John Oliver, Edward Snowden y una foto-pene - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
UOC – Dic17 – Banner cabecera
Buscar
728 x 90

Pérdida de series

John Oliver, Edward Snowden y una foto-pene

John Oliver, Edward Snowden y una foto-pene

Last Week Tonight, el programa de noticias satírico de la HBO, sigue sumando seguidores con su periodismo viral (¿y banal?). Aunque Pérdida de series sea un título de blog que me adscriba a un género bastante específico, ya sabéis que siempre me permito ciertas licencias para escribiros sobre fenómenos alejados de la ficción. Pasó con Survivor

Last Week Tonight, el programa de noticias satírico de la HBO, sigue sumando seguidores con su periodismo viral (¿y banal?).

Aunque Pérdida de series sea un título de blog que me adscriba a un género bastante específico, ya sabéis que siempre me permito ciertas licencias para escribiros sobre fenómenos alejados de la ficción. Pasó con Survivor y siento ahora la necesidad de que ocurra con Last Week Tonight with John Oliver, el programa satírico de noticias de la HBO.

Lo creo imprescindible porque ahora que Stephen Colbert y Jon Stewart abandonan la primera línea de los noticiarios satíricos, John Oliver es más importante que nunca. Su llegada el año pasado casi coincidió con la de Jimmy Fallon como líder de funciones en los late night de la semana en la NBC, y es una simultaneidad significativa.

Last Week Tonight. John Oliver

Tanto Oliver como Fallon, uno los domingos y el otro todos los días de entre semana, han abogado por una propuesta que busca la viralización de sus contenidos. Esto es, crear un momentazo breve (de entre 1 y 5 minutos) que encaje en los formatos que demanda el usuario joven que comparte vídeos en redes sociales.

Y así ha sido. Vídeos como la lip-sync battle de Emma Stone o el rapeo de Daniel Radcliffe han reventado internet con millones de visitas. La primera, casi que incluso ha precipitado la producción de un programa especializado SÓLO en lip-sync battles en el canal de estupideces por antonomasia, Spike. Claro que el acercamiento de Oliver es diferente.

Emma Stone y Jimmy Fallon

Mientras que The Tonight Show de Jimmy Fallon repasa la actualidad de forma superficial y sus entrevistas son meros actos promocionales, Last Week Tonight entra de lleno en las noticias de la semana. Busca darle importancia a hechos que pasan desapercibidos o que no reciben la atención mediática prominente que sí tienen otros. Ya sabemos que a Estados Unidos el amarillismo le va más que a los Minions.

En la segunda temporada que está emitiendo HBO desde hace unas cuantas semanas, John Oliver ya ha arremetido contra las empresas tabacaleras -y su influencia en países desprotegidos-, la liga de baloncesto universitaria (NCAA) -y su polémica jerarquía de pagos- o la vigilancia gubernamental sobre el ciudadano -y las leyes que lo legitiman-. Pero el foco que nos interesa está en otro lado.

Oliver y su equipo buscan la implicación de los espectadores, ya sea a través de hashtags o de producción de contenido ajena. El año pasado, por ejemplo, ofrecieron material bruto de perros vestidos con togas para que los youtubers editaran vídeos con los archivos de audio del Tribunal Supremo estadounidense (rodar en sala está prohibido). Puede que nadie se interesara por la conversación de varios altos jueces sobre tal o cual derecho civil, pero poned a un bulldog francés y a un schnauzer mediano charlando de justicia y veréis como la cosa cambia un poquito.

Last Week Tonight. John Oliver

Para arremeter contra las empresas tabacaleras, Last Week Tonight ya creó a Jeff, el pulmón enfermo, pero es Edward Snowden el que me trae aquí esta semana. El ahora residente en Rusia, y enemigo de los Estados Unidos por la información que filtrara hace ya casi dos años sobre la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), fue entrevistado en Moscú por Oliver y la repercusión de aquella conversación ha provocado quejas por parte de los periodista más puristas. Porque hay debate.

El diálogo traía consigo, de forma bastante obvia, discursos de Snowden sobre seguridad internáutica, teorías técnicas y declaraciones demasiado densas para lo que Oliver quería (¿o necesitaba?). A media entrevista, el presentador cambió de rumbo y pidió a Snowden que relacionara el tema con una foto del pene de Oliver. De nuevo, una búsqueda de la banalidad para conseguir que la información resulte atractiva al usuario que comparte después en redes sociales.

Pocos habrían publicado en sus perfiles aquellos vídeos sobre la lucha ucraniana o venezolana de no ser por las (bellas) chicas que los protagonizaban, de la misma manera que nadie iba a cambiar su contraseña si no llega a ver a Edward Snowden proponiendo establecer ‘MargaretThatcherIs110%Sexy’ como clave en un programa de televisión como el de Oliver.

La viralización es un problema para el periodismo cuando tiñe de amarillo la información que el ciudadano requiere (y a las noticias más leídas de cualquier diario nacional me ataño), ¿pero qué sucede cuando fusionamos viralidad (o banalidad) con esa información necesaria? Da para discusión dominguera en mesa de cuñados.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

UOC Dic17 – Robapaginas 1

LO + VISTO

Curiosite 2017

Últimos artículos del autor







ART Bancaja

Nuestros autores




Pels Pels – Teatre Talia



UOC Dic17 – Robapaginas 2