Juan Hidalgo, El mundo en un condón - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Slow Movement

Juan Hidalgo, El mundo en un condón

Juan Hidalgo, El mundo en un condón

El pintor, poeta, músico y fotógrafo Juan Hidalgo (Las Palmas de Gran Canaria, 1927 – Ayacata, 2018), fue una figura decisiva en el arte español de mitad del siglo XX, pionero en todas las manifestaciones artísticas que eligió, para compartir sus inquietudes con los demás, y un artista con un gran poder en su magisterio

El pintor, poeta, músico y fotógrafo Juan Hidalgo (Las Palmas de Gran Canaria, 1927 – Ayacata, 2018), fue una figura decisiva en el arte español de mitad del siglo XX, pionero en todas las manifestaciones artísticas que eligió, para compartir sus inquietudes con los demás, y un artista con un gran poder en su magisterio para muchos artistas performativos. Su forma de reflexionar sobre su condición sexual también lo convirtió en un pionero.

Premio Nacional de Artes Plásticas en 2016 por –según el Ministerio de Cultura– su trayectoria, innovación y aportación al arte contemporáneo español suprimiendo todos los límites y encarnando el espíritu de las vanguardias internacionales, para atravesar los márgenes de la creación; antes de su reciente fallecimiento, a los 90 años, había planteado una instalación en el IVAM, dentro de una nueva edición del ciclo El IVAM produce. La fachada del museo luce desde el seis de marzo la obra: El mundo en un condón, muy representativa de la hibridación de su obra y una metáfora del placer y la frustración consiguiente que la sociedad de consumo genera.

juan-hidalgo-el-mundo-en-un-condon-elhype

Y como en mucha de su última obra, la ironía y el sentido del humor, entre lo erótico y pornográfico, provocador, lúdico e intenso, tienen especial importancia. Este trabajo, una fotografía de 81 metros cuadrados, representa una bola del mundo dentro de un preservativo anudado en la parte superior y suspendido en un fondo azul, pero es también, según el crítico de arte, David Pérez, un resumen de su intensa, provocadora y ecléctica obra, que marcará un devenir en el mundo del arte contemporáneo.

El legado de Hidalgo transciende, ya que desde los años sesenta se convirtió en uno de los símbolos de la vanguardia en España, al fundar el grupo musical, plástico y experimental ZAJ, junto a Ramón Barce y Walter Marchetti, al que luego se unieron Esther Ferrer y el escritor José Luis Castillejo, con los que siguieron la estela estética de Marcel Duchamp. Este grupo tuvo ciertos paralelismos con el colectivo americano Fluxus y el japonés Gutai.

zaj-el-mundo-en-un-condon-elhype

Pero más allá de esto, Hidalgo fue pionero en multitud de cosas: fue el primer compositor español invitado a los festivales de Darmstadt (Alemania), el primero en hacer una composición electroacústica y el creador de los etcéteras. El hecho de haber sido tan innovador en tantos campos artísticos, sin perder por ello la coherencia, hizo que las mentalidades cuadriculadas no supieran reconocer lo que hizo. Ya desde sus comienzos encarnaba a la perfección el espíritu de las vanguardias, con su afán por borrar los límites y ampliar los márgenes de la creación, sin venderse nunca. Sin embargo, aunque la formación de Hidalgo es la música, él pasó a la fotografía y a un mundo multimedia y la instalación, en los que planteaba nuevos lenguajes expresivos con un aire muy fresco, esto llevó a Hidalgo a experimentar con nuevas narrativas en París, Ginebra, Roma, Milán…

david-el-mundo-en-un-condon-elhype

Sin embargo, fue en su Gran Canaria natal donde recibió el mayor reconocimiento, porque fue el primero en mostrar un arte nuevo, y de los primerísimos en España que surge en torno a Duchamp, cuando presentó el urinario –La fuente–, que significa una ruptura total con el concepto de la estética de la belleza. En 1989 le fue concedida la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes y en 1997 el CAAM le dedicó una destacada retrospectiva, homenaje que repitió el año pasado con la muestra Del CAAM a Juan Hidalgo.

El sexo, el humor, la palabra y el objeto han sido los temas centrales del trabajo de Juan Hidalgo, un provocador nato que arremetía contra los estereotipos y las ideas preconcebidas a través de sus creaciones. Un artista total, además de fiel y discreto, como dirían muchos, que supo unir arte y vida, dotándolo así de una libertad absoluta para entender y disfrutar de ambas. Quizá por ello se ha tardado tanto tiempo en reconocer un trabajo que nos invitaba a despertar en un mundo inaprensible, frustrante, frío; un mundo como metido dentro de un condón.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

San Sebastián 2018

LO + VISTO

Por delante y por detrás

Últimos artículos del autor







Nuestros autores