dediquen esas noches caseras de sábado a revisar la maravillosa trilogía de Richard Linklater protagonizada por la Delpy y (corazón) Ethan Hawke (corazón).

Let me sing you a waltz…

SEAN NICHOLAS SAVAGE – CHIN CHIN

Con esa carita que tiene, ese bigotito a lo John Waters, esa esquelética figura… ¿verdad que el bueno de Sean Nicholas no parece la mejor opción para pedirle que vigile a un niño mientras duerme? Menos mal que tras esa apariencia desconcertante se esconde un músico excelente, responsable de temazos incontestables como este, que te vale como nana y para momentos sexy, una vez el bebé está en su cuna.

Chin, chin!

El bonus track de esta lista es “1, 2, 3, 4”, una de esas nanas encantadoramente pegadizas con la que despertaremos (y educaremos) al bebé después del letargo al que le hemos sometido con tanta guitarrita folky. Feist, la mujer con la que tendría hijos ya mismo, acudió a Barrio Sésamo como invitada y se puso como loca a contar monstruos, pingüinos y pollos playeros. ¿Resultado? Los niños, felices y los papis, planteándose dejarlo todo y tener una aventura con ella.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Por los pelos – Talia

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Robert Frank – IVAM

Nuestros autores