La despensa para sobrevivir estas navidades - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Lifestyle

La despensa para sobrevivir estas navidades

La despensa para sobrevivir estas navidades

Alcohol, quesos y dulces. Esa es la combinación ganadora para estas navidades. Os sugerimos algunos productos que harán más llevaderas estas fechas. En un hipotético mundo ideal, probablemente no existirían las navidades. Sin embargo, dado que por el momento no es posible cerrar los ojos el día 23 de diciembre y despertar el 7 de enero

Alcohol, quesos y dulces. Esa es la combinación ganadora para estas navidades. Os sugerimos algunos productos que harán más llevaderas estas fechas.

En un hipotético mundo ideal, probablemente no existirían las navidades. Sin embargo, dado que por el momento no es posible cerrar los ojos el día 23 de diciembre y despertar el 7 de enero en un dulce letargo, como si de una breve hibernación se tratara, podemos echar mano de algunos productos que nos facilitarán atravesar estas fechas con un poco más de alegría.  Si los excesos no pasaran factura, si las calorías no se convirtiesen en ese enemigo implacable contra el que luchar, esta sería la despensa perfecta para sobrevivir a estas navidades.

Alcohol. Mucho alcohol.

Para soportar la chapa habitual de tu cuñado, para sobrellevar mejor las discusiones familiares que este año prometen ser aún más entretenidas con los resultados de las elecciones, para olvidar que este año tampoco has cumplido los propósitos que hiciste doce meses atrás. Una botella de tequila Don Julio reposado no puede faltar en la despensa. Cuando la cosa empiece a caldearse en la mesa, uno puede escaparse discretamente hacia la cocina y servirse un trago que lo reconforte. Si se quiere empezar con algo menos hardcore,  Carpano Antica Formula, un delicioso vermut italiano elaborado con moscatel del Piamonte, con un sutil aroma a hierbas y una preciosa etiqueta que se mantiene intacta desde 1786.

El cava es otro de esos imprescindibles sin los que no se entendería la Navidad. Este año, para que el origen del mismo no sea motivo de pelea entre independentistas y constitucionalistas, elegiremos uno valenciano, un Tantum Ergo Rosé de la Bodegas Hispano Suizas, elegido  como mejor espumoso por la prensa especializada en 2015 y otro catalán, un Brut Barrica 21 Reserva 3 de Albet i Noya,  Chardonnay y Pinot Noir fermentado en barrica en esta bodega que hace vinos ecológicos y que es una maravilla. Bebamos, sí, pero respetando el medio ambiente.

vermut-carpano-antica-formula-gastronomia-elhype

Pero no solo de alcohol vive el hombre, así que guardaremos en la alacena alguna cosa para no desfallecer. Ahora que el tartar se ha extendido como un virus contagioso y podemos encontrarlo en las cartas del 98%  de los restaurantes, especialmente en su versión con atún, nosotros nos decantaremos por un tartar de algas al curry. Simplemente sobre una tostada, acompañando una ensalada o untado sobre boquerones o anchoas, es puro sabor a mar, si el presupuesto de este año no alcanza para percebes y ostras.

tarta-de-algas-al-curry-porto-muinos-gastronomia-elhype

Quesos. Quesos. Quesos.

¿La vida tiene sentido sin ellos? Rotundamente no.  Por eso, siempre hay que tener unos cuantos a mano. Aquí van algunos nombres que pueden convertir un día regulero en uno fantástico. La Retorta, similar al más conocido torta del Casar, este queso elaborado por Finca Pascualete en Trujillo con leche cruda de oveja se toma con cuchara debido a su textura casi líquida. Un espectáculo. Queso manchego Gran Reserva, de Dehesa de los Llanos. Elegido el mejor queso del mundo en el World Cheese Awards en 2012 entre más de 2.700 de sus congéneres. Se elabora utilizando leche procedente de las ovejas criadas en la finca de manera artesanal. Pura lujuria. Ya que estamos, no estaría de más tener un Camembert de la zona de Normandía,  emblema de la gastronomía francesa; un queso azul potente si es que te va la marcha, como un Gamoneu, elaborado en los Picos de Europa, y por qué no, también alguno italiano, que de esto saben un rato.

queso-finca-pascualete-gastronomia-elhype

Dulces.

El tercer componente de esta santísima trinidad gastronómica lo conforma, como no, el dulce. Olvidémonos por un momento de los turrones y dejemos paso a otras elaboraciones más sofisticadas. Nos conformaríamos con cualquiera que venga de Paco Torreblanca. El pastelero alicantino encargado de elaborar los postres en la boda de los príncipes (aunque nuestra famélica Letizia seguro que ni los miró) hace un increíble panettone de chocolate, uno de sus productos emblemáticos, que resucitan a un muerto,  como diría mi madre.  Bombones, tartas, macarons y hasta los denostados polvorones… este señor convierte en un manjar de dioses todo lo que toca. Es el hombre con que toda mujer querría casarse si no nos importaran los kilos.

panettone-de-chocolate-paco-torreblanca-gastronomia-elhype

El resto, lo que va entre medio.

La pierna de cordero, el capón relleno, el cocido del día de Navidad, la merluza, la lubina, el marisco… eso se lo dejamos a los parientes, especialmente a nuestras progenitoras. El toque y el cariño de una madre en la cocina, más en Navidad, nunca podrá equipararse a ninguna otra cosa en el mundo.  Coman mucho, beban mucho y no desfallezcan. No queda tanto para el 7 de enero.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Tiempo – Teatre Talia

LO + VISTO

Últimos artículos del autor




Nuestros autores