La cordillera, de Santiago Mitre, una cumbre sin coronar
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Director's Cut

La cordillera, una cumbre sin coronar

La cordillera, una cumbre sin coronar

La cordillera, de Santiago Mitre, transcurre en una cumbre de presidentes latinoamericanos hospedados en un aislado y lujoso resort de los Andes, donde se diseña la estrategia geopolítica que conduzca a su independencia energética. El presidente de Argentina, Hernán Blanco (Ricardo Darín), no solo tomará parte en una decisiva negociación, sino que también deberá hacer

La cordillera, de Santiago Mitre, transcurre en una cumbre de presidentes latinoamericanos hospedados en un aislado y lujoso resort de los Andes, donde se diseña la estrategia geopolítica que conduzca a su independencia energética. El presidente de Argentina, Hernán Blanco (Ricardo Darín), no solo tomará parte en una decisiva negociación, sino que también deberá hacer frente a su pasado político y familiar.

La perspectiva que se instala entre bastidores, en los entresijos de la política internacional y el manejo de los escándalos y medios de ascensión del líder, se inserta en la temática tan propia de las series de TV que nos hacen partícipes de los gabinetes de ministros y presidentes, para intentar escandalizarnos con su hipocresía y asombrarnos con el alto precio del poder.

La cordillera (Santiago Mitre, 2017)

Chistian Slater y Ricardo Darín en La cordillera (Santiago Mitre, 2017)

La cumbre se convierte en cordillera, cuando los temas citados van surgiendo y la imagen inicial del presidente Blanco, “un hombre común”, deja paso al halcón político, pero la expectativa de encontrar un retrato -y un relato- que aporte interés al guion de Mitre y Mariano Llinás (Paulina, 2015) no se llega a cumplir. La frialdad y rigidez de la narración y de su puesta en escena, así como la exquisita música de Alberto Iglesias y la fotografía de Javier Julia (Relatos salvajes, 2014) no llegan a corresponderse con el enunciado intenso y vigoroso que merecerían.

La cordillera (Santiago Mitre, 2017)

La cordillera (Santiago Mitre, 2017)

La trama secundaria sobre un escándalo a punto de ser revelado por el ex yerno del mandatario, y la crisis depresiva de su hija, tienen un tratamiento excesivamente errático, y no digamos las secuencias del psiquiatra hipnotizador o la visita de la amante del presidente al hotel donde se celebra la reunión. En resumen, un filme que no muestra nada que no hayamos visto, factura correcta y guión agujereado, donde no se consigue superar el estereotipo sin desarrollo y de difícil credibilidad.

El efecto de acartonamiento no puede ser superado por los enormes actores -Ricardo Darín, Dolores Fonzi, Érica Rivas, Gerardo Romano, Paulina García, Alfredo Castro, Daniel Giménez Cacho, Elena Anaya, Leonardo Franco o el cameo de Christian Slater- a los que se impide la profundidad y el recital a que nos tienen acostumbrados. Tras habernos hecho gozar con sus obras anteriores, aguardamos con nueva expectación el siguiente trabajo del director de El estudiante.

Eva Peydró
ADMINISTRATOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores