La poesía cromática de Zhang Yimou - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Abandonen el edificio

La poesía cromática de Zhang Yimou

La poesía cromática de Zhang Yimou

En las Escuelas de Arquitectura se estudia Estética y Composición. Es una materia que se centra en el análisis, interpretación y crítica de la obra de Arquitectura y de los elementos culturales e intelectuales que la conforman. En ella estudiamos las diferentes corrientes artísticas y arquitectónicas pasadas y presentes, y nos sirve como herramienta para

En las Escuelas de Arquitectura se estudia Estética y Composición. Es una materia que se centra en el análisis, interpretación y crítica de la obra de Arquitectura y de los elementos culturales e intelectuales que la conforman. En ella estudiamos las diferentes corrientes artísticas y arquitectónicas pasadas y presentes, y nos sirve como herramienta para desarrollar nuestra crítica arquitectónica y crear nuestro propio lenguaje arquitectónico.

Pero no es necesario estudiar Arquitectura para tener nociones de estética o composición, ya que todas las disciplinas que influyen en nuestra educación y en nuestras emociones pueden determinar nuestra sensibilidad estética. Por mi curiosidad e inquietudes, la búsqueda de la belleza y el arte es consustancial a todas mis aficiones, entre ellas, el cine. Me interesan  mucho aquellas películas que cuidan su estética y que tienen una atractiva propuesta visual. En Internet, hay numerosas páginas web con listas sobre ese tema; la mía podría ser muy extensa, porque creo que toda película esconde siempre una pequeña joya estética. Sin embargo, me centraré en dos películas del director chino Zhang Yimou, que son pura poesía en imágenes, por el uso del color y la composición: Hero (2002) y La casa de las dagas voladoras (2004).

Zhang Yimou

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004).

Ambas películas se caracterizan por una estudiada composición de las escenas y una gran belleza, sus tramas mantienen los elementos clásicos del cine oriental como son las peleas a espada entre wuxias (caballeros de las artes marciales) y una dramática historia de amor.

Zhang Yimou

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004).

La primera de ellas está basada en una leyenda sobre un suceso acontecido al emperador Qin Shi Huang relacionado con la creación y la unificación de China. En aquella época el país asiático estaba dividido en siete reinos: Qin, Han, Zhao, Yan, Wei, Chu y Qi.

El primero de ellos, Qin, situado al noroeste del país estaba gobernado por el rey Qin Shi Huang que vivía encerrado en su palacio, ante el temor de ser asesinado por tres guerreros: Espada Rota (Tony Leung), Nieve Voladora (Maggie Cheung) y Cielo (Donnie Yen) quienes querían restaurar el antiguo orden. El rey ofrece una recompensa para quien sea capaz de vencerlos. Un día, un extraño guerrero, Sin Nombre (Jet Li), se presenta en el palacio con las armas de sus enemigos afirmando haberlos vencido en combate.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

Para narrar esta hazaña Zhang Yimou se sirve de un color diferente con el que tiñe las distintas versiones de lo ocurrido. El resultado visualmente es magnífico. Los elementos arquitectónicos, la escasez de mobiliario y ausencia de decoración hacen que los propios personajes con sus movimientos y posturas, se transforman en esculturas decorativas que componen y enmarcan cada uno de los fotogramas.

La primera versión está contada en color rojo y representa la historia más pasional. Sin Nombre siembra los celos entre los enamorados Espada Rota y Nieve Voladora, por culpa de una aventura pasada entre Nieve y Cielo. Ante tal revelación, despechado y dolido Espada Rota intenta herir a su enamorada, acostándose con su ayudante Luna (Zhang Ziyi). Toda la narración, decorados y el vestuario son en color rojo.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

Es en esta primera versión donde una escena destaca por encima de todas las demás, por su enorme riqueza visual. Es la que transcurre en un paisaje de otoño, donde predominan los tonos ocres y amarillos de las hojas de los árboles. Nieve y Luna se han citado allí para retarse en duelo por su amado. La lucha es una deslumbrante danza visual, donde cada una de ellas al ritmo de unos tambores coreografía su profundo dolor y tristeza ante la pérdida del ser querido.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

Sus saltos, giros y acrobacias imposibles en ausencia de gravedad, hacen que las hojas vuelen por los aires inundando la pantalla de ocres y amarillos que contrastan con el rojo del Hanfu que visten ellas. Un maravilloso poema de gran fuerza visual, bello y armonioso en su composición. Lo mejor es su intenso final, porque Luna es herida y el espectador observa a cámara lenta cómo una gota de sangre resbala por el frío acero de la espada cayendo y manchando las hojas y, lentamente, todo el bosque se tiñe de rojo simbolizando la muerte de Luna.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

En la segunda versión el escenario y el vestuario se tiñen de color azul que simboliza la mentira, la frialdad, la tristeza y el sacrificio. En este caso, nuestro héroe Espada Rota da su vida por el bien común.

La tercera es en color blanco, símbolo de la pureza del alma, la paz y la soledad. El vestuario blanco contrasta con el escenario elegido: un desierto cuyas amplias llanuras y montañas son de un color arena muy cálido. Surgen las primeras dudas y los protagonistas se cuestionan si la violencia es el medio para lograr su objetivo.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

La última historia es en verde, un color que refleja un pasado de ilusión y esperanza. A través de un flash-back vemos el momento en el que se conocieron sus protagonistas y cómo llegaron a la situación actual.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

El decorado de todas las versiones es el mismo: transcurre tanto en el interior de la Escuela de caligrafía como en el exterior. Pero en las dos primeras versiones la roja y la azul, en aquellos planos que transcurren en el interior observamos cómo los personajes están fijos componiendo la escena. Según la importancia de la misma adoptan diferentes posiciones: bien presidiendo el centro de la escena o bien equilibrándola situándose en los extremos de la pantalla.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

La enorme sala circular de la escuela de caligrafía donde viven Espada Rota y Nieve Voladora se convierte en el eje principal para la toma de decisiones. Los personajes se sitúan equidistantes del centro, formando un triángulo inscrito dentro del círculo delimitado por los pilares cilíndricos que forman el perímetro de la sala. Entre ellos, el espacio es ocupado por un entramado de pergaminos de tablillas de madera enrolladas.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

Los pasillos que conducen a cada una de las estancias de los alumnos y profesores están iluminados por farolillos cuya luz cambia de color según la versión. En ellos, el personaje se sitúa en la parte contraria para que así el espectador pueda percibir este detalle cambiante, sin que por ello pierda fuerza la escena. Los paneles corredizos de papel que compartimentan las diferentes estancias sirven, a su vez, para dividir la pantalla en dos marcando la separación o fractura que se ha producido en el amor de Espada Rota y Nieve, ya que ambos están situados a ambos lados del mismo.

En las escenas que transcurren en el exterior, los elementos del paisaje componen las escenas. En la versión verde la línea que traza el lago sirve como eje de simetría y se convierte en un espejo que refleja el cielo, las montañas. El pequeño templo situado a la izquierda de la imagen es un punto de referencia que delimita el espacio de la pelea. Sin embargo, en la escena del bosque el espacio está acotado por nuestras heroínas que están situadas cada una en extremo de la pantalla equilibrando el balance de rojos en escena.

Zhang Yimou

Hero (Zhang Yimou, 2002).

En el caso de la segunda película La casa de las dagas voladoras (2004), aunque la presencia del color sigue siendo muy importante, las escenas ya no son monocromas. Su trama mantiene algunos de los temas tratados en Hero, como son: La estrecha relación que existe entre el arte de la escritura y el arte de la espada, el misticismo de las armas, la música, la poesía y las magníficas y coreografiadas peleas a espada. No mantiene una composición geométrica tan rígida como en Hero pero sí que es cierto que conserva ciertos parámetros en algunas de sus escenas.

A simple vista puede parecer una película mucho más física y menos abstracta que la anterior pero no lo es, porque el triángulo de amor y odio formado por los tres protagonistas es más complejo y desesperado, doloroso y oscuro que en Hero ,porque nada es lo que parece. Los tres son seres fuertes pero frágiles, que sufren en silencio porque su soledad y su desesperación les llevan a cometer actos terribles, aunque sean nobles de corazón ya que se sacrifican por el bien de otra persona.

Zhang Yimou

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004).

Esta esta ocasión, la historia transcurre en la China de la decadencia de la Dinastía Tang (año 859). Para combatirla se han formado numerosos grupos rebeldes; el más importante es la Casa de las dagas voladoras quienes se dedican a robar a los ricos para dárselo a los pobres, ganándose así la admiración y el apoyo de los lugareños.

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004).

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004).

Las autoridades están furiosas porque, aunque han luchado y han matado al líder de la Casa de las dagas voladoras, la Casa continúa actuando bajo las órdenes de un misterioso nuevo cabecilla. Los dos capitanes del condado, Leo (Andy Lau Tak Wah) y Jin (Takeshi Kaneshiro) reciben órdenes de capturar al nuevo líder. Ambos creen que la nueva y bella bailarina, una muchacha ciega Xiao Mei (Zhang Ziyi), es la hija del jefe de los rebeldes del clan de las dagas voladoras. Tras arrestarla e interrogarla sin éxito, idearán un nuevo plan en el que Jin fingirá ser un guerrero solitario Viento y rescatará a Xiao Mei de prisión, ganándose su confianza y escoltándola hasta el cuartel general secreto de la Casa de las dagas oladoras. En el camino surgirá el amor.

Toda la película tiene escenas muy hermosas, como la que transcurre en el interior de La Casa de las peonías (una especie de burdel de lujo de la época). El decorado está pintado usando como base la paleta de colores estilo Dunhuang de la dinastía Tang. El kimono en azul turquesa/rosa de Xiao Mei es el contrapunto perfecto para crear una sinfonía de colores brillante.

Zhang Yimou

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004).

Pero quizás la secuencia más espectacular por su riqueza visual y estética sea la que transcurre en el bosque de bambú. La pantalla se tiñe de su poderoso color verde vivo. Su elección no es casual, ya que el bambú en la filosofía oriental tiene mucho significado, porque es una planta que se doblará cuando sea preciso, pero sin llegar a quebrarse.

Zhang Yimou

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004).

La sencillez de sus formas nos recuerda que la belleza no requiere de artificios, como su vestuario sublime, sencillo y elegante realizado en un color verde que potencia y enfatiza los gráciles y estilizados cuerpos de las integrantes de las Casa de las dagas voladoras haciendo que se mimeticen y compitan en esbeltez con los tallos de los troncos de bambú.

Zhang Yimou

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004).

Filosofía y belleza transforman la lucha en la metáfora perfecta del estado de ánimo de Xiao Mei, frágil pero fuerte cuyo interior va muriendo lentamente a medida que corta los tallos de bambú. El verde esperanza del bosque es el símbolo de la filosofía del clan quienes resisten y se adaptan, asumen sin aceptar y ceden sin renunciar.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores