Las primeras bandas sonoras con música electrónica - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Tracks, clues & dancefloors

Las primeras bandas sonoras con música electrónica

Las primeras bandas sonoras con música electrónica

En la actualidad hay muchas películas que incorporan temas de música electrónica en sus bandas sonoras,  algunas de ellas como reclamo de marketing, otras como acompañamiento a determinadas escenas. L’idée y Forbidden Planet fueron las primeras. En 1930, el austro-húngaro Berthold Bartosch se traslada a París para realizar un mediometraje titulado L’idée. Este film está

En la actualidad hay muchas películas que incorporan temas de música electrónica en sus bandas sonoras,  algunas de ellas como reclamo de marketing, otras como acompañamiento a determinadas escenas. L’idée y Forbidden Planet fueron las primeras.

En 1930, el austro-húngaro Berthold Bartosch se traslada a París para realizar un mediometraje titulado L’idée. Este film está basado en el libro sin palabras de Frans Masereel, The Idea, de 1920, y se considera en la actualidad la primera obra de animación con contenido filosófico y poético.

El contexto en el que se realizó la película es determinante para su creación. Por un lado, es un período de entreguerras donde las ideas revolucionarias están en auge y, por otro, las vanguardias marcan tendencia en la vieja Europa. Tanto un aspecto como otro queda perfectamente reflejado en la película.

En el tema musical, L’idée es el primer film que utiliza un instrumento musical electrónico. El compositor suizo Arthur Honegger fue el encargado de crear la banda sonora con el nombre L’idée, for ondes martenot and chamber orchestra, H.87, y para ella utiliza las Ondas Martenot, un instrumento que había sido creado en 1928 por el violonchelista francés Maurice Martenot. L’idée se estrenó en 1932, dos años más tarde el Theremin sería utilizado para la película Liliom (Fritz Lang, 1934).

Si bien L’idée es una película a la que con el tiempo se ha reconocido el valor, no es el caso de Forbidden Planet (Fred M. Wilcox,1956). Planeta prohibido siempre ha sido considerada como una de las grandes en el terreno de la ciencia ficción.

Son muchos los aspectos que han hecho de ella una película singular. Por una parte, la historia está basada en La Tempestad de William Shakespeare, transformada en una aventura espacial futurista. Robby, su protagonista robótico, realizó varios cameos en otras películas y series. Su protagonista femenina, Anne Francis, fue la primera en exhibir una minifalda en un film, hecho que retrasó el estreno en muchos países, entre ellos España. Y, sobre todo, es la primera película que toda su banda sonora es 100% electrónica.

El matrimonio Louis y Bebe Barron son los encargados de firmar un score donde los burbujeos, reverberaciones, y simulaciones de sirenas campan a sus anchas en el metraje. Antes de llegar aquí, habían sido los primeros en plasmar las primeras grabaciones electrónicas en cintas en USA, tituladas Heavenly Menagerie, en 1950. La lectura en 1948 del libro Cybernetics: Or, Control and Communication in the Animal and the Machine, del matemático Norbert Wiener, les llevó a crear sus propios artilugios, unos cacharros llenos de circuitos que utilizaban para grabar sonidos en cintas y crear una nueva experiencia sónica. Gracias a ello toman contacto con John Cage y la corriente musical de vanguardia.

Louis y Bebe Barron

Forbidden planet fue la única banda sonora que escribieron y que les reportó muchos detractores, entre ellos la American Federation of Musicians, que les advirtió para que sus nombres no figurarán en los créditos, y con ello su reconocimiento. Y de esa forma no fueran nominados para los Oscar de ese año.

H4L 9000
AUTHOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

El ciclista utópico

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores