Para lección la que te han dado, Pelayo - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
728 x 90

Lifestyle

Para lección la que te han dado, Pelayo

Para lección la que te han dado, Pelayo

El blogger Pelayo Díaz te habría cobrado una leña y te habría hecho perder tres mañanas. Yo te ofrezco gratis la misma lección magistral a cambio de tres minutos de tu tiempo. Pelayo Díaz pretendía dar unas charlas sobre lo suyo a todo el que quisiera pagárselas. Nadie se ha inscrito y las ha debido cancelar. Normal, una cosa es

El blogger Pelayo Díaz te habría cobrado una leña y te habría hecho perder tres mañanas. Yo te ofrezco gratis la misma lección magistral a cambio de tres minutos de tu tiempo.

Pelayo Díaz pretendía dar unas charlas sobre lo suyo a todo el que quisiera pagárselas. Nadie se ha inscrito y las ha debido cancelar. Normal, una cosa es que hordas de fans te regalen likes a cascoporro y otra bien distinta conseguir que 15 inconscientes te paguen 1.500 euros por unas horas de cháchara. Como sé que andáis desconsolados, he cogido su temario y el curso os lo imparto yo, que ni soy blogger, ni influencer, ni me zumbo al director creativo de Vuitton; pero que tengo gracia, dos ponchos y calcetines de colores para parar un tren.

He aquí el temario que me propongo reinterpretar.

pelayo-diaz-master-class-elhype

Os invito a tomar apuntes.

Conviértete en tu propia marca. Efectivamente, para tener éxito como blogger es importante que poseas un estilo reconocible y distintivo que tus seguidores quieran copiar. Dicha la obviedad, hago hincapié en otro tipo de marcas que también dispararán tu notoriedad si no las manejas bien: las del tanga debajo de la falda. Por eso, aspirante, mi consejo es ¡Fuera bragas!

Qué quieres proyectar / Qué estás proyectando. Esto se resume fácilmente: ¿Dónde vas, cari, tan mona y bien combinada? Haz el favor de vestirte como un espantapájaros y ponerte un fedora, unos jeans sucios de tu novio y algo de la colección de Alexander Wang para H&M.

Estructura básica de un blogger. ¿Hablamos de una buena configuración ósea? Deduzco que sí. El oversize solo queda bien cuando pesas 35 kilos y posees unas clavículas como perchas de pino.

El segundo tema del curso versa sobre un terreno que Pelayo pisa con garbo: ¿la cama de todo el que le pueda ayudar a medrar? ¡No! ¡Las redes sociales, malpensados! Las estrategias para un uso óptimo consisten en tener batería en el iPhone (venden unos chismes tubulares para que la recargues en mitad de un desfile, un evento o Mercadona) y elegir un nombre evocador para tu perfil de Instagram (es mejor ser PrincePelayo, como él, que ToWapaLoka92, como tu vecina adolescente).

Cómo redireccionar a tus seguidores. Esto es sencillo si distingues un tag de un hashtag y una almohadilla de una arroba.

Seguidores: calidad vs. cantidad. ¿Habría resuelto Pelayo este oxímoron? ¿Habría aprovechado también para clarificar por fin si “playa vs. montaña” y “carne vs. pescado”? Lo verdaderamente útil, aprendiz mía, es que evites las etiquetas #tagsforlikes y #follow4follow a menos que quieras parecer una #wannabe.

En el apartado fotografía, Pelayo pretendía enseñarnos a entrenar la mirada, un asunto que provocó mofa, befa y risión. Pero yo lo defiendo: salir bizca en la foto no es asunto baladí como tampoco lo es poner mal los morritos, no morderte los carrillos o hacer incorrectamente el signo de la victoria.

Qué y cómo fotografiar. “Chupado”. Perros chatos, recetas que incluyan quinoa, repostería “cuqui” y modernas con el pelo rosa; a todo ello, le arreáis una buena dosis de filtro Valencia, que arregla hasta la más penosa de las instantáneas.

Elementos de una buena localización. En exteriores, se llevan los entornos poligoneros convenientemente emborronados (el sfumato de Da Vinci, versión 2.0, vaya). En interiores, triunfan los elementos bizarros sobre mesillas cochambrosas. Las piñas y los bustos de escayola ya están muy vistos, creo que ha llegado el momento de las chirimoyas y las figuritas de Lladró.

Eventos y relaciones profesionales. Para aprender a seleccionar los eventos adecuados, asegúrate de que te han invitado, no vaya a ser que te pillen colándote, asaltando las bandejas de canapés y poniéndote ciega a benjamines de cava. Para tratar con agencias de comunicación, mi consejo es que tu prima -la gangosa no, la otra- te haga de assistant y que te granjee fama de difícil respondiendo siempre que no cuando te propongan colaboraciones. Y para mejorar tu actitud y tus capacidades de negociación, lo mejor es ir de “gili” y listilla y exigir 1.000 euros por mover una pestaña: el primero que te los pague, establece el listón para el resto.

Hale, curso impartido. De nada.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores