080 semana de la moda de Barcelona, crónica de Jesús Andrés
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Lifestyle

Las entretelas de la 080 #1

Las entretelas de la 080 #1

Mis impresiones sobre la semana de la moda de Barcelona, que me ha tocado vivir desde dentro. En París, no me contratan, mi cuerpo no les interesa, dice River Viiperi, en calzoncillos, mientras el diseñador Edgar Carrascal y su equipo le prueban algunas prendas de la colección que se presentará sobre la pasarela. Servidor contempla

Mis impresiones sobre la semana de la moda de Barcelona, que me ha tocado vivir desde dentro.

En París, no me contratan, mi cuerpo no les interesa, dice River Viiperi, en calzoncillos, mientras el diseñador Edgar Carrascal y su equipo le prueban algunas prendas de la colección que se presentará sobre la pasarela. Servidor contempla el pecho cincelado en mármol del modelo, cuestiona mentalmente el criterio de quienes se encargan del casting en la capital del Sena y se abanica: entre la ola de calor y el hecho de que los fittings se hagan en los vestuarios del Estadio Olímpico de Barcelona, el ambiente está cargado.

Si no te quieren en París, quédate aquí, River, querido.

Si no te quieren en París, quédate aquí, River, querido.

Mi percepción selectiva consigue esquivar la presencia del exnovio de Paris Hilton en paños menores y se centra en los detalles de la colección de Carrascal, una exquisitez absoluta, marcada por unas camisas de confección esmerada. Se titula “Warrior” -me explica el diseñador- porque me he inspirado en esa tensión que late en nuestra sociedad entre la violencia y la esperanza de paz. Me fijo en las prendas: monos militares, camisas extralargas como de guerrillero, guayaberas de dictador caribeño…Reparo en los colores: blanco inmaculado, fucsia vibrante y un azul y un amarillo cuasi-olímpicos. Todo cobra sentido, aplaudo en silencio la audacia de Edgar Carrascal, enumero las prendas que anhelo incluir en mi guardarropa. La gabardina que llevará Kortajarena el día del desfile es mi elegida y, tal vez, esta camisa blanca, marca de la casa, con ribetes multicolor y el habitual segundo ojal en contraste.

El hombre La gabardina de mis sueños

El hombre La gabardina de mis sueños

Buenas tardes, interrumpe alguien, con un embaucador acento cubano. El top model Juan Betancourt ha llegado, listo para enfundarse un conjunto negro y fluido, con chaleco y camisa con vuelo. Se calza los sneakers de On Running, la firma que colabora con Carrascal en el desfile y dice es el calzado más cómodo con el que me ha tocado desfilar. Quédatelas -pienso- y toma también las llaves de mi casa, de mi coche, del apartamento de mi madre en Cullera; el PIN de mi teléfono, las claves de mi cuenta bancaria y hasta mi riñón derecho si hace falta. Betancourt debería apellidarse Demiurgo, aunque tiene poco muslo para mi gusto. Es la tendencia, me aclaran quienes están más acostumbrados que yo a tratar con top models internacionales.

Betancourt, y punto.

Betancourt, y punto.

Viiperi y Betancourt se marchan ya. Me encamino hacia la cubitera de Juvé y Camps que hay cerca y celebro la experiencia con una copa de Milesimé. Cava, modelos, ropa maravillosa…¡Uno se acostumbra fácilmente a estas condiciones laborales!

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.