El juego o el juguete (I) - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Expuesto

El juego o el juguete (I)

El juego o el juguete (I)

Toy cameras, cámaras de juguete. Lentes de plástico y mecanismos sencillos. Detrás de estos singulares aparatos se esconden una serie de conceptos ajenos a lo superficial. Una filosofía fotográfica unida a la expresión artística que merece la pena revisar. Una Toy camera no es más que una cámara de fotos sencilla, generalmente fabricada en plástico

Toy cameras, cámaras de juguete. Lentes de plástico y mecanismos sencillos. Detrás de estos singulares aparatos se esconden una serie de conceptos ajenos a lo superficial. Una filosofía fotográfica unida a la expresión artística que merece la pena revisar.

Una Toy camera no es más que una cámara de fotos sencilla, generalmente fabricada en plástico al igual que su lente simple y con unos controles mínimos. De ahí el sobrenombre que hoy en día se les otorga, el de cámaras de juguete.

A partir de la primera democratización de la fotografía a principios del siglo XX gracias a la marca Kodak, que popularizó las cámaras fotográficas para todos los públicos y, en especial, a partir de mediados de los años 40, estas cámaras han acompañado al hombre a lo largo del siglo pasado con la humilde finalidad de ser la cámara que inmortalizaba las excursiones familiares y la cámara ideal para que los jóvenes aprendices dejaran en paz las caras y complejas cámaras de sus padres.

El auge del plástico en los años 50 y la explotación de la mano de obra barata en las entonces colonias de Hong Kong y Macao, inundaron el mercado de EEUU con ingentes cantidades de cámaras de escaso control de calidad a unos precios mínimos, que luego se vendían o regalaban en gasolineras, supermercados o abriendo una cuenta de banco. En esa época nace una de las Toy cameras más famosas llamada Diana. Diana no era mas que una copia tosca de una cámara fabricada en Alemania por Agfa llamada Isoly. Otra de las joyas de la corona es la cámara Holga, fabricada en China en los años 80 y que proporcionaba al pueblo una cámara accesible a todos los bolsillos y que se sigue fabricando hoy en día.

Diana-F. © Allan Detrich

Diana-F. © Allan Detrich

¿Y por qué tanto interés en un trozo de plástico mal fabricado? Como ya veremos más adelante, desde los últimos 30 años del siglo XX a la actualidad, las Toy cameras han pasado de ser un objeto inservible para la fotografía a despertar el interés y la imaginación de fotógrafos y artistas. Sus limitaciones se convirtieron en objeto de estudio y la suavidad de sus lentes de plástico imperfectas en una nueva propuesta que, bien trabajada, añadía conceptos que habían pasado desapercibidos a la visión fotográfica.

© José Manuel Madrona

© José Manuel Madrona

La fotografía con Toy cameras es un juego, un reto donde no disponemos de todos los controles que desearíamos, ni la definición para capturar nuestro universo con la nitidez con que nos la muestran. Capturar imágenes con las herramientas que dispones, acercarte a las cosas que deseas, una herramienta más para exponer tu visión personal e íntima del presente que te rodea.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.