La playa de Patti Smith - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
728 x 90

Cultura

La playa de Patti Smith

La playa de Patti Smith

El verano empieza a escaparse, pero aún hay tiempo para ir al que ha sido el rincón preferido de Nueva York estos meses: Rockaway Beach. Modernos, se lo debéis a Patti Smith. En 2012, Patti Smith se acababa de mudar a Rockaway Beach, una tira de tierra al final de Queens, cuyas playas de arena

El verano empieza a escaparse, pero aún hay tiempo para ir al que ha sido el rincón preferido de Nueva York estos meses: Rockaway Beach. Modernos, se lo debéis a Patti Smith.

En 2012, Patti Smith se acababa de mudar a Rockaway Beach, una tira de tierra al final de Queens, cuyas playas de arena blanca dan la espalda a Manhattan. La cantante se estaba aún instalando justo enfrente de esas playas cuando el huracán Sandy arrasó toda la costa y las humildes casas de madera en la que ella y sus vecinos vivían. “Salimos a ver después de la tormenta, y era desgarrador ver las vajillas rotas, las muñecas derretidas”, dijo. Desde ese momento, se comprometió aún más con un barrio que había conocido y fotografiado en los años 70, junto a su gran amigo Robert Mapplethorpe.

Dos años ha costado recomponer la playa, que se quedó sin arena, y reconstruir el paseo marítimo, que perdió todas sus maderas. Dos años han tardado los vecinos en reconstruir sus casas y disfrutar de las vistas de las dunas. Aún queda mucho por hacer. Pero había que celebrar la reapertura de Fort Tilden, la playa hipster de Rockaway.

Rockaway!

Patti Smith y su amigo, comisario del MoMA PS1 (la sede más contemporánea con base en Long Island City) y también vecino de la zona, Klaus Biesenbach, idearon, asociados con la Rockaway Artists Alliance, Rockaway!, una exposición que incluye fotografías de la cantante sobre objetos de viejos amigos (las pantuflas de Mapplethorpe, la bandana de Burroughs…), esculturas del argentino, Adrián Villar Rojas, inspiradas en nidos, una pieza sonora de Janet Cardiff, al tiempo que anima a los artistas y galerías locales a abrir sus puertas.

Todo este esfuerzo logístico y artístico tiene un único objetivo: continuar con la reconstrucción y aprovechar para reanimar una zona que no siempre estuvo tan de moda.

Playland Motel Rockaway Beach

Y ha funcionado. Los jóvenes de Brooklyn y Manhattan han hecho y aún hacen esta pequeña excursión (de una hora en metro) para disfrutar de las dunas que Smith descubrió en los setenta y ya aprovechan para tomarse una michelada en el Low Tide Bar, un chiringuito con música en directo, acompañada de un taco del imprescindible Rockaway Taco, o de un ceviche de La cevichería. Y al final, cuando se cansan del sol, cruzan la calle, para entrar en las fiestas del Playland Motel, hotel boutique con 12 habitaciones, decoradas cada una, precisamente, por artistas locales.

Los mismos que acompañaron a Patti Smith en este viaje por su querida playa.

Rockaway Beach

*Rockaway! estará abierta hasta el 1 de septiembre. Su acceso es gratuito de 12 de la mañana a 6 de la tarde.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Al desnudo – Teatro Talia

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores