La historia interminable, elogio de la fantasía artesanal - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

La historia interminable, elogio de la fantasía artesanal

La historia interminable, elogio de la fantasía artesanal

Es una de las películas de fantasía más celebradas de los ochenta, un clásico del cine familiar que los padres que la disfrutaron en la época, siendo niños, comparten hoy con sus hijos para comprobar que el sentido de la maravilla del filme de Wolfgang Petersen sigue intacto y aún funciona con sus retoños. Además,

Es una de las películas de fantasía más celebradas de los ochenta, un clásico del cine familiar que los padres que la disfrutaron en la época, siendo niños, comparten hoy con sus hijos para comprobar que el sentido de la maravilla del filme de Wolfgang Petersen sigue intacto y aún funciona con sus retoños. Además, el filme cuenta con efectos artesanales que mantienen el encanto, una historia que apuesta por lo fantástico sin remilgos, algún apunte oscuro, y varios momentos que marcaron a una generación.

Treinta y dos años después de su estreno original, La historia interminable se reestrena en diversos cines de la geografía española. Aprovechamos el rescate para glosar el porqué de su leyenda y algunas curiosidades relacionadas con su creación.

LA MUERTE DE ARTAX, EL TRAUMA INFANTIL DE LOS 80′

Sí, los chavales que crecimos en la década de las hombreras tenemos nuestra propia versión de la muerte de la madre de Bambi. Y es el trágico fallecimiento de Artax, el caballo blanco de Atreyu, aka el héroe de la función. El momento en el que el animal queda atrapado en las ciénagas de la tristeza y se va hundiendo en el chapapote ante la impotente mirada del niño guerrero, rompió y sigue rompiendo nuestros corazones.

LA MAGIA DE GIORGIO MORODER

Un Giorgio Moroder recién salido de El precio del poder se encargó de componer y producir la canción central de la película, extraordinario tema de synth pop interpretado por Limahl y Beth Anderson –lo primero que escuchamos en los títulos de crédito iniciales. Además de eso, Moroder también rehízo algunos temas de la banda sonora original de Klaus Doldinger para la versión americana. Cómo no, apostó por incluir más sintetizadores, esta vez en clave épica, cascadas de sonidos electrónicos para ilustrar la gran empresa de Atreyu: salvar al reino de Fantasía de la Nada.

SENTIDO DE LA MARAVILLA A LO RAY HARRYHAUSEN

Ahora, los efectos artesanales de La historia interminable nos resultan entrañables, incluso kitsch, pero en la época dejaban con la boca abierta a niños y adultos. La película, en su momento la producción más cara de la historia producida fuera de Hollywood –hay que recordar que se trata de una cinta levantada con capital y equipo alemán-, contó con un dream team de técnicos en efectos especiales y visuales, que unía la última tecnología de la ILM con la artesanía de Colin Arthur, mago de los animatronics, las maquetas y los trucajes tradicionales.

Arthur, uno de los alumnos más aventajados de Ray Harryhausen que, como el californiano, supo combinar la artesanía con la excelencia técnica, dotando de calidez y humanidad al efecto especial-, se encargó del diseño de las criaturas: el gigante de piedra, el dragón de la suerte Falkor (sí, un pero con escamas), el caracol de carreras o la fabulosa tortuga milenaria.

MICHAEL ENDE, ENEMIGO PÚBLICO #1 DE LA PELÍCULA

Con el paso del tiempo se ha olvidado, pero el crítico más fiero contra La historia interminable fue Michael Ende, autor de la novela original en la que se basa. El escritor alemán, ya fallecido, llegó a querellarse contra los productores para que cambiaran el título del filme, ya que en su opinión la cinta traicionaba el espíritu del libro. Perdió la demanda pero consiguió que su nombre no apareciera en los títulos de crédito. Ende estaba especialmente enfadado con el diseño de producción de reino de Fantasía, el país imaginario de la novela. Entre otras cosas, odiaba la torre de marfil -le parecía una discoteca cutre- y los pechos gigantes de las esfinges. Además, el guión de Wolfgang Petersen y Herman Weigel solo adaptaba la primera parte del libro. Ojo con el vídeo que ilustra este apartado, un raje en toda regla de un Ende en caliente poco tiempo después del estreno de La historia interminable.

PROTAGONISTAS ONE HIT WONDER

Los tres actores juveniles que lideraron el reparto de la película no tuvieron mucha suerte en la profesión tras el estreno. Solo uno de ellos tuvo cierta repercusión mediática más allá de La historia interminable. Se trata de Barret Oliver, Bastian en el filme (el niño que sufre bullying, la incomprensión de su padre, y que utilizará el libro para escapar de su triste existencia), que brilló en el corto de Tim Burton Frankenweenie, D.A.R.Y.L., y las dos partes de Cocoon, hasta retirarse en 1989. Noah Hathaway (Atreyu), se refugió en la televisión y en películas de bajo presupuesto (sigue en activo, pero está totalmente olvidado), y Tami Stronach (la emperatriz) lo dejó justo después de acabar La historia interminable.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.